Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Un canadiense escarba en el pasado de La Vera

Hoy.es | 22 agosto 2009

El forense Derek Congram ha buscado restos humanos enterrados en varios países del mundo; ahora lo hace en la provincia de Cáceres LA primera vez que el forense canadiense Derek Congram visitó España lo hizo para trabajar, ayudando en las exhumaciones de Uclés (Cuenca) en el año 2006, donde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica recuperó restos pertenecientes a más de 400 cadáveres.

Desde entonces ha continuado colaborando con la asociación, admirado por su dedicación y la peculiar coyuntura nacional, diferente al resto de países en los que ha buscado fosas comunes procedentes de contiendas militares.

Ahora, se encuentra en la comarca de La Vera, excavando para encontrar restos de desaparecidos en la Guerra Civil.

Cuenca, Cáceres… Parece claro que España le resulta interesante. «El contexto de estos trabajos me interesó porque es distinto de lo que hago normalmente. Suelo trabajar para el Estado de Canadá o para las Naciones Unidas», asegura este experto en una pausa en su labor. «Aquí vi que estaban intentando hacer el mismo trabajo, pero sin el apoyo del Estado. Incluso, en algunas circunstancias, en contra de él. Socialmente me interesó mucho, ya que es un contexto muy distinto, a pesar de tratarse del mismo trabajo», añade.

Viejos testimonios

Para Congram, una de las mayores dificultades de su labor actual es el tiempo que ha pasado desde la contienda. «Es una labor complicada, principalmente porque estamos dirigidos por testimonios de personas que en aquella época tenían pocos años de edad y vivieron una experiencia muy traumática. Ahora, estas mismas personas son mayores», afirma.

En cambio, cuenta que en otros países «solemos hablar con testigos de eventos que ocurridos hace uno, dos o tres años».

Esto hace que en ocasiones el testimonio que les guía no sea muy fiable debido al paso del tiempo o a otras circunstancias. «Pero seguimos buscando de la misma manera y con los mismos métodos, pero con menos información», incide’

Excavar en La Vera tiene además un plus de dificultad, debido a la composición de su subsuelo. «Cada lugar tiene diferentes características. Después de 80 años los huesos, suelen estar muy bien conservados, pero he hablado con gente con mucha experiencia en este lugar y me dicen que, por la composición del subsuelo, los restos se descomponen muy rápidamente».

En esta situación, el desánimo es otro enemigo a tener en cuenta. «Puede ocurrir que encontremos una fosa sin nada, solo esté el hueco. No es la primera vez que se encuentra una fosa con una suela, monedas,… y nada más».

Robos

Los problemas no son sólo naturales, también pueden tener forma humana. «Se han dado otros casos, como en Bosnia. Quienes mataron a las víctimas o sus colaboradores robaron los cu erpos para esconderlos mejor. Nosotros encontramos una fosa, un hueco donde sólo había zapatos y pies dentro. Utilizaron una máquina para excavar y llevarse los cadáveres, pero los cortaron a la altura de los tobillos, donde claramente estaban marcados los dientes de la pala de la máquina. Por eso supimos que allí hubo cuerpos».

Pero hay más posibilidades. «En el caso de la suela puede ser que los propios familiares exhumaran el cuerpo para darle sepultura en otro lugar, por lo que solo puedes decir que ‘tal vez’ hubo cuerpos».

http://www.hoy.es/20090816/regional/canadiense-escarba-pasado-vera-20090816.html