Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Caso Mauthausen, Noticias

La Audiencia ordena capturar a tres nazis por asesinar a más de 4.400 españoles

El Comercio, 18.09.09 | 20 septiembre 2009

El presidente del Equipo Nizkor, Gregorio Dionis, se felicitó por el procesamiento de los tres ‘Totenkopff”MELCHOR SÁIZ-PARDO | MADRID

La justicia española procesó ayer por primera vez en su historia a tres responsables del holocausto nazi. El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó la búsqueda y captura internacional de Johann Leprich, Anton Tittjung y Josias Kumpf, miembros de los batallones de la Calavera (Totemkopf-Sturmbann) de las temidas SS, que trabajaron en los campos de concentración de Mauthausen (Austria) y Sachsenhausen y Flossenbürg (Alemania) entre 1940 y 1945, y en los que murieron no menos de 4.460 españoles.

Quince meses después de que un superviviente republicano de Mauthausen, David Moyano, y tres familiares directos de otros torturados por los nazis presentaran en la Audiencia Nacional una querella por la matanza de ciudadanos españoles, el magistrado ha decidido que hay pruebas suficientes para acusar a los tres ex nazis (que en la actualidad tienen entre 84 y 85 años) de «complicidad en genocidio y delito de lesa humanidad».

Leprich y Anton Tittjung residen en Estados Unidos, aunque han perdido la nacionalidad norteamericana por haber ocultado su pasado nazi, y Josias Kumpf se encuentra en Austria. El juez, que decretó ayer el ingreso incondicional en prisión de los tres procesado, ordenó a Interpol y a las autoridades policiales europeas que procedan de inmediato a su localización y proceder a su entrega.

Cuarto guardia

La querella de los supervivientes españoles también se dirigía contra un cuarto guardia nazi del campo de Flossenbürg, John Demjanjuk, quien el pasado mayo fue extraditado desde Estados Unidos a Alemania para ser juzgado allí como criminal de guerra por el asesinato de cerca de 30.000 personas en el centro de exterminio de Sobibor, en Polonia. El instructor no procesa a Demjanjuk a la espera de conocer los pormenores del proceso abierto en Alemania, ya que aunque se trate de diferentes asesinatos, los delitos de lesa humanidad serían los mismos y no cabría enjuiciarle en España si la justicia germana sienta al ex guardia nazi en el banquillo.

El magistrado Moreno, que se apoya en la documentación aportada por las víctimas españolas y por sentencias como la del proceso de Nuremberg, relata las atrocidades en los campos en los que estuvieron destinados los ahora procesados. En Mauthausen, donde trabajaron Johann Leprich y Anton Tittjung, estuvieron confinados entre 1,5 y 2 millones de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial, entre ellos 7.000 españoles. En ese centro de exterminio encontraron la muerte cerca de 200.000 almas, de las que 4.300 eran españoles.

Cada día fallecían entre 200 y 400 internos. «Los prisioneros eran sometidos a inanición, palizas, torturas y asesinatos por diversos métodos, incluyendo el gaseamiento, la horca, el estrangulamiento, la administración de inyecciones en el corazón, la electrocución, los golpes, los ahogamientos, las cremaciones, la muerte por hambre y la ejecución», relata el instructor.

Experimentos

La situación en Sachsenhausen, donde sirvió Josias Kumpf, fue similar. Ese centro, que estuvo activo desde 1936 a 1945, albergó a 200.000 prisioneros. Y la mitad no sobrevivió. Los métodos de exterminio fueron más sofisticados que en Mauthausen: ejecuciones con balas que explotaban en el interior del cuerpo, «operaciones quirúrgicas de carácter criminal», «experimentos con prisioneros», la «gimnasia como método de exterminio» o el sometimiento al frío extremo.

Sachsenhausen era un campo para extranjeros y allí terminaron un número indeterminados de republicanos españoles que las autoridades francesas colaboracionistas comenzaron a deportar desde la ciudad de Compiègne a partir de 1943. Allí, según la querella, fallecieron entre 85 y 100 españoles. Francisco Largo Caballero, presidente del Gobierno de la República entre 1936 y 1937, sobrevivió a su paso por estas instalaciones, aunque murió un año después de su liberación por las secuelas de las torturas.

En el campo de Flossenbürg, las tropas norteamericanas que liberaron las instalaciones certificaron que de los 155 internos españoles recluidos fueron asesinados 60.

Uno de los documentos clave para el procesamiento de los tres nazis, y hasta ahora inédito, ha sido el ‘libro de la muerte’ o ‘Totembuch’ de Mauthausen. Los especialistas del Equipo Nizkor -el colectivo de defensa los derechos humanos promotor de la querella judicial junto a los supervivientes- han localizado al menos 400 nombres y filiaciones de españoles asesinados. Es la primera vez que se documenta a este nivel el exterminio masivo de republicanos a manos de los nazis.

El presidente del Equipo Nizkor, Gregorio Dionis, se felicitó por el procesamiento de los tres ‘Totenkopf’. «Confiamos poder verlos sentados en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional y que este paso sirva de antesala para reclamar responsabilidades a los españoles que colaboraron con el Tercer Reich en la deportación de los refugiados republicanos a los campos», dijo.

http://www.elcomerciodigital.com/20090918/politica/audiencia-ordena-capturar-tres-20090918.html