Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La memoria selectiva del Ayuntamiento de Granada

Público, 01-09-2008 | 1 septiembre 2009

El PP retira una placa a los fusilados y mantiene una estatua a Primo de Rivera

PURA RAYA/OLIVIA CARBALLAR – GRANADA / SEVILLA – 01/09/2009 08:00

¿A quién le molesta una placa pequeña ubicada en un rincón de una tapia mientras existe un monolito al fascismo en pleno centro de la ciudad?”, se pregunta Francisco Vigueras, vocal de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada (ARMH). A juzgar por los últimos acontecimientos, la respuesta es clara: al PP. El equipo que gobierna el Ayuntamiento de Granada ha retirado una placa de la tapia del cementerio, colocada el pasado 24 de julio por familiares de víctimas de la Guerra Civil. Allí fueron fusiladas más de 2.500 personas, según la asociación.

Sin embargo, la diligente actuación del PP en este caso contrasta con su insistente rechazo a retirar una estatua dedicada a Primo de Rivera instalada en una céntrica plaza en 1953, como han solicitado IU, PSOE y la Abogacía del Estado en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. “En vez de histórica, la memoria del PP granadino es selectiva, nos parece un gesto de nula sensibilidad hacia las víctimas”, denuncia el portavoz del PSOE en el consistorio, Isidro Olgoso. Su partido presentará este mes una moción para que la placa sea colocada oficialmente por el ayuntamiento.

¿Por qué se suprime un símbolo y se mantiene otro? El alcalde en funciones, Juan García Montero (PP), insiste a Público en que se trata de dos casos distintos. La retirada de la placa afirma se debe a la existencia de una zona dentro del cementerio, “acordada por consenso de todos los grupos políticos”, en homenaje a todos los fallecidos: “También los que durante la guerra perdieron la vida en aquel entorno”, explica. “El monolito, sin embargo, tiene un valor escultórico y artístico, una de las excepciones que recoge la Ley de Memoria Histórica, y eso justifica mantenerlo”, añade.

La explicación del ayuntamiento ni convence a la oposición ni satisface a la ARMH, que califican de provocación su actuación. “Cada cementerio es un espacio para el recuerdo, pero cuando existe una circunstancia especial, como es la guerra, hay que hacer un homenaje; lo que demuestra el PP es que quiere poner silencio y olvido”, explican los defensores de la placa.

Dos sensibilidades

La ARMH exige, además, que esa tapia, donde hubo hasta 80 fusilamientos al día durante tres meses, sea declarada lugar histórico. En los próximos días, la Junta de Andalucía, a través de la delegación de Cultura en Granada, estudiará si es factible. García Montero aseguró ayer que el ayuntamiento acatará cualquier decisión administrativa, pero advirtió: “En estas cuestiones, las instituciones deben actuar con sensibilidad”. La misma que pide la ARMH para las víctimas de la Guerra Civil.

La lucha por esta causa puede ser tan larga como la emprendida por el monolito del dictador, que ha terminado en los tribunales. La ARMH y la Abogacía del Estado han presentado sendos recursos contra el acuerdo plenario del ayuntamiento en el que el PP desestimó retirar la escultura por ser “una obra de arte”. La supuesta “obra de arte” son cinco brazos que saludan con la mano extendida y unas alas de águila que se abren sobre ellas.

El abogado de la ARMH, Antonio José Vélez-Toro, señaló que los informes de especialistas han desechado el supuesto valor artístico de la pieza, entre otras cosas, porque no aparece ni en guías ni en los libros de historia del arte. Además, afirma que su instalación contravino los procedimientos administrativos del franquismo, pues no contó con el correspondiente acuerdo municipal que la autorizara. “En el mejor de los casos, estamos ante un ilícito urbanístico”, concluyó.

http://www.publico.es/espana/247357/memoria/selectiva/ayuntamiento/granada