Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

300 personas homenajean en Zarautz al etarra fusilado por Franco ‘Txiki’

| 27 octubre 2009

Prohibido por el juez Velasco el 27 de septiembreEuropa Press | San Sebastián. Actualizado lunes 26/10/2009

Cerca de 300 personas homenajearon en Zarautz a Jon Paredes Manot ‘Txiki’, miembro de ETA fusilado en 1975 durante el franquismo, con una marcha y posterior acto en el cementerio de la localidad guipuzcoana en el que estuvieron presentes familiares, amigos y representantes del colectivo Ahaztuak 1936-1977.

El acto, convocado por vecinos de Zarautz, tenía como objetivo mostrar el apoyo a la familia de ‘Txiki’, tras lo sucedido el pasado 27 de septiembre cuando la Ertzaintza impidió la celebración del homenaje que se realiza anualmente a Paredes por orden de la Audiencia Nacional.

La marcha partió del domicilio de la madre de ‘Txiki’, Antonia Manot, quien estuvo acompañada por varios de sus seis hijos y recibió emocionada varios ramos de flores entre aplausos. Los participantes en el homenaje, entre los que se encontraba la parlamentaria de Aralar Aintzane Ezenarro y representantes de la izquierda abertzale como Itziar Aizpurua, Doris Benegas o Antxon Gómez, acudieron en manifestación hasta el cementerio de la localidad acompañados por varios txistularis.

Ante la tumba de ‘Txiki’, cubierta por una ikurriña y una bandera republicana, el portavoz del colectivo Ahaztuak 1936-1977, Martxelo Álvarez, aseguró que con el acto pretendían “acabar una cosa que no nos dejaron terminar” el pasado 27 de septiembre cuando “hombres uniformados con toda la parafernalia represiva” obligaron a los presentes en el homenaje a abandonar el cementerio “con unas formas que distaban mucho de ser las correctas”.

Álvarez remarcó que esa actuación de la Ertzaintza respondía “no a una voluntad” del consejero de Interior, Rodolfo Ares, sino a la del juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional, quien enmarcó los actos de homenaje a las víctimas del franquismo programadas para ese día dentro de las convocadas por otras formaciones consideradas ilegales con motivo del ‘Gudari Eguna’.

‘Agresividad’

En esa línea, criticó la “agresividad” que tuvieron los agentes en el citado acto y señaló que en el mismo “mostraron a las claras el talante que tienen para una parte de las víctimas”.

“Era un homenaje a cinco combatientes que murieron asesinados por el régimen franquista. Nosotros no glorificamos la forma de lucha de ninguno de ellos pero sí decimos, alto y claro, que contra un régimen fascista cualquier forma de lucha es correcta y la hacemos nuestra. No entramos a glorificar ninguna, pero tampoco a descalificar ninguna”, subrayó.

Tras agradecer todas las muestras de “cariño y solidaridad” y la “determinación” del pueblo de Zarautz para volver a organizar el homenaje a ‘Txiki’, Álvarez remarcó que “la determinación de la memoria” es la que mueve a muchos familiares a “seguir buscando por las cunetas de Euskal Herria y de todo el Estado esos huesos que todavía están enterrados y a buscar esa justicia que todavía no nos es concedida”.

Finalmente, remarcó que “no tenemos que doblar ni una vez la rodilla ante cualquier prohibición de cualquier homenaje” porque eso es para el colectivo Ahaztuak “defender la memoria histórica, democrática y antifascista de Euskal Herria y un futuro más democrático para todos”. “Que nadie tenga que ver prohibido el homenajear a sus familiares porque hay un esquema democrático que en vez de avanzar está retrocediendo”, concluyó.

Apoyo

Una vecina de Zarautz fue la siguiente en tomar la palabra, para denunciar los sucedido el pasado 27 de septiembre y calificar de “vergonzosa” la prohibición de un homenaje “a un asesinado por un dictador”. Además, pidió a Antonia, madre de ‘Txiki’, que olvidase las “palabras soeces” que escuchó entonces y que guardase “el cariño de los ojos” de los vecinos del pueblo.

Previamente al acto, la parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, en declaraciones a los periodistas, dijo no querer tomar protagonismo en el mismo pero insistió en que “todas las víctimas sin exclusión tienen derecho a la memoria”, algo que consideró que “no es exclusivo de unas víctimas, como parece que quieren dar a entender alguno de los partidos políticos”.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/25/paisvasco/1256486983.html