Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Con Cristino García en la memoria

Lne.es, Avilés- Gozón, | 9 octubre 2009

Los familiares del guerrillero gozoniego que luchó contra los nazis y recibió la Legión de Honor francesa repasan sus años de vida y piden su reconocimientoEl Ferrero / Zeluán, Illán GARCÍA

El guerrillero Cristino García, héroe de la Resistencia francesa contra los nazis, era el mayor de seis hermanos: Floro, José María, Milio, María y Celia. Nació allá por el año 1913 en Casa Velín, en la finca de Los Folgueros, en El Ferrero, cerca de lo que hoy se conoce como el Semáforo de Peñas. Así lo explica Benjamín Suárez, amigo de la infancia de Cristino. «Me daba libros para leer», dice Suárez, que relató que pese a que este luchador republicano era ocho años mayor que él, gastaban una buena amistad. Por circunstancias de la vida Benjamín se casó con María García, hija de un primo de Cristino, José Bernaldo. «Se trataban como hermanos y a mí me quería mucho», comenta María.

Cristino vivió en El Ferrero los primeros años de su vida. «En 1919 nació José María, su hermano y por aquella época la familia ya vivía en Castrillón», relata esta pareja que aún pasa sus días en El Ferrero. Pero él, pese a vivir cerca de Piedras Blancas, solía venir a ver a su primo José Bernaldo a su pueblo natal, añaden. «Cristino García era un tipo alto, que medía sobre 1,80 metros», describe Benjamín Suárez.

La primera juventud de García se desarrolló entre Castrillón y la parroquia de Viodo. Los primeros cortejos y sus primeras andanzas políticas. Fue en 1930 cuando se afilió a las Juventudes Comunistas y desde entonces, cambió su vida tranquila por la lucha política. Cuando Cristino llevaba dos años de militancia en el PCE, nació su hermana y ahijada Celia. «El era el único que me llamaba Celina», comenta la hermana pequeña del guerrillero fusilado por las tropas franquistas allá por el año 1946.

Celia García apenas pudo disfrutar de su hermano, pese a todo, en la correspondencia que mandaba Cristino a su familia siempre le dedicaba unas líneas a su Celina. Hoy en día, la ahijada de Cristino García guarda con mimo todos los recortes de prensa y artículos en los que se nombra a su hermano. La ahijada del guerrillero mantiene como oro en paño dos cartas enviadas por Cristino García desde la cárcel madrileña donde pasó sus últimos días. A su lado, una cartilla personal. En uno de esos escritos, hoy plastificados, Cristino García narra que está preso en Madrid y pide a su familia que no «pase pena porque no es nada grave, es un delito político». En esta carta, García explica a su familia que está casado con Mimy Romaguera, una francesa de 25 años -él por aquel entonces tenía 33- «que no es fea y naturalmente es buena» y le comunica a sus padres «que aún no tienen ningún nieto». Esta carta fechada el 25 de enero de 1946 es una de las últimas que Cristino García mandó a su familia ya que en marzo de ese mismo año, tras un consejo de guerra sumarísimo, fue fusilado

http://www.lne.es/aviles/2009/10/09/cristino-garcia-memoria/818627.html