Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

El debate en el Congreso sobre los enterramientos sin consentimiento en el Valle de los Caídos

Eduardo Montagut, 05-10-2009 | 7 octubre 2009

El Valle de los Caídos no es un cementerio normal. Es un monumento levantado por un dictador para ser enterrado y para glorificar su victoria sobre media EspañaEn el Congreso se acaba de debatir una propuesta presentada por ICV y Nafarroa Bai sobre identificación y pago de exhumaciones de aquellas víctimas del franquismo cuyos restos estén en el Valle de los Caídos sin el consentimiento de las familias. Dicha propuesta fue apoyada por el PSOE. Al parecer, el estado pagará todo este trabajo, bajo el argumento del compromiso del Ministerio de la Presidencia de entregar subvenciones en el marco de la Ley de la Memoria Histórica. El gobierno reconoce el asunto del robo de cuerpos que no fue recogido en dicha ley.

El Partido Popular votó en contra de la devolución de los cuerpos porque el Valle de los Caídos debe regirse como cualquier otro cementerio, y estas materias en este país las competencias son municipales o autonómicas. Además, se alude a que la idea del gobierno franquista era avisar a las familias. El último argumento puede ser calificado de comparativo, es decir que el diputado Jorge Fernández, comparó el Valle de los Caídos, monumento levantado a mayor gloria de un dictador y de su victoria, con el cementerio de Omaha Beach en Normandía, donde descansan los héroes que murieron en el Desembarco que permitió el principio del final de la pesadilla nazi.

En primer lugar, el Valle de los Caídos no es un cementerio normal como los que hay en todas las localidades españolas donde descansan los restos humanos de los ciudadanos y ciudadanas. Es un monumento levantado, como decía antes, por un dictador para ser enterrado y para glorificar su victoria sobre media España. Al parecer, el señor Fernández no conoce muy bien la Historia de España. Por lo tanto, parece normal -además de que pertenece al Estado- que sea una institución tan importante como el Parlamento la que tome decisiones al respecto, es decir, que se organice un proceso de identificación y de devolución de los restos humanos de las víctimas a las familias que lo estimen oportuno.

En segundo lugar, hay pruebas fehacientes de robos de cuerpos. Se trata de un delito cometido por un Estado, y es obligación de su heredero resolver el asunto, y restañar el daño causado, ¿o deben ser las familias las que costeen la identificación del cuerpo, y su traslado cuando nunca dieron su consentimiento, ni tuvieron ninguna responsabilidad en aquellas acciones?. Este argumento demuestra una gran falta sensibilidad de nuestra derecha a ciudadanos españoles, esa derecha que siempre nos recuerda que es la verdadera garante o interpretadora de los sentires y pareceres de los españoles. Debemos recordar que estamos en un Estado de Derecho, que reconoce, ampara y garantiza los derechos de los ciudadanos, de todos, hasta de los que son herederos de los que perdieron la guerra, y fueron aniquilados.

Y, por fin, ¿qué podemos decir de la comparación?, ¿otro problema de ignorancia histórica?

La larga sombra del franquismo que no cesa.

 

Los datos para redactar este artículo han sido consultados en el siguiente enlace, aunque las opiniones son propias:

http://www.publico.es/espana/256614/gobierno/censar/enterrados/valle/caidos

 

http://lacomunidad.elpais.com/memoria-historica/2009/10/4/el-debate-el-congreso-sobre-enterramientos-del-valle-de-2