Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Los Lorca ponen condiciones a la identificación

Público, 05-10-2009 | 6 octubre 2009

La familia del poeta baraja ahora pedir la prueba de ADN si no logra frenar la exhumaciónARSENIO ZURITA ÁNGEL MUNÁRRIZ – SEVILLA – 05/10/2009

 Miembros del Instituto Andaluz de Geofísica trabajan en la zona donde se cree que se encuentra enterrado el poeta . – Los herederos de Federico García Lorca insisten en anteponer su voluntad al reconocimiento de que el destino del poeta, como su obra, sea patrimonio de la humanidad. Los Lorca no quieren que el cadáver sea exhumado de la fosa de Alfacar (Granada), donde supuestamente se encuentra. No obstante, al estar el Gobierno andaluz resuelto a abrir el enterramiento y sacar todos los huesos para satisfacer la demanda de los familiares de otras dos víctimas, la familia se muestra ahora dispuesta a solicitar a la Junta la identificación de los restos del poeta.

Esa es la postura de la familia Lorca, expresada en las alegaciones sobre el proceso de apertura de la fosa y en las puntualizaciones realizadas a Público por Laura García Lorca, sobrina nieta del poeta. “No queremos de ningún modo que, si se sacan sus huesos, sean enviados al cementerio de Alfacar, que no tiene nada que ver con él”, explica Laura García Lorca, que insiste en que la identificación, en caso de realizarse, se haría de forma “íntima y sin exhibición”.

El protocolo de exhumaciones andaluz señala que los restos no identificados “se inhumarán en el cementerio de la población donde se halla la fosa o en el lugar autorizado por la administración competente”, lo que hace temer a Laura García Lorca que acaben en el cementerio de Alfacar.La familia reclama en las alegaciones que todo el paraje en el que se encuentra la fosa de Alfacar, en el barranco de Víznar, sea declarado oficialmente como enterramiento. Los seis firmantes del texto, de siete folios, manifiestan su deseo de que los restos de Lorca “no sean removidos” de allí.

La Junta ha expresado su determinación de abrir la fosa para identificar los restos del maestro Dióscoro Galindo y del inspector de tributos Fermín Roldán, algo que exige exhumar todos los huesos que se encuentren. La familia Lorca responde: “Si se procediese a la exhumación de los restos, nos reservamos el derecho a identificar los de nuestro tío y a disponer de los mismos”.

El resto de las víctimas

La familia reitera en sus alegaciones su ya sabido punto de vista patrimonialista sobre el cadáver, que tanto irrita a la mayoría de asociaciones de memoria histórica. Pero esta vez recurre, para defender su postura, al resto de víctimas enterradas en la zona. Los familiares insisten en que Lorca no debe ser “singularizado ni apartado de las otras víctimas de la represión en Granada”, ya que “ha llegado a ser emblema de todas” por correr la muerte de muchos otros.

En el texto lamentan que el proceso de apertura y exhumación de la fosa deje al margen a los “cientos o incluso miles” de muertos de las inmediaciones. La familia denuncia que se crean con ello “tres categorías” de víctimas. En primer lugar, “las que sean identificadas por sus familiares, que dispondrán de sus restos”. Aquí se encuadraría el banderillero Francisco Galadí y el inspector de tributos Fermín Roldán, cuyas familias han reclamado a la Consejería de Justicia la identificación de los restos.

El segundo grupo, según los Lorca, sería el de “aquellos cuyos restos no sean identificados, que serán trasladados a una segunda fosa, esta vez en un cementerio municipal”. Esta es la situación que la familia quiere evitar a toda costa que ocurra con Lorca.

La tercera categoría es la de “las víctimas que no han merecido el interés de la asociación solicitante [en este caso la granadina], que quedan sin protección alguna”.

Esta afirmación supone un reproche en toda regla a la Junta de Andalucía, que se suma a otras muchas apreciaciones críticas en las alegaciones. “¿Es eso lo único que podemos esperar?”, se preguntan en el texto. Desde la Consejería de Justicia se insistió ayer en “el respeto y la prudencia” como única declaración oficial.

Unas alegaciones que no frenan el plan de apertura

Las alegaciones de la familia Lorca no paralizarán en ningún caso la apertura de la fosa, que se abrirá a demanda de los familiares de Francisco Galadí y Fermín Roldán. Lo que sí queda en manos de los herederos del poeta es la identificación del cadáver, que sólo se hará si ellos aportan ADN.

La Junta, desde el inicio del proceso, ha garantizado reiteradamente a la familia Lorca que, si no lo desea, el poeta no sería identificado.

http://www.publico.es/espana/258093/lorca/ponen/condiciones/identificacion