Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Negacionismo y PP

Xulio García Bilbao. Foro por la Memoria de Guadalajara, | 15 octubre 2009

Para algunos, parece que los nazis que mataban republicanos españoles, “eran menos nazis” que cuando mataban judíosTras el nombramiento del nuevo secretario general del PP de Valencia, César Augusto Asencio, motivado por el  “gürkelazo” a  Ricardo Costa, se ha difundido que el nuevo secretario general entrante escribió en 1979 un artículo negando el Holocausto nazi.  Este “demócrata” de toda la vida (como tantos en el PP), entre otras lindezas, afirmaba en la transición que el Holocausto era un montaje de propaganda judía y otras barbaridades semejantes.

El partido Iniciativa del Poble Valencià ha pedido inmediatamente su dimisión, y la misma tarde de su nombramiento, el PP de Valencia, que no vive precisamente su mejor momento, ha emitido un comunicado donde Asencio se vió obligado a retractarse públicamente, afirmando, patéticamente, que fue un “error de adolescencia”, pues el autor contaba con 17 años cuando escribió el citado artículo de opinión para el diario ” “Información de Alicante”.

Asencio, militante de AP desde 1981 y alcalde de Crevillent desde 1995, ha acudido presuroso a dejar bien claro, que cree y defiende “los principios democráticos como es deber de todo valenciano y español”.

Es curioso ver que el principal partido de la derecha española, crea necesario ese distanciamiento del revisionismo nazi, y sin embargo, asuma plenamente el revisionismo español, o cuando menos, la equidistancia entre golpistas y defensores de la legalidad democrática.

Cuando uno se afirma como demócrata, debe uno saber que extensión tiene esa afirmación en el espacio y en el tiempo. Es decir, si lo que uno considera “bueno” desde un punto de vista democrático para la España de 2009, es decir, defender las libertades democráticas y rechazar el golpismo, no lo es para 1936. Igualmente, podríamos preguntarnos si lo que es “bueno” desde un punto de vista democrático para España, no lo es para otros países, y se apoya el golpismo o la violación de libertades en otras latitudes. Aunque, claro está que mucho no podemos esperar de quien, según parece, obtuvo su alcaldía en 1995, gracias al voto de un concejal de Falange Española en el ayuntamiento de Crevillent.

Habría que preguntarle al señor Asencio, ahora que parece que ha querido dejar clara su sensibilidad democrática. ¿Hasta donde es capaz de llegar defendiéndola? Suponemos, gracias a su rectificación, que Asencio considera (ahora) un crimen el asesinato de judíos en los campos de concentración nazis. (Es un avance, sin duda). Es decir, los nazis hicieron mal matando judíos, esto parece claro. Ahora, díganos, señor Asencio,  ¿Hicieron mal deportando a 554 valencianos? Sabemos que al menos 112 alicantinos murieron en Mauthausen. Concretamente de Crevillent, pueblo de Asencio,  fueron 3 los republicanos que dejaron su vida en este “Stalag”. ¿Acaso estos no merecen reconocimiento público?  Para algunos, parece que los nazis que mataban republicanos españoles, “eran menos nazis” que cuando mataban judíos.

Cuando el PP comenta que en la España de Franco se vivía con “extraordinaria placidez”, Cuando el PP se niega en sus ayuntamientos a condenar el franquismo, cuando se niega a retirar los nombres franquistas de las calles (más de 50 en Alacant por ejemplo), cuando mantiene en nuestras ciudades espacios de homenaje público a criminales de guerra, cuando minimiza o niega los crímenes franquistas o busca equidistancias entre víctimas y verdugos, insulta a todas las victimas del franquismo. Es lo mismo que negar el holocausto.

Por otra parte, cuando la izquierda oficial apoya o defiende una legislación que es incapaz de anular las sentencias de las víctimas del franquismo, cuando defiende un modelo de transición que garantizó precisamente la impunidad de esos crímenes, cuando no es capaz de hacer una legislación que considere delito la apología del franquismo, del golpismo, entonces, ¿De qué nos extrañamos? ¿Por qué nos rasgamos las vestiduras?

El “negacionismo” no es sólo negar el holocausto o minimizar los crímenes del franquismo, sino permitir que sus efectos sigan pesando sobre sus víctimas hoy en día. La verdadera “justicia histórica”, que no memoria histórica, está por llegar, mientras se permita que personajes como Asencio ocupen espacios públicos pretendiéndonos dar lecciones de democracia al tiempo que con sus acciones de gobierno siguen ofendiendo a las victimas del franquismo.

 

Xulio García Bilbao

Foro por la Memoria de Guadalajara,

 

Ver artículo de 1979 en:

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=653211&idseccio_PK=1008

 

foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

http://memoriaguada.0fees.net/