Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Por la vía de la Revolución

La Nueva España, | 25 octubre 2009

Políticos de IU, artistas e intelectuales conmemoraron los 75 años del Octubre del 1934 con un viaje en tren de Mieres a Gijón plagado de discursos, debates y actos culturalesMieres del Camino, Antonio LORCA

De tantos tiros que se dispararon «la madera de los fusiles quemaba», afirma Manolín el de Llorío, uno de los supervivientes de la Revolución de Octubre de 1934, que a sus 92 años se subió ayer al tren que salió de Mieres con destino a Gijón, con la intención de celebrar el 75º aniversario de aquel hecho histórico. La iniciativa «Un tren por la memoria» surgió de la Fundación Izquierda de Asturias, en colaboración con IU regional y las agrupaciones locales de Gijón, Oviedo y Mieres.

«No es sólo un acto de melancolía y de recuerdo del pasado sino que tiene mucho de presente, en un momento de crisis económica y de crisis política, reivindicar el interés general y reivindicar la política me parece muy importante y este acto de memoria es en buena parte eso», señalaba el diputado nacional Gaspar Llamazares antes de tomar la salida en Mieres. En esa línea, el coordinador de IU de Mieres, Luis Álvarez Payo, reivindicó «la memoria de aquellos miles de trabajadores que heroicamente y con mucho valor tuvieron la generosidad de luchar por unos ideales y por un mundo mejor». Para el histórico militante de IU, Víctor Díaz-Cardiel, esta revolución, que ahora conmemoran, significó la primera ocasión en la que «comunistas, anarquistas y socialistas se unieron para luchar juntos» y, en su opinión, fue «una de las cuatro revoluciones más importantes del mundo».

A las diez y media de la mañana y al grito de «viajeros al tren» lanzado por un ferroviario de Rioturbio llamado Agustín Fernández, un personaje interpretado por el actor Alberto Rodríguez, partieron los 200 viajeros de esta expedición en dos vagones de Feve. El objetivo era emular el camino de los revolucionarios haciendo paradas en las estaciones de Oviedo, Trubia, El Berrón y, finalmente, Gijón.

Los vagones se dividieron de tal manera que en uno se agruparon todos los políticos: el diputado del Congreso Gaspar Llamazares, el coordinador general de IU de Asturias, Jesús Iglesias, la consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado, Noemí Martín, el histórico dirigente del PCE y presidente de la Plataforma para la Paz y la Memoria de la antigua cárcel de Carabanchel, Víctor Díaz-Cardiel, entre otros. En este vagón la charla giró en torno a aspectos como la memoria desde el punto de vista político o la Ley de Memoria histórica, que, para la mayoría de los participantes, se queda corta.

En el otro vagón se agruparon artistas e intelectuales como los miembros del grupo de folk asturiano Nuberu, el historiador Ramón García Piñeiro, el escultor Adolfo Manzano, el pintor Alejandro Mieres, el director de cine Ramón Lluis Bande, el escritor Ricardo Menéndez Salmón e incluso un cocinero, como Miguel Sierra, que iluminó a los asistentes con una disertación sobre la relación entre los olores y sabores y la memoria. A su vez se degustó una tarta de chocolate con un centro rojo de crema de azafrán. La memoria, en este vagón, se llegó a tratar hasta desde el punto de vista de la medicina.

Los organizadores, al pasar por un túnel de cuatro kilómetros camino de Gijón, un poco después de salir de la estación de El Berrón, prepararon una sorpresa para los asistentes y, acompañados por una música adecuada, apagaron las luces y dos de los asistentes, desde los dos extremos del tren, comenzaron a recitar poesía caminado hasta encontrarse en el centro. Asimismo, en cada una de las tres paradas que se realizaron hasta llegar al destino final en Gijón, hubo intervenciones.

La más emotiva la protagonizó Gaspar Llamazares, en la parada de Oviedo, donde glosó la figura de Aida de La Fuente, como un referente de la lucha obrera, muerta en el proceso revolucionario de octubre del 34, y que llegó a ser calificada como «La rosa roja de Asturias». Esta intervención estuvo acompañada por la música de Nuberu que, entre su repertorio, tiene una canción dedicada a este icono revolucionario.

Los participantes en este túnel del tiempo en el que se convirtieron los vagones de tren de Feve, llegaron a la estación de Gijón alrededor de las dos y media de la tarde. La salida, en Mieres, estuvo acompañada por el buen tiempo y el sol. Sin embargo, cuando llegaron a Gijón, el mal tiempo ya había comenzado y la lluvia obligó a los asistentes a ponerse rápidamente a cubierto. Algo parecido a lo que pasó hace ahora 75 años.

http://www.lne.es/cuencas/2009/10/25/via-revolucion/825368.html