Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Defensa guarda silencio ante Franco

Las Provincias, 08.11.09 | 9 noviembre 2009

El Gobierno tiene dos meses para cumplir su compromiso y retirar la estatua de Capitanía. No se contempla pagar el traslado del monumentoEn el Ministerio de Defensa buscan cómo cumplir la ley, pero sin crear un enfrentamiento con el Ayuntamiento de Valencia. Y de momento guardan silencio sobre sus planes para la estatua ecuestre de Franco, ubicada en Capitanía. LAS PROVINCIAS espera desde hace tres semanas una respuesta del Ministerio.

El objetivo es respetar la Ley de la Memoria Histórica y para ello debe retirar todos los símbolos franquistas de los acuartelamientos. El secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, fijó la fecha tope. En diciembre los edificios estarían ‘limpios’ de cualquier recuerdo del dictador.

Pero cumplir con la ley puede generar un problema con el Ayuntamiento de Valencia, propietario de la citada escultura que en su día presidió la plaza del Caudillo. Cuando se acordó su retirada en 1983, el Consistorio pactó con Defensa colocar la estatua en el patio de Capitanía. Y allí permanece desde hace más de 25 años. Ahora el problema será sacarla.

Capitanía envió al Ministerio hace ya varios meses una «relación» de todos los objetos susceptibles de ser retirados de acuerdo a la nueva ley. El inventario total de Defensa cataloga más de 300 elementos en toda España.

El informe de Capitanía

Además, el informe recogía un cálculo aproximado de cuánto dinero costaría retirar los símbolos franquistas. En el apartado dedicado a la estatua de Franco, el casillero estaba en blanco.

Este hecho no fue ni un olvido ni un descuido. Fuentes castrenses entendieron que si la estatua era propiedad del Ayuntamiento, el coste debería correr a cargo del Consistorio. No tiene mucho sentido que Defensa ‘guarde’ durante 25 años una escultura y luego tenga que pagar, además, el traslado.

Pero todavía existen más inconvenientes para complicar la situación. La estatua de Franco se introdujo durante unas obras en el acuartelamiento valenciano. Se colocó en el patio y, a continuación, se levantaron unas dependencias, hoy en día ocupadas por oficinas. Imposible que por donde entró, salga ahora.

Traslado complicado

Otras fuentes dudan de la posibilidad de que la puerta principal sea lo suficientemente grande para el monumento. También se preguntan cómo salvar el patio interior. El monumento es obra del arquitecto valenciano José Capuz, quien lo elaboró por encargo del Régimen. Se hicieron cuatro réplicas y se distribuyeron entre Ferrol, Madrid, Santander y la capital del Turia.

En el peor de los casos -y puede que el más probable- se tendría que contratar una grúa. ¿Y quién pagará el coste? Tampoco parece un ejercicio de máxima seguridad levantar por los aires una estatua de bronce de siete metros de altura y varias toneladas de peso.

Ninguna de las dos Administraciones parece dispuesta a asumir la factura económica. Y ahí estará, sin duda, la disputa. Al Ministerio de Defensa le quedan dos meses para cumplir su palabra.

http://www.lasprovincias.es/alicante/20091108/valenciana/defensa-guarda-silencio-ante-20091108.html