Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Federación Foros por la Memoria, Noticias

Diputación cubre un vacío en su memoria histórica

El Día en Castilla la Mancha, | 18 noviembre 2009

Homenaje a Gregorio Tobajas, el presidente provincial asesinado por el pranquismo

 

HOY. PROVINCIA

Diputación cerró ayer una de las heridas abiertas de su memoria histórica: el reconocimiento a Gregorio Tobajas, presidente de la Institución Provincial en los años de la guerra, republicano y fusilado por el Franquismo. La colocación de un retrato en la galería de presidentes provinciales resultó ilustrativa del gesto que, setenta años después, quiso devolver a Tobajas al lugar que le corresponde, como “defensor de unos ideales democráticos y constitucionales”, en palabras de quien ocupa hoy su mismo sillón, “con orgullo”, según remarcó María Antonia Pérez León.

    “Gracias por permitir que ésto se cierre de una vez”. Fue el discurso más breve, pero el más hondo. Estas diez palabras pronunciadas ayer en el Salón de Plenos por Francisco Tobajas, nieto del homenajeado, y seguidas de un sonoro aplauso, sintetizaron el sentimiento de alivio al ocupar un vacío en una memoria histórica guadalajareña en la que seguía doliendo la herida abierta por el fusilamiento en mayo de 1940 de quien presidió la Diputación entre 1938 y 1939.

COMPROMETIDO HASTA LA MUERTE

Tal y como recordó en el acto institucional de ayer la presidenta provincial, Tobajas nació en Sigüenza en 1907, fue ordenado sacerdote y en 1932 y dejó los hábitos para casarse por lo civil y luchar por sus ideales, siempre con especial atención a los más necesitados. Se afilió al PSOE y fundó la Federación Agroalimentaria de UGT en Guadalajara en enero de 1936, con 18.000 guadalajareños afiliados. En mayo de 1937 fue elegido diputado provincial y en marzo del año siguiente alcanzó la presidencia de la Institución.

    Durante casi un año al frente de la Diputación destacó por “dos proyectos que ocuparon la mayor parte de su gestión y que dicen muy bien cómo era”, según recordó Pérez León: la gestión del Hospital Civil, de especial relevancia en tiempos de guerra, y el Hogar de la Infancia, para huérfanos e hijos de padres que marchaban al frente. Como anécdota, en mayo de 1938 el Pleno provincial le agradeció que renunciase a 500 pesetas de gastos de representación para emplearlos en instalar una clínica de heridos de guerra en el Hospital Civil, según se recordó ayer.

    Su compromiso con la República le costó la vida. Al finalizar la guerra huyó a Alicante, trampolín del exilio cuando Franco toma definitivamente Madrid. Su intención era, como la de tantos otros republicanos, tomar un barco hacia el exilio, pero no lo logró. Fue trasladado con cuarenta presos a Guadalajara y en enero de 1940 fue juzgado y condenado por adhesión a la rebelión por la Auditoría de Guerra de Guadalajara, en uno de los más que dudosos juicios de aquellos primeros años de represión. Aunque le ofrecieron la conmutación de la pena a cambio de repudiar a su esposa e hijos y volver a la religión, lo rechazó y fue fusilado el 3 de mayo de 1940. “No cambió su vida por el desprecio a sus ideales. Murió por eso, por defender la libertad”, reconoció ayer Pérez León, para quien sólo hay algo “en ocasiones peor que la muerte: el olvido”.

LOS VALORES DE TOBAJAS

Con el espíritu de recuperar la memoria de Tobajas se celebró el acto oficial, al que asistieron familiares del dirigente republicano; diputados provinciales de los tres partidos de la actual Corporación; la subdelegada del Gobierno, Araceli Muñoz; la delegada de Trabajo, Yolanda Lozano; y, entre otros, miembros del Foro de la Memoria, que viene luchando por el reconocimiento de la figura de Tobajas. También estuvo Jesús García Zamora, secretario general de la Federación Agroalimentaria de UGT, heredera de la organización fundada por el dirigente seguntino. En su caso, habló “desde el corazón” para recordar el esfuerzo de tantos hombres de “una generación perdida y olvidada”, cuya labor fue oscurecida por la dictadura y a la que perteneció Tobajas, a quien “le preocupaba la sanidad y la educación, esos valores fundamentales para la izquierda, setenta años después”.

    “Le asesinaron por cosas que seguimos defendiendo”, aseguró García Zamora, que se declara heredero de sus mismos valores: “No conformarnos con la injusticia y levantarnos contra ella”.

 

EL FORO DE LA MEMORIA PIDE MÁS

El Foro por la Memoria de Guadalajara, que tuvo varios representantes en el acto de ayer, envió horas antes un comunicado en el que consideraba que el homenaje era “sin duda un acto justo en un sentido familiar e íntimo, tras largos años de forzado olvido”, pero con un “alcance limitado” al tratarse únicamente de “colocar su retrato”, lo que, a juicio de este movimiento civil, únicamente supone “la constatación de un hecho: que Gregorio Tobajas fue presidente de la Diputación entre 1938 y 1939”.

    El Foro de la Memoria recuerda que, en una reunión con Pérez león reclamó para Tobajas la Medalla de Oro de la Institución Provincial, propuesta “desestimada unilateralmente por la presidenta de la Diputación por entender que no concurrian en la persona propuesta meritos suficientes y que no contaría con consenso politíco entre los miembros de la Diputación provincial”.

    Esta organización da un paso más al frente y recuerda que “el verdadero homenaje a Tobajas sería proclamar la ilegalidad del tribunal que le juzgó y declarar radicalmente nulo su aberrante juicio, asi como los de todos los asesinados por el franquismo”.

http://www.eldiaencastillalamancha.com/gu/noticia.php/10397