Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Las «calidades» de Juan Negrín: La recuperación de una de las figuras centrales de la II República española

La Nueva España, | 25 noviembre 2009

La conferencia de Gabriel Jackson sobre el presidente del Gobierno republicano entre 1937 y 1945 se convierte en una reivindicación de quien fue tachado de «cabecilla de la anti-España»

 

J. L. ARGÜELLES

Juan Negrín (1892-1956), presidente del Consejo de Ministros de la II República desde 1937, en plena Guerra Civil, hasta 1947, cuando dimitió ya en el exilio, no fue el «cabecilla de la anti-España», como han insistido durante décadas sus muchos detractores, sino un político de «calidades» excepcionales que vivió en primera línea los acontecimientos de una de las épocas más convulsas del siglo XX. Es una de las tesis que defendió ayer el prestigioso historiador e hispanista Gabriel Jackson (Nueva York, 1921), autor de la biografía «Juan Negrín», un libro que, junto a otras monografías, como la de Enrique Moradiellos, ofrece una imagen del político republicano, defensor a ultranza de la resistencia contra las tropas sublevadas del general Franco, muy distinta y distante de la que ha ofrecido hasta ahora la derecha y amplios sectores del PSOE, el partido en el que militó Negrín.

«Fue honrado y coherente», aseguró Gabriel Jackson, que definió al político y científico de prestigio que fue Negrín como una persona de gran penetración histórica: «Entendió mejor que los políticos ingleses y franceses los planes de Hitler para ocupar el continente; la tragedia de España fue, después, la de Europa con la II Guerra Mundial». Son matizaciones que el historiador estadounidense, avecindado en Barcelona desde 1983, ha introducido en la versión inglesa de su biografía sobre el presidente del Gobierno republicano.

Gabriel Jackson, que volverá a hablar hoy de Negrín en el Club de Prensa de LA NUEVA ESPAÑA, hizo un repaso biográfico de un personaje que sumaba, según resaltó, grandes dotes intelectuales. Así lo acredita un extraordinario currículum universitario, la facilidad para los idiomas y una amplia cultura en las más diversas especialidades, incluida la economía. «Fue uno de los políticos más europeos de su generación». Dibujó el contexto en el que se produce la entrada de Negrín en la vida política, de mano del asturiano Indalecio Prieto, y explicó el alineamiento de ambos en la defensa de la democracia social y del keynesianismo. Una posición clara en el PSOE, que contrastaba con la de otros relevantes líderes de corriente: Besteiro y Largo Caballero, fundamentalmente.

El historiador trató de demoler algunos de los mitos, leyendas y acusaciones con los que se ha acuñado la imagen de Negrín como la de un político al servicio de la Unión Soviética y de los comunistas: «Se opuso a la fusión del PSOE y el PCE y evitó que el juicio contra el POUM se convirtiera en una purga como las de Moscú». También se refirió al traslado de las remesas de oro del Banco de España a Moscú a cambio de armamento para la República, un episodio estudiado a fondo por Ángel Viñas, y al enfrentamiento con Prieto, clave para entender la posterior expulsión de Negrín del PSOE.

¿Por qué Negrín nunca respondió a tanta crítica y acusación? «Nunca se sintió a gusto como orador y no buscó la popularidad en su partido ni con el público», señaló Gabriel Jackson. Procedía de una familia con suficiente dinero para garantizarle una independencia y, además, no fue persona a la que le gustara escribir. Dejó unas memorias apenas iniciadas. Para Gabriel Jackson hay una anécdota que refleja la «nobleza» de Negrín: «Su esfuerzo por salvar a Azaña, refugiado en el sur de Francia, pese a que le llegó a considerar un cobarde tras la dimisión de febrero de 1939 como presidente de la República».

La conferencia de Gabriel Jackson fue organizada por la Fundación La Izquierda d’Asturies. El catedrático emérito de la Universidad de Oviedo David Ruiz presentó al hispanista y subrayó que fue el primero en estudiar, con Hugh Thomas, la contienda peninsular. Su libro «La República y la guerra española» es un texto de referencia. «En el mundo universitario es hegemónica la preferencia por el libro de Jackson sobre el de Thomas, que es más superficial». Para David Ruiz, «Negrín empleó su sabiduría como gobernante en las circunstancias más lamentables».

 

También estuvo presente la nieta del político republicano, Carmen Negrín. Ésta preside la fundación que lleva el nombre de Juan Negrín y facilitó a Gabriel Jackson el acceso al archivo familiar, lo que ha permitido ampliar la lente histórica. Fue la persona que el pasado 24 de octubre recogió el carné socialista de su abuelo en un acto organizado por el PSOE para rehabilitar la memoria de Negrín. Ayer, en la sala de la Escuela de Hostelería donde se celebró la conferencia, había socialistas, pero también muchos comunistas y buena parte de la dirección de IU. La figura de Negrín aún es respetada en sus filas, como señaló su portavoz municipal, Jesús Montes Estrada. El Ayuntamiento ha acordado dar el nombre del político republicano al parque próximo a Carlos Marx (hoy, a la una de la tarde). «Era una obligación política y moral dedicar a Negrín un espacio público», manifestó el concejal.

http://www.lne.es/gijon/2009/11/25/calidades-juan-negrin/838635.html