Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Miguel Hernández escribirá para siempre sobre el lomo de una cabra en la sierra de Rute (Córdoba)

Rafi Torres. Foro por la Memoria de Málaga, 2-11-2009 | 3 noviembre 2009

Del 30 de octubre al 7 de NoviembreEn la Mañana soleada de ayer, entre burritos y cabritas, en la  Casa del burro, situada en la sierra de Rute, paisaje natural, de inestimable belleza, se hermanan Rute y Málaga para homenajear  a la Cabra y al ilustre Maestro cabrero-poeta Miguel Hernández, dentro de las jornadas de homenaje a la cabra que se llevan realizando desde el día 30 de octubre y que tendrán su culminación el día 7 de noviembre.

Al  llegar podíamos observar la imagen de Miguel Hernández , presidiendo la exposición  del artista Ruteño Manu Molina, a sus pies sobre una enorme roca, la escultura de Cano Mancilla, rodeados de pinares, creando una postal de inigualable belleza, mientras la cabritas pastan a sus anchas y los burritos nos saludan con sus rebuznos.

El acto dio comienzo sobre las 12 de la mañana, con la presentación, de la escultura, realizada, por el escultor malagueño, José Cano Mancilla,  denominada  “el niño cabrero” que representa a Miguel Hernández  escribiendo sobre el lomo de una cabrita, escultura que con el viento, podemos observar como mece  la mano del  cabrero-poeta adquiriendo movimiento, simulando escribir sobre el lomo de la misma, tras la presentación de la escultura de manos de Pascual Rovira.

Alberto Cano nos deleita con un Rap, nuevo modelo de expresión poética, con ritmo de la juventud  del pueblo; elaborado con letras de Miguel Hernández entre mezcladas con expresiones actuales, que el mismo Albero había  elaborado.

A continuación tomó la palabra Ángeles Mora, poeta Ruteña, que no explicó cómo influyó en ella, el poeta cuando aún era una niña, nos deleitó con poemas de su juventud  y otros de Miguel Hernández.

Acto seguido tomó la palabra Juan Carlos Rodríguez, catedrático de la Universidad de Granada y gran conocedor de la vida y obra de Miguel Hernández, relatándonos algunas anécdotas de su  corta vida y lo extraordinario de su capacidad poética.

El Maestro Rural José Puerto Cuenca, nos leyó un escrito para la ocasión y un poema  a la cabra blanca, que hizo el deleite de los asistentes.

El cabrero Miguel Rodríguez Ruiz, nos cantó unos fandanguillos, al maestro de los cabreros, el   Alcalde Francisco Javier Altamirano, leyó unas cartas recibidas de las diferentes fundaciones del mundo de la poesía y la cultura, apoyando el acto que se celebraba.

María Luisa Izquierdo nuera del poeta, acompañada de su hija María José, agradeció a la fundación Adebo la iniciativa de este acto a si como a los asistentes a la mismo , a la vez que ponía en conocimiento, su intención  de que la sentencia que pesa aún sobre Miguel Hernández, al igual que tantos otros españoles que lucharon por país más justo y más libre, sean anuladas de pleno derecho, informándonos que ya habían comenzado los tramites, para que la causa por la que se le condenó sea revisada, ya que el juicio fue totalmente ilegal, careciendo de defensa , entre otras irregularidades; también nos explicó que Miguel no fue al frente pues consideraron que sería más útil con su pluma que con un fusil, algo que quizás para  el franquismo fuese más peligroso que los proyectiles, ya que unos matan vidas , mientras las otras  crean conciencia.

Los cabreros del pueblo junto al Alcalde, hicieron entrega, de una muestra de los nombres de las cabras mencionadas por Miguel Hernández, cuya corporación municipal, aprobó en pleno poner a cuarenta calles de esta localidad.

Como colofón final la Banda de música Municipal, con su Director Miguel Herrero Martos a la cabeza, nos deleito con el pasodoble “Lucerito”.

Dando por terminadas la jornada, con un refrigerio ofrecido por el Ayuntamiento de Rute. 

Dese el día de ayer,” el niño cabrero” escribirá al ritmo del viento, entre burritos y cabritas, rodeado de pinares, en la sierra de Rute.

                                     Rafi Torres