Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Negrín acabó distanciándose mucho de la URSS, según Álvarez del Vayo

| 14 noviembre 2009

‘La guerra de España y la resistencia española. Entrevistas con Julio Álvarez del Vayo, 1974’ define a Negrín como “un patriota español exaltado”Luis Barga (EFE) –

El último presidente de la República española, Juan Negrín, terminó distanciándose mucho de la Unión Soviética, “de modo que esa teoría de que era un agente soviético es ridícula”, dijo su ministro de Estado, Julio Álvarez del Vayo, en una serie de entrevistas concedidas al cineasta español Miguel Herberg en 1974, un año antes de morir.

Reunidas en el libro La guerra de España y la resistencia española. Entrevistas con Julio Álvarez del Vayo, 1974 y publicadas por la editorial Amargord, el dirigente republicano define a Negrín como “un patriota español exaltado”.

Herberg cuenta que la grabación se realizó en la casa de Ginebra de Álvarez del Vayo, y que las volvió a escuchar recientemente y pensó que tenían un gran interés.

“En su momento, las grabaciones de las ‘Conversaciones’ se hicieron junto con una serie de llamamientos rodados en 16 mms., que fueron proyectados por diversas televisiones europeas, imágenes que acompañan el presente volumen”, añadió.

Tanto Negrín como Álvarez del Vayo fueron rehabilitados el pasado mes de octubre por el PSOE , que les había expulsado en 1946, y les devolvió el carné del partido.

Para Herberg, Álvarez del Vayo fue un socialista de izquierdas expulsado del PSOE durante la guerra fría porque “su alianza con los comunistas en la Guerra Civil resultaba molesta”.

Álvarez del Vayo trabajó como periodista durante la I Guerra Mundial y luego vivió en Alemania, donde conoció en un mitin a la revolucionaria Rosa Luxemburgo, de la que, en su charla con Herberg, recuerda que era “muy bajita y necesitaba subirse a un banquillo cuando tenía que hablar. Un día, sus adversarios políticos se lo escondieron, y yo se lo fui a buscar. Desde entonces nos hicimos muy amigos”.

Álvarez del Vayo conoció también a Lenin y Trotsky, y en los primeros años de la República fue embajador en México.

Con la caída del gobierno de Largo Caballero durante la Guerra Civil perdió el ministerio de Estado (Asuntos Exteriores), acusado de estar al servicio de los soviéticos. Lo recuperó con Negrín, y desde él luchó contra el Pacto de No Intervención firmado por las grandes potencias del momento.

Herberg coincide con Álvarez del Vayo en que el Pacto “fue una farsa, pues mientras Francia y Gran Bretaña se abstenían de ayudarnos, Hitler y Mussolini se volcaban con Franco, y sólo los rusos apoyaron a la República”.

“No por nada, en las entrevistas, Álvarez del Vayo afirma que hubo tres momentos en la guerra de España en los que, si hubieran contado con el material adecuado, habrían ganado la guerra”, señaló el cineasta.

Para Herberg, “Álvarez del Vayo fue el artífice de la línea de resistencia a ultranza en 1939, porque era evidente la proximidad de la Segunda Guerra Mundial, y defendió la idea de que, aún perdiendo Madrid, se podía hacer una guerra de guerrillas en el resto del territorio”.

Un anarquista en el FRAP

A comienzos de los años 70, Álvarez del Vayo aceptó la presidencia del Frente Revolucionario Antifascista Patriota (FRAP), organización impulsada por el PCE marxista-leninista, y mantuvo el cargo hasta su muerte, en 1975.

Herberg, de ideología anarquista, explicó que “colaboró con el FRAP porque era el único grupo que promovía la lucha directa”.

“Por entonces -señaló Herberg- yo me encontraba exiliado y acababa de rodar Chile 73 o la historia que se repite, un reportaje filmado tras el golpe de Pinochet y que denunciaba la existencia de los campos de presos de Chacabuco y Pisagua, que para el régimen militar eran inexistentes”.

Gracias a este documental, dado a conocer tras su salida de Chile, “di rostro a los desaparecidos y se salvaron innumerables vidas”.

Actualmente Miguel Herberg se dedica al cine de animación, y tras haber rodado una serie sobre la vida de Cristóbal Colón, está haciendo ahora otra sobre Leonardo da Vinci, en China.

“Trabajo en China porque en España no hay infraestructuras adecuadas, y lo que aquí se tarda en hacer un año allí se hace en un mes”, aseguró.

Por su parte, el italiano Riccardo Gualino, antiguo fundador del FRAP, dijo que las “Conversaciones con Álvarez del Vayo” fueron una iniciativa militante “en el ámbito de la lucha en contra de la dictadura de Franco.”

Según Gualino, “algunas de sus afirmaciones, escuchadas hoy día, pueden parecer demasiado atrevidas, inclusive fuera de la realidad, pero hay que tener en cuenta que Álvarez del Vayo estaba haciendo un llamamiento a la lucha”.

 

http://www.publico.es/culturas/269373/negrin/acabo/distanciandose/urss/segun/alvarez/vayo