Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Entrevista con Teresa Ferré: “Centelles no tuvo tiempo de salvar ningún archivo ajeno”

Público, | 17 diciembre 2009

La historiadora es la única investigadora que ha tratado directamente el archivo del fotoperiodista para estudiar sus fotos de guerra y exilio

 

P. H. R. – MADRID – 15/12/2009 08:00

Es la única investigadora que se ha acercado al polémico archivo Centelles. Lo conoce de primera mano desde hace años. Sabe dónde y cómo se conservan los negativos y placas que han sido vendidos al Ministerio de Cultura por 700.000 euros. En 1998 entra en contacto con el fondo del fotógrafo mientras estudia periodismo, por recomendación de dos de sus profesores que le hablan de la obra de Agustí Centelles. Conoce al hijo, Sergi Centelles, y le visita los fines de semana, y sigue cada uno de los negativos con la libreta índice que el propio Agustí apuntó a mano. Porque lo documentaba todo y en libretas. “Aunque sus fotografías de guerra las dató de memoria, en 1976, cuando regresa de Carcasona con la maleta encima”, recuerda Teresa Ferré (Barcelona, 1974), profesora de Historia del Periodismo en la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona, editora de los diarios del fotoperiodista en la editorial Península y única referencia académica que ha estudiado a fondo las fotografías de guerra y del exilio de Centelles.

¿Es posible que el archivo de Centelles tenga placas de otros autores?

Sí, porque cuando se marcha de Barcelona y huye al exilio, se lleva en la maleta reproducciones de fotografías publicadas de los hermanos Mayo, sobre el frente en Madrid. Él nunca estuvo en Madrid. Hay otras muy dramáticas de bombardeos en Granollers, y tampoco estuvo allí. Lo guardaba todo y estas fotos están identificadas como reproducciones y nunca aparecieron atribuidas a él en ningún medio.

¿Por qué guarda fotos de otros?

Porque lo guardaba todo, insisto. En su archivo hay desde una sentencia de un juzgado mixto, hasta los pases de cuando iba y venía del frente a Barcelona, de su colaboración en Associated Press, en 1934 Esas fotos que él guardaba eran una especie de archivo de diferentes fuentes.

¿Cómo es posible que alguien que dice que fue “el primer reportero gráfico en hacer política desde la fotografía” ceda una imagen como la de los guardias de asalto a otro fotógrafo para que la firme con otro nombre?

Bueno, porque quienes le conocieron destacan que era una persona muy amable. Hay que tener en cuenta también la amistad y en la portada del Ahora ocurrió eso: cedió la imagen a Gonshani.

¿Y en la foto de Companys firmada a su socio Torrents pero atribuida a Centelles y hecha en placa, cuando Centelles utilizaba 35 mm, es decir, la Leica?

Aquel día Centelles posiblemente fuera con la cámara de placas también. De hecho, él marchaba con la caravana de periodistas que recorría la provincia junto al recién liberado Companys. Hay una foto que él dispara desde el coche en el que viaja en el que aparece el coche con un cartel que dice “prensa”.

Pero el archivo de placas de Torrents y Centelles se guardó en el mismo edificio, ¿no es posible que se hayan confundido unas con otras?

Sí. Cuando se marcha no se lleva las placas y las deja en el mismo edificio en el que estaba el estudio de Torrents, su socio. Es muy probable que finalmente alguien juntara los dos archivos de placas y se haya quedado como de Centelles. No se sabe con claridad qué foto es de cada uno, porque Torrents también huyó al exilio. Además, todavía hay que datar fotos que no lo están y contrastar otras para aclarar su fecha. Está todo por hacer

¿Pudo tratar de salvar archivos de otros en su huida a Francia?

No lo creo, porque apenas tuvo tiempo para hacer su maleta y decidir si irse con su familia o no. No tiene margen y se marcho rápidamente. Salió corriendo, no tuvo tiempo de salvar ningún archivo ajeno.

¿Le parece normal que nadie se haya preocupado salvo usted por el estudio del fondo de Centelles?

Bueno, no sé… [se muestra humilde] Esto forma parte de la tradición historiográfica de este país: la fotografía es ignorada. ¿Alguien ha hecho una tesis sobre Alfonso o los hermanos Mayo? ¿Es suficiente con que un historiador escriba sobre la historia de la fotografía en general, sin entrar a indagar en el detalle de cada autor para dudar de la autoría de ciertas fotografías? La sensación es de desolación.

Los Centelles contra viento y marea

Un centenar de fotografías, algunas de ellas inéditas, forman, junto a objetos y recortes de prensa, la exposición ‘Agustí Centelles vuelve a Reus’, que ayer inauguraron los hijos de Centelles. Por otro lado, los herederos exigieron al presidente de ERC, Joan Puigcercós, una “rectificación pública” de las declaraciones en las que afirmaba a ‘Público’ que podrían haber vendido el archivo a Cultura para pagar unas deudas con Hacienda.

http://www.publico.es/culturas/278101/centelles/salvar/ningun/archivo/ajeno