Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“La posibilidad de que ahí hubiera algo era ninguna”

El País, 18-12-2009 | 20 diciembre 2009

El informe sobre la búsqueda del cuerpo de Lorca concluye que ni siquiera hubo enterramientos en la zona de excavación. Enlace al Informe preliminar sobre la búsqueda de Lorca en Alfacar

 

 

 

Informe preliminar sobre la búsqueda de Lorca en Alfacar

DOCUMENTO (PDF – 3,77Mb) – 18-12-2009

http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/200912/18/cultura/20091218elpepucul_3_Pes_PDF.pdf

 

JAVIER MARTÍN-ARROYO / VALME CORTÉS – Granada – 18/12/2009

Los arqueólogos que desde el pasado 29 de octubre trabajaban en el Parque Federico García Lorca de Alfacar (Granada) no han hallado restos ni evidencias científicas de que allí hubiera enterramientos, ni del poeta asesinado al inicio de la Guerra Civil ni de ninguna otra persona. “Ni un solo hueso, ni una sola esquirla por pequeña que fuera, ni una sola pieza dental, que suele ser habitual”, ha explicado el director de la excavación, Francisco Carrión, que ha dado cuenta de las conclusiones de la exhumación. Con el informe preliminar en la mano, Carrión ha sentenciado, tajante: “La posibilidad de que ahí hubiera algo es ninguna”.

El equipo de investigación de la Universidad de Granada -compuesto por cinco arqueólogos, dirigidos por Carrión- ha rastreado sistemáticamente mediante excavación arqueológica una superficie total de 276,75 metros cuadrados en el lugar donde se creía que podrían encontrarse los restos del escritor de la Generación del 27 junto a otros fusilados. En total, ha extraído 75,76 metros cúbicos de sedimentos. En su informe, los investigadores concluyen que “nunca se realizaron fosas de enterramiento, ni han existido restos óseos humanos”.

Comunicarlo a los familiares

La distancia entre la superficie y la roca hallada es de apenas 40 centímetros, ha explicado por su parte la consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, y una fosa necesita al menos un metro y medio de profundidad. Álvarez ha detallado que tampoco había casquillos de bala o restos de ropa como botones o cremalleras. Esto unido a la escasa distancia que hay de la superficie de la zona explorada hasta la roca hallada en la excavación, apenas 40 centímetros, evidencia que nunca fue lugar de fosas porque para ello sería necesario al menos un metro y medio de profundidad.

Pese a ello, la Junta no cree un “fracaso” esta intervención, que ya de se da por finalizada. Es más, lo considera un “impulso” para seguir trabajando en la recuperación de la memoria histórica. El parque seguirá siendo un “mito”, ha añadido la consejera, puesto que allí se levantará una instalación vanguardista que se encargará a un artista “de primera fila”. La alcaldesa de Alfacar, Fátima Ruiz, ha reconocido que ya “no tiene sentido” que el lugar sea apto para el enterramiento, como fue declarado el parque recientemente, aunque ha apostado porque siga teniendo un significado especial.

Por su parte, la presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Granada, Maribel Brenes, considera que se plantea un “reto: retomar las investigaciones desde cero”. La principal fuente histórica en la que, según Brenes, se han basado para solicitar a la Junta que interviniera fue la Comisión de Encuestas que creó la Diputación de Granada y en el que investigadores y testigos apuntaron al paraje de Fuente Grande -rebautizado Parque Federico García Lorca- como la zona más probable de enterramiento. Ahora se sabe, con datos científicos, que “la posibilidad de que ahí hubiera algo es ninguna”, ha asegurado Carrión. Lo más “doloroso” es comunicar a los familiares que habían solicitado la búsqueda que no se ha hallado nada, ha reconocido la propia Brenes.

Entre ellos están los del banderillero Francisco Galadí, los del inspector de tributos Fermín Roldán, el restaurador Miguel Cobo y el banderillero Joaquín Arcollas, reclamado por la CGT como “familia ideológica”. Los allegados del maestro Dióscoro Galindo se desmarcaron al final de la petición por discrepancias internas. Por su parte, la familia de Lorca se ha opuesto reiteradamente a la búsqueda, argumentando que no querer abrir la fosa no significa no querer saber. Afirmaban que no deseaban que la exhumación se convirtiera en un espectáculo mediático. Así las cosas, el lugar de enterramiento de García Lorca sigue siendo un enigma más de 73 años después de su fusilamiento, el 18 de agosto de 1936, y tras casi dos meses de excavaciones.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/posibilidad/ahi/hubiera/algo/era/elpepucul/20091218elpepucul_6/Tes