Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Los sublevados de la Guerra Civil tuvieron respaldo del Reino Unido y EEUU

ABC.es, 19-12-2009 | 20 diciembre 2009

El historiador Pedro Luis Angosto lo sostiene en su libro “La República en México. Con plomo en las alas”

 

“Las grandes democracias contra la libertad de España” iba a ser el título inicial de esta obra que, según su autor, sólo por su excesiva longitud fue desechado en favor del que alude a México, ya que la obra se basa en una investigación basada en archivos de la diplomacia mexicana durante el conflicto y el autor considera que México fue el único país que ayudó generosamente a la República.

Angosto dijo a Efe que “los republicanos no perdieron la guerra porque los sublevados tuvieran el apoyo de Hitler y de Mussolini, sino también porque contaron con el de Francia, Reino Unido y Estados Unidos, mediante un complot urdido por el Reino Unido para que no se vendiera ni una sola bala a la República”.

“La Unión Soviética fue el último recurso, por cierto nada barato, y se recurre a ella en agosto del 36, cuando el Reino Unido establece la no intervención”, según Angosto, quien afirmó que “México fue el único país en ayudar a la República con un envío de fusiles y munición, aunque era un país que carecía de capacidad para fabricar armas”.

Según Angosto, “los sublevados estuvieron en contacto secreto y permanente con el Reino Unido desde el primer momento” mientras que diplomáticos mexicanos del presidente Lázaro Cárdenas, como Isidro Fabela y Gilberto Bosques, advertían ante la Sociedad de Naciones que “Europa se suicidaba si permitía el asesinato de la República Española”.

El presidente mexicano Lázaro Cárdenas contó con “uno de los equipos diplomáticos mejores del mundo, hombres muy cultos, inteligentes y hábiles, pero México entonces era un país sin peso alguno en el panorama internacional”.

Según Angosto, Cárdenas, además, “debía atender a otro frente, el de la reafirmación de México como nación ante Estados Unidos, con medidas como la de la nacionalización del petróleo en 1934, muy criticada por la derecha mexicana”.

Según la tesis de Angosto, quien orquesta y sostiene el aislamiento de la República es el Reino Unido, como a su juicio demuestra que, “cuando en 1937 la República ya no tiene posibilidad de sobrevivir, una comisión de parlamentarios laboristas determine en la Cámara de los Comunes que se siga con la no intervención”.

Como prueba del incondicional apoyo mexicano, Angosto puso las presiones que hubieron de soportar los diplomáticos de este país en Francia, pese a las cuales, una vez concluida la Guerra Civil, no retiraron la bandera mexicana del edificio en el que se hallaba un Manuel Azaña moribundo, “para protegerle de la Gestapo y de los enviados de Franco”.

Según Angosto, “México se enfrentó a todos en su empeño” de defender la República Española y cuando llegó la derrota “se convirtió en segunda patria de muchos ciudadanos que la habían perdido para siempre”.

De ahí que el historiador considere que su libro, además de un reproche a las grandes democracia de la época, es un homenaje a México, país al que, consideró, España debe “gratitud eterna”.

Angosto es autor de varios libros sobre el periodo republicano y sobre el escritor y político Carlos Esplá, que se exilió en México, y para este libro ha investigado, entre otros, en siete archivos públicos y privados mexicanos. EFE

 

LA REPUBLICA EN MEXICO: CON PLOMO EN LAS ALAS (1939-1945)

de ANGOSTO, PEDRO L.

RENACIMIENTO 2009

365 pags

ISBN: 9788496956483

Año de edición:2009

Plaza edición: SEVILLA

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=212016