Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Ahaztuak recogerá firmas para “presionar” a las instituciones para eliminar la simbología franquista que “aún pervive”

Deia, 08-02-2010 | 9 febrero 2010

Cree que el rechazo a la Comisión de la Verdad en el Parlamento  vasco refleja “la vigencia absoluta del modelo de impunidad español”

 

EFE – Lunes, 8 de Febrero de 2010

BILBAO. La Asociación de Víctimas del Golpe de Estado, de la Represión y  del Régimen Franquista, Ahaztuak 1936-1977, iniciará una campaña  recogida de firmas en Bizkaia para “presionar” a los respectivos  gobiernos municipales y a las instituciones que correspondan para que  retiren “la simbología franquista que a día de hoy aún pervive”, como  los escudos de coronan los edificios de Hacienda y las oficinas  centrales de Correos en Bilbao o los retratos de alcaldes franquistas  en los ayuntamientos de Barakaldo y Plentzia.

En rueda de prensa en Bilbao, miembros de la asociación dieron a  conocer hoy esta iniciativa, que inicialmente se pondrá en marcha en  Bilbao, Barakaldo, Santurtzi y Plentzia con el objetivo, según  explicó su portavoz, Marcelo Alvarez, de que sea eliminado de  cualquier espacio público o institucional de Bizkaia todo aquel  elemento que haga referencia a la dictadura franquista en cualquiera  de sus manifestaciones o a cualquiera de sus promotores, inspiradores  o personas que ejercieron algún tipo de poder durante la misma.

En concreto, exigen la retirada “irrenunciable e inmediata”, por  su “dolorosa presencia y persistencia”, de los escudos “fascistas”  que coronan el edificio de Hacienda en la Plaza Moyua  de Bilbao y el colocado  en la entrada del edificio central de Correos de la capital  vizcaína.

La asociación exige también la realización de un censo de los  símbolos franquistas existentes en el territorio histórico de  Bizkaia, además de instar a que se realice también un censo de las  calles, edificios o elementos varios que en los pueblos vizcaínos  homenajeen a personas que han significado por su protagonismo en ese  periodo.

Asimismo, en el caso del paseo dedicado en Bilbao al “ideólogo y  dirigente del partido fascista Falange Español y ministro del  Gobierno fascistas entre 1939 y 1941, Rafael Sánchez Mazas”, proponen  su sustitución por el de su hijo Rafael “Chicho” Sánchez Ferlosio,  “intelectual, compositor y cantautor de conocida y renombrada  trayectoria antifascista”.

Por otro lado, piden que la calle Capitán Mendizabal de Santurtzi,  dedicada a un capitán de aviación “perteneciente al Ejército golpista  y que participó en diversas operaciones aéreas contra la población  civil”, pase a denominarse Norma Mentxaka, en recuerdo a una vecina  “asesinada en 1976 por disparos parapoliciales”.

Además de permitir que calles y edificios públicos “sigan  ostentando diversos elementos de enaltecimiento del régimen  franquista”, Ahaztuak denunció que “incluso en espacios  institucionales siguen manteniéndose dichos elementos”, como es el  caso de Barakaldo y Plentzia, “donde en sus respectivos salones de  plenos siguen estando presentes al día de hoy los retratos  pertenecientes a aquellos alcalde no elegidos por la ciudadanía, es  decir, la de aquellos que ejercieron su mandato bajo el régimen  franquista entre los años 1936 y 1977”.

En el caso de Barakaldo, Alvarez criticó que el retrato del primer  alcalde “impuesto por los franquistas”, José María Llaneza Zabaleta,  “ostenta el uniforme de gala del partido fascista al que pertenecía,  esto es, de FE y de la JONS”.

También denunció, en referencia a Plentzia, que su Ayuntamiento  “aún mantiene vigente la concesión de la medalla de oro de la villa a  José Daniel Lacalle Larraga, militar y aviador golpista y ministro  del Aire franquista”.

Ahaztuak exige la retirada de los retratos de los alcaldes  franquistas de las dependencias municipales y, en el caso de  Plentzia, la retirada a Lacalle Larraga de la medalla de oro  concedida en su día.

Por otro lado, Alvarez explicó que esta misma dinámica la  trasladarán al resto de territorios históricos, como en el caso de  Alava, donde pedirán al Obispado que elimine “ese gigantesco escudo  fascista que está todavía dentro de la catedral de Santa María en  VGasteiz”.

Alvarez hizo un llamamiento para la “activación popular de todo  aquel que tenga una sensibilidad democrática y, por lo tanto,  antifascista y antifranquista, para eliminar todos estos vestigios de  este régimen, visto que desde los ámbitos institucionales y  políticos, que serían los primeros que tendrían que tomar esas  medidas, no se hace e, incluso, apuntalan que eso siga existiendo”.

“Esto es lo que 35 años después del comienzo, se supone, de una  democracia, sigue vigente y es una parte necesaria para que continúe  el modelo de impunidad y la negación de verdad, de justicia y de  reparación para las víctimas del franquismo”, denunció, para señalar  la necesidad de que “las víctimas del franquismo, la sociedad en  general y todos aquellos agentes que se consideren realmente  democráticos se planten, porque está visto que solamente con mociones  y discusiones no hacemos nada”.

Alvarez explicó que una de los “argumentos básicos de quien no  hace nada para quitar la simbología franquista es que son elementos  históricos”. “Sí, son elementos históricos, pero de una historia muy  concreta, negra, fascista y de crímenes de genocidio y de lesa  humanidad”, aseveró, para añadir que “las decenas de víctimas del  régimen franquista también merecemos alguna sensibilidad”.

El portavoz de Ahaztuak indicó que esta dinámica se prolongará en  el tiempo “hasta que los políticos se vean obligados a tomar cartas  en el asunto en la dirección correcta, es decir, hasta hacer de la  memoria histórica, democrática y antifascista, y de la reivindicación  de las víctimas del franquismo, un problema político para ellos,  porque, al final, es la única manera que esto tenga cauces de  solución”.

COMISION DE LA VERDAD

En cuanto al rechazo de PP, PSE-EE y UPyD a crear una ‘Comisión de la Verdad’ en el Parlamento vasco que esclarezca los sucesos ocurridos durante la época franquista, Alvarez criticó que se planteara “sin contar para nada ni con víctimas ni asociaciones” y opinó que se presentó “como una más de marketing político”.

En cuanto al hecho de rechazarla, consideró “que vuelve a reflejar la vigencia absoluta del modelo de impunidad español” y advirtió de que las comisiones de la verdad “no son una cuestión de nombre, sino que requiere un recorrido mucho más grande”.

En ese sentido, dijo que “en una supuesta comisión de la verdad que se pueda crear en Euskal Herria o en el Estado español habría que hablar de muchísimas cosas, incluido de ese modelo español de impunidad, del modelo de transición, del modelo de democracia que tenemos y del papel de los políticos que tenemos, que muchos de ellos pueden que estén planteando desde el marketing la propia comisión de la verdad”.

http://www.deia.com/2010/02/08/politica/euskadi/ahaztuak-recogera-firmas-para-presionar-a-las-instituciones-para-eliminar-la-simbologia-franquista-que-aun-pervive-