Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Españoles que sirvieron en las fuerzas militares nazis siguen siendo homenajeados

Tercera Información, 18-02-2010 | 19 febrero 2010

Varias calles españolas mantienen su bautismo fascista

 

España | Rubén Nieto –

La Ley de Memoria Histórica que ni siquiera ha anulado los juicios sumarísimos del franquismo, no está garantizando por lo menos el retiro de los símbolos franquistas de las vías públicas del país. Incluso el gobierno del PSOE, impulsor de esta ley muy criticada por los movimientos sociales republicanos y de memoria histórica, está siendo muy timorato a la hora de aplicarla, como también señalan estas asociaciones memorialistas.

Esta situación permite que los aproximadamente 47.000 españoles que Franco mandó bajo cuerda, manteniendo así una postura oficial frente a la Comunidad Internacional de no intervención en la II Guerra Mundial, para apoyar y corresponder la ayuda que el genocida alemán le prestó para masacrar a la población que defendió la legalidad democrática republicana frente a la ofensiva militar golpista y fascista, sigan siendo homenajeados.

El ministro de asuntos exteriores franquista Ramón Serrano Súñer fue quien organizó esta brigada militar, llamada División Azul, que acudió en ayuda del imperio nazi en sus ansias expansionistas.

La División Azul, bajo mandato nazi, colaboró en el frente que el III Reich estableció en la Unión Soviética, siendo cómplices de las matanzas contra la población civil de los lugares por los que pasaban, apoyando al mismo régimen que llevó a cabo el holocausto, iniciativa que pretendía aniquilar a toda la población judía de europa, y que al final añadió al exterminio a otros sectores sociales como los comunistas, los homosexuales, discapacitados y opositores tanto políticos coo religiosos al partido nazi.

Esos 47.000 hombres que apoyaron militarmente al estado alemán que cometió esos crímenes, muchos de ellos falangistas veteranos de la guerra civil, que ya antes habían atentado contra la decisión de la mayoría de los españoles que escogieron la izquierda de manera democrática, masacrándolos por ello e imponiéndoles un régimen represor antidemocrático, siguen siendo homenajeados.

Muchas calles españolas, incluso en la capital del estado, llevan su nombre. El franquismo quiso recordarlos como héroes y la transición continúa manteniendo el privilegio que supone considerar héroes a los asesinos. Al igual que permite que el jefe de estado siga siendo el que quiso el genocida Franco.

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article13007