Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“La única vía para declarar inocente a mi hermano es anular los consejos de guerra”

El Faro de Vigo, | 19 febrero 2010

María Flor Baena – Hermana del vigués Humberto Baena, uno de los últimos condenados a muerte por el franquismo

 

“No pedimos dinero, sólo que el Gobierno reconozca que Humberto fue asesinado durante el franquismo y no era un asesino; el Ejecutivo no investigó lo ocurrido”

ROSA PRIETO Zapatero, Caamaño, De la Vega y Pumpido ya tienen sobre su mesa una carta con más de 150 firmas de apoyo a la familia del gallego José Humberto Baena, uno de los últimos condenados a pena de muerte durante el franquismo por el asesinato de dos guardias civiles y un policía. Flor Baena ha obtenido respuesta a la carta enviada hace 15 días al presidente del Gobierno pidiendo la anulación de consejo de guerra al que fue sometido su hermano en 1975. El Gabinete de Zapatero derivó su petición a los ministerios de Justicia y Presidencia

–Llevan años reclamando la anulación del consejo de guerra por el que fue condenado su hermano en septiembre de 1975. ¿Confía en que ahora el Gobierno atienda su reclamación y declare inocente a Humberto?

–Esperanzas siempre se tienen, pero la verdad es que no muchas porque en todos estos años el Gobierno no hizo nada. Le mandamos varias cartas, me contestó la vicepresidenta del Gobierno y también el PP. De la Vega me dio su más sentido pésame por todo lo que habíamos pasado y por lo que le parecía una injusticia. Se comprometió a pasar la documentación al gabinete correspondiente para ver qué se podía hacer. Muy amable, pero en conclusión, no se ha llegado a nada.

–La ley de memoria histórica aprobó ayudas para la exhumación de fosas del franquismo y promulgó la retirada de la simbología del régimen. ¿Es suficiente?

–Las familias con casos como el nuestro tienen abierta la puerta para recurrir al Constitucional. Ese paso lo hemos dado. Nos contestaron que en aquella época no estaba aprobada la Constitución en España y que entonces quedaba fuera de sus atribuciones. Fuimos al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo y nos contestaron por el mismo estilo que España en 1975 no había firmado la Carta de Derechos Humanos. Yo no creo que los derechos humanos haya que firmarlos, es algo que está siempre vigente. No tiene ni pies ni cabeza que el Gobierno nos derive al Constitucional. Abre una puerta, pero a sabiendas de que se va a cerrar.

–¿Qué pasos darán ahora?

–Ahora estamos pendientes de llevar el caso a la ONU, antes de que España acabe su Presidencia del Consejo de Seguridad. Me temo que aunque España ingresase en la ONU en 1958 me van a contestar lo mismo. Porque en el 85 hicieron el tratado para revisar las causas que hubiera en el país a partir de esa fecha, si eso está en vigor, no tenemos otra fórmula más que Zapatero haga una ley que anule esos juicios. Ahora la puerta que nos queda por tocar, se puede cerrar también. La solución pasa por lo que ya se hizo en Alemania y en otros países, con una ley específica para estos casos. España juzga los casos de otros países, sin embargo los de aquí quién los juzga. Es una contradicción.

–¿Se sienten respaldados por el Gobierno?

–Hasta ahora el Gobierno no se ha preocupado de investigar lo ocurrido. Esperamos que lo haga. Ellos deben estudiar los casos, sólo así sabrá que fueron completamente injustos. A mi hermano lo mataron sin una sola prueba que lo inculpara, incluso no dejaron declarar a los testigos presenciales. Él incluso podía demostrar que en ese momento no estaba en Madrid.

–La repercusión internacional del caso fue tal que incluso el Papa intercedió, sin éxito, ante Franco para que se conmutase la pena de muerte…

–El Papa pidió por ellos. En más de una ocasión llamó a Franco para hablar con él. Se supone que era un Estado católico, ya sólo por eso deberían obedecer la petición del Papa. Pero no hubo nada que hacer.

–¿Cuándo darán por terminada la lucha iniciada hace ya más de 34 años?

–No queremos indemnización alguna, sólo que reconozcan que mi hermano fue un asesinado, no fue un asesino. Sólo pedimos que reconozcan públicamente que fue una injusticia. Quienes así lo consideren pueden manifestar su apoyo a la causa a través del correo electrónico florabaena@gmail.com

http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2010/02/19/unica-via-declarar-inocente-hermano-anular-consejos-guerra/413076.html