Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

¿Está el Supremo controlado por la extrema derecha como dice Jiménez Villarejo?

El Plural, | 26 marzo 2010

Garzón, en manos de un juez ultra, amigo de Pío Moa, que tilda el golpe franquista de “contrarrevolución”

M.M.
El magistrado ultraconservador Adolfo Prego será posiblemente quien juzgue a Garzón por pretender investigar los crímenes del franquismo. Él fue el redactor del auto conocido este jueves en el que ser rechaza la apelación de Garzón para que se archive la causa. En él no entra en el fondo del asunto para no “contaminarse”, lo que apunta que será su sala la que juzgaría por prevaricación al magistrado, según asegura el diario El País. Él fue quien admitió las querella de Manos Limpias y Falange Española de las JONS
Pero quién es Adolfo Prego. El magistrado fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP. Entre sus hazañas, figura ser patrono de honor de la fundación ultraderechista Defensa de la Nación Española (Denaes), presidida por el ex diputado popular, Santiago Abascal -ahora recolocado, no sin polémica, en la Comunidad de Madrid-. Esta organización se ha significado fundamentalmente en cargar contra la reforma del Estatut  catalán y la política antiterrorista de Zapatero dos causas en las que ha coincidido con el pseudosindicato Manos Limpias, uno de los querellantes contra Garzón.
Firmó un manifiesto contrario a la memoria histórica
Es conocido por su oposición a la ley de memoria histórica y firmó un manifiesto en contra de la misma impulsado por personas como Pío Moa, Federico Jiménez Losantos o César Vidal, entre otros. En este manifiesto se decía que la ley pretende recordar “como mártires de la libertad a muchos de los peores criminales” de la historia.
Padrino del “gran historiador” Pío Moa
No es la única vez en la que ha coincidido con Pío Moa a quien ha apoyado en, al menos, dos actos públicos en los que justificó abiertamente el golpe de estado de Franco en 1936, según destapó el diario Público en su momento. En ambos casos (26 de enero de 2005 y 14 de febrero de 2007) el juez se ofreció a presentar obras del revisionista Moa, uno de los historiadores que con más fuerza postula que la Guerra Civil no estalló a causa del “alzamiento” de las tropas franquistas, sino que tuvo su origen en 1934 como consecuencia de los problemas políticos de la República. En estas presentaciones de sus libros, Prego no ahorró en elogios hacia Moa, de quien dijo que es un “gran historiador” con quien comparte “el meollo y la clave” de estas teorías revisionistas.
El golpe franquista, una “contrarrevolución”
En esos actos, Prego, hermano de la subdirectora del diario El Mundo, Victoria Prego, sotuvo que en 1934 se desencadenó en España “un auténtico proceso revolucionario de asalto al poder enemigo de la legalidad” que “fracasó pero que lanzó un segundo zarpazo en 1936”. En este sentido, el juez aseguró que el golpe franquista fue una especie de “contrarrevolución” y defendió que las teorías de Moa se han convertido en “una demostración argumentada, documentada de una realidad que no se quería ver”.
Artículos en la revista de la Hermandad del Valle de los Caídos
Prego ha escrito artículos para la revista Altar Mayor de la Hermandad del Valle de los Caídos, donde también manifestó opiniones contrarias a la ley de Memoria. También ha participado en conferencias que organiza esta asociación nostálgica del franquismo. Así lo recoge Nacho Escolar en su blog.  Altar Mayor entrevistó al magistrado en octubre de 2007 y dijo cosas como éstas:
La nación española
“España es mucho más que su tierra y su geografía… es una entidad histórica, milenaria, que se recibe en depósito y se administra con la obligación de transmitirla a las siguientes generaciones. Ninguna generación de españoles, ninguna, puede tomar decisiones sobre la destrucción de España o sobre su unidad. España no pertenece al patrimonio de los españoles; los españoles pertenecemos a España”.
Memoria histórica
“Me parece que la Historia debe estar en los libros de esa materia, y ahí es donde deben surgir los debates y las discusiones. Las leyes no crean la Historia más que en los Estados totalitarios. Por ejemplo, en la Unión Soviética, la Enciclopedia Soviética se reeditaba periódicamente para añadir o eliminar teorías históricas en función de los intereses del Partido Comunista. Pero si nosotros nos vamos a acercar a ese método mal lo tenemos… La ‘memoria histórica’ está en el debate intelectual, no en las leyes. Las leyes son normas sobre el comportamiento y no las verdades del pretérito”.
Contra los matrimonios gays y EpC
Prego se ha posicionado en público en contra de leyes como la del matrimonio homosexual, sobre la que dijo estar “totalmente en contra” y aseguró que no cabía en el “sistema jurídico español” desde el “punto de vista constitucional y jurídico”. También se mostró a favor de la objeción de conciencia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, por considerarla de “formación ético-moral”, algo que, en su opinión, “pertenece únicamente a la familia”.
No le gusta Zapatero
Del presidente del Gobierno aseguró que “no es quien causa lo que sucede, sino que lo que sucede produce como resultado a Zapatero”. “En un país como Inglaterra, seguramente no existiría. Creo que este señor, dada su concepción de la vida y de las cosas y su formación intelectual y profesional, no está en el lugar que le corresponde. Para ser presidente del gobierno son necesarios una biografía y un currículum un poco más intensos. Yo no creo que sea causa, más bien es consecuencia”, llegó a afirmar.
Villarejo: “La extrema derecha ha sometido al Tribunal Supremo”
A la vista de los datos, no es de extrañar que personalidades como el ex Fiscal Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, afirme cosas como que “la extrema derecha ha sometido al Tribunal Supremo”, como sostuvo en una entrevista publicada en el diario El País el pasado 9 de marzo. Ayer mismo, calificaba de “atropello al juez y a la independencia judicial” el autor de Prego, además de un “signo de debilitamiento grave del sistema democrático”. En su opinión, todo esto está alimentado desde el PP y reclamó que se archiven todos los procedimientos contra Garzón porque ninguna de las querellas tiene “fundamento”.

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=44734