Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“La ley no rinde cuentas”

ADN.es, | 30 marzo 2010

Juan Miguel de Mora salió de España en 1939 con los últimos civiles

 

Pilar Maurell. Barcelona

Falseó su edad para entrar en las Juventudes Socialistas de Madrid y lo echaron de la VI Compañía de Intendencia del Quinto Regimiento de Milicias Populares porque era demasiado joven.

El mexicano Juan Miguel de Mora (1921) fue uno de los 60.000 voluntarios de 54 países de las brigadas internacionales que combatieron en el bando republicano durante la guerra civil española. El 10 de febrero de 1939 salió de España por la frontera de La Jonquera-Le Perthus, protegiendo a la última columna de población civil que escapaba del Ejército de Franco. Antes estuvo en la Batalla del Ebro.

Aegura que las generaciones de hoy no se explicarían el fenómeno de las brigadas, pero entonces “se extendía el nazismo por toda Europa y el ambiente era muy opresivo. En los noticiarios de los cines veíamos las quemas de libros, los camisas pardas pegando a ancianos… teníamos que luchar contra eso. De ahí salieron las brigadas y el auge de los partidos comunistas como única esperanza porque no había otra cosa donde elegir”. Ahora “el socialismo sigue siendo el único camino, pero no el del PSOE o el partido socialista alemán”.

En su libro La libertad, Sancho (2007) De Mora cuenta cómo fue esa salida por la Jonquera. “Figueres estaba llena de gente que quería huir y los aviones la bombardearon de forma inmisericorde. No había casco de metralla que no hallara carne humana donde entrar”, recuerda. “Cuando pasamos la frontera, protegiendo la columna de evacuación, un grupo de gendarmes y soldados franceses nos presentaron armas”, asegura con emoción.

La trayectoria de De Mora ha pasado por muchos conflictos armados, como corresponsal de guerra cubrió la guerra de Vietnam, y estuvo en Guatemala, Santo Domingo, Panamá y en México cuando los asesinatos de Tlatelolco, en 1968.

“El estado natural”

De todas ha aprendido que “la guerra es el estado natural del hombre, una idea que parece muy nazi pero que es así, la humanidad está constantemente destruyéndose a sí misma. De Mora no se considera un héroe porque “lo peor que le puede pasar a alguien que se porte de forma heroica es creerse un héroe. ¿Quién soporta a alguien así?”, bromea. Él estuvo en la Batalla del Ebro, pero durante 70 años su cerebro lo borró. En 2001, en un encuentro en Albacete con otros brigadistas, lo recordó. “Me junté con Harry Fisher, del batallón Lincoln, que también estuvo allí”.

Con tantas experiencias vividas en España y después de años de silencio, De Mora considera que “la Ley de Memoria Histórica me parece tibia, aunque estoy de acuerdo con ella. No se rinden cuentas de nada y encima demandan a [el juez Baltasar] Garzón por querer investigarlo”, se sorprende.

http://www.adn.es/impresa/politica/20100330/NWS-0136-rinde-ley.html