Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Me encontré con una historia muy dura donde permanecía el miedo”

Getafe Capital, 17.03.2010 | 25 marzo 2010

Enriqueta de la Cruz completa su trilogía con “La Memoria Vigilada”

 

Raquel Gonzalez, 17 de marzo de 2010

¿Cómo surge la idea de este libro, “La Memoria Vigilada”

Quería hacer tres retratos del panorama de España. Tenía pensado el lenguaje y la estructura para abordar cada uno de ellos y en este caso es una novela más clásica, de corte tradicional, con personajes humanos. Es una novela negra –las otras dos son thrillers políticos–, y tiene más componente psicológico, de investigación de los traumas, como puede ser una guerra civil, un golpe de Estado, una ruptura de la memoria, que creo que sigue pasando y traumatiza de una manera considerable. Surge primero la idea de reflejar todos esos momentos y con una intencionalidad de darles un lenguaje propio según lo pedía la obra.

¿Completa entonces una visión global de la sociedad actual?

Sí. El primero que escribí, El testamento de la Liga Santa, empieza desde el momento de la Transición, porque consideraba que se había abusado mucho de la versión edulcorada que había e investigué sobre el pacto de impunidad que creo que ha existido en esos años. Después quise indagar sobre el momento actual con Nada es lo que parece. Ver, a consecuencia de la corrupción en el sistema, qué ha pasado con los medios de comunicación que teníamos, el compromiso asumido de acercarnos lo más posible a la verdad, de trasladar a la gente unos valores, y de ser testigos. Qué ha pasado con el periodismo y con la corrupción política, con personajes que se mueven entre la mafia, y teóricamente nos representan. Esa es la foto del mundo actual.

Las intrigas parecen ser la tónica habitual en tu última novela, que basas en hechos reales. ¿Esa teoría de la conspiración ya la tenías prefabricada o te la encuentras al ir desarrollando el tema?

Empecé a indagar sobre cómo tenían tantos datos del exilio español a través del espionaje político. Después me encontré con una historia muy dura de cómo permanecía el miedo y el trauma no solo en cada individuo, sino en el colectivo y cómo eso se iba trasladando por generaciones. Cómo permanecía la coacción; no ya física, pero sí la que estamos viviendo estos días por ejemplo con el juez Garzón. Te están prácticamente amenazando para que no muevas nada porque existe una ley de amnistía, que en realidad quiere decir que es una ley de punto final, aunque los Derechos Humanos están por encima de todo esto cuando hay genocidio. ¿Qué fuerzas están impidiendo y de alguna manera siendo cómplices de toda esta impunidad de genocidas y de personas que rompieron con la legalidad vigente y con la República, que dieron un golpe de Estado, que se saltaron a la torera las leyes y todo tipo de normas humanas?

¿Hay todavía mucho que superar?

Los que dieron el golpe de Estado ya están muertos: pero ahora hay otros frenos que están presentes. ¿Quiénes son esas personas y por qué están impidiendo reformas, avances sociales, por qué se burlan del mundo entero, de gobiernos legítimamente elegidos? Todavía hoy en los centros de poder más importantes, como la judicatura o los medios de comunicación, está la herencia de los que vencieron a través de un golpe de Estado. Es así de claro. Más que conspiración o algo que suene un poco más a paranoia, yo hablaría de que es mucho más fácil: no hay posiciones distintas a las que ellos consideran que fue la que venció, digo ellos, la extrema derecha. Están instalados en todos los centros de poder y están mandándonos señales de que aquí no se mueve una hoja sin que ellos lo quieran, que no se levanta la tremenda fosa común que es España, donde están miles de republicanos demócratas enterrados y gente inocente, porque fue claramente un genocidio, como están demostrando historiadores. Eso en un contexto mundial y europeo donde resurge el fascismo, nos debe preocupar.

Decías que este libro es una excusa, ¿pero para qué?

Quería abordar un futuro mejor para todos en el que haya una verdadera conciliación, en el que quepan todas las personas, de distinta ideología, de distinta raza, de distinto sexo, de distinta tendencia sexual… mujeres y hombres en igualdad, y para abordar esa cuestión es fundamental abordar el pasado, conocer qué nos ha pasado y por qué la derecha también está prisionera como el personaje de Carmen Montes de un trauma que les indica que no puede haber ninguna reforma posible desde su punto de vista, porque eso fue lo que precisamente exterminaron: la cultura, la educación que no fuera el proyecto católico nacional, exterminaron la igualdad de la mujer, y jamás van a querer hacer nada si no superan ese trauma.

¿Ha habido un antes y un después en la vida de Enriqueta de la Cruz tras este libro?

Es verdad que parto del periodismo y que quería dar el testimonio a través de la literatura como otros lo hicieron antes. La literatura tiene un camino propio que te hace crecer también a ti. No solo como autor, también como lector, porque para escribir tienes que leer mucho también. Ha sido muy duro porque nos hemos metido en perfiles psicológicos, en estudios de la mente, en historia de exiliados, en fosas… cuestiones que son muy sentidas para mí, porque por encima de todos los discursos políticos, de periodistas o de escritores, están las víctimas y los testimonios que tienen ellas, que son las que de verdad deberíamos dar prioridad.

http://www.getafecapital.com/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=46&Itemid=10050