Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria, Noticias

“Sombra, niebla y tiempo” se adentra en los métodos represivos del franquismo

Javi Álvarez – laRepúblicaCultural.es, 12-03-2010 | 13 marzo 2010

Juan Caunedo presenta un documental de memoria viva con historias ocultas y silenciadas, producido por el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y Producciones Latigazo

 

Ayer tarde tuve la oportunidad de asistir en los cines Golem de Madrid al estreno de la película documental Sombra, niebla y tiempo que ha dirigido Juan Caunedo Domínguez y que ha sido producido por El Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y Producciones Latigazo, subvencionada por el Ministerio de la Presidencia del Gobierno de España y con la colaboración del Centro Social La Embajada en el que se han rodado todos los interiores. Su presupuesto ha sido de 20.000 euros. Es una lástima que este sea el único pase y que no se hayan establecido otros días de proyección.

La proyección la presentó José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria. Comenzó recordando que hoy es 11-M, un día triste, de homenajes. Habló del que ha tributado esta mañana el Congreso de los Diputados a las víctimas y familiares de aquellos atentados y citó las palabras de José Bono durante el mismo: “La herida la tenemos abierta todos los españoles”. A los del Foro por la Memoria, sin embargo, se les pide que no reabran heridas. Las víctimas del franquismo no han tenido homenajes. No hay Verdad, ni Justicia, ni Reparación para ellas. Piden un reconocimiento público y que se sepa qué ocurrió, quién lo hizo, cómo lo hizo y sobre quién se hizo. Después de 70 años no se saben aún los nombres de quienes siguen estando en fosas comunes; sus familias no conocen el lugar donde descansan sus restos para poder llevarles unas flores. El régimen de Franco se encargó de producir niebla sobre todos estos hechos con la intención de generar un olvido colectivo que aún hoy perdura. Dice Raúl Martínez en el documental que “la Dictadura, con esta represión, buscaba un desarme ideológico de las clases sociales más combativas”. Está pendiente aún el rearme.

Pedreño habló que el origen del documental está en unas jornadas de debate celebradas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con la intención de poner le foco sobre otros grupos también fuertemente reprimidos por el régimen dictatorial de Franco e ignorados cuando se habla de Memoria Histórica. Se trataba de mujeres, niños y homesexuales. Mujeres castigadas, torturadas y humilladas por ser esposas, hijas, madres o hermanas de republicanos, que se quedaron viudas, que fueron detenidas, que perdieron a sus hijos en las cárceles. Niños que fueron enviados a hospicios llenos de hambre y torturas. Niños que fueron robados a sus padres para ser entregadas a familias afines al régimen; se calculan estos casos en unos 32.000. El documental supone continuar aquellas jornadas pasando a la imagen. Un trabajo que se ha hecho con la mejor voluntad de los compañeros y de todos los artistas y técnicos que han trabajado en el proyecto de manera prácticamente gratuita. Terminada esta presentación se proyecta la película.

Desde las primeras imágenes se observa que Sombra, niebla y tiempo es un trabajo concienzudo, tanto de documentación como de recuperación de memoria. El documental se centra en los testimonios de mujeres encarceladas y torturadas durante el franquismo; de huérfanos de republicanos muertos en la Guerra Civil o represaliados durante la Dictadura a los que se envió a estrictos colegios para practicar con ellos una reeducación en los nuevos valores del régimen; y de familias que siguen buscando a los niños a los que el franquismo cambió de identidad para ser entregados a unos nuevos padres. Escuchar a estas personas contando detalles de su vida sobrecoge, especialmente por la fuerza de su discurso que se mantiene intacto, cargado de presente. La piel se eriza escuchando a Concha Carretero contando su detención, las torturas y vejaciones que sufrió en la cárcel. Se forma un nudo en la garganta al oír a Julia Manzanal explicando como vio morir en prisión a su hija, un bebé de pocos meses. O el testimonio de Trinidad Gallego, que desde su puesto de comadrona en la cárcel de Ventas fue testigo del robo de niños a las madres apresadas. Emotivos resultan contando su vida cargada de sacrificios los hermanos Raquel y Raúl Martínez. Tanto como las palabras de Angustias Martínez, Vicenta Camacho, Carmen Botran, Amelia Pérez, Víctor Luis y Amparo Orejas. Emoción y rabia a partes iguales es lo que produce. No se me va de la cabeza la ilusión con la que Concha Carretero canta Joven guardia. Sigue en la retina su cuerpo desnudo después de una paliza.

Pero Sombra, niebla y tiempo no es sólo escuchar estos sobrecogedores testimonios, Juan Caunedo hace un esfuerzo extra por dotar a la película de un componente artístico. Para ello acude a recreaciones con un elenco de quince actores y actrices que añaden valor a las palabras y las declaraciones de los mayores al representar para el espectador de forma tangible la realidad de aquellas vivencias. De la misma forma, recurriendo a la interpretación, señala las teorías políticas sobre raza, religiosidad y patriotismo de Vallejo-Nájera, auspiciadas por Franco como ideal, doctrina y estrategia de aniquilación. Acompañan las fotografías de la época para traer al presente el recuerdo. Se convierten también en protagonistas los paisajes, que no han olvidado aún el dolor de la represión. Es un trabajo excelente que sabe combinar a la perfección en 55 minutos política, historia y buen cine. Un trabajo digno de ver y que no defrauda.

Tras la fuerte ovación al terminar la película, intervinieron Fernanda Moral, miembro del Foro por la Memoria, y Juan Caunedo. Fernanda Moral dio las gracias al equipo técnico, al artístico y especialmente a las personas que dieron su testimonio en el documental. Tuvo palabras para cada una de ellas. Concha Carretero no pudo asistir porque, a sus 92 años, esta presentación le coincidía con una entrega de carnets del partido a los más jóvenes.

Caunedo por su parte resume la intención de su obra indicando que lo que ha querido mostrar es como se trató de eliminar la organización de las clases trabajadores por parte del franquismo. La película se divide, como su título, en tres partes. Sombras cuenta lo escondido, la represión a las mujeres mediante cárcel, tortura, humillación… En Niebla se muestra el lavado de cerebro en la sociedad española promovido por la Dictadura y el mecanismo de reeducación establecido. El Tiempo es el que se ha dejado pasar sin hablar de esta represión fascista que vivió nuestro país. Un tiempo largo que no se podrá recuperar. En palabras de su director “éste es un documental para mostrar lo que lleva muchos años oculto y silenciado, para ver cómo fueron las cosas”. Dice que la fuerza moral la recibió de las veteranas entrevistadas, que parecen tener aún veinte años. Después de escucharlas era una obligación tirar para adelante con la intención de que Sombra, niebla y tiempo alcance la mayor difusión posible y sirva para algo. Respecto a que no aparezcan imágenes del No-Do se debe al alto precio que cuesta comprarlas, por lo que el director pide que este servicio público permita un acceso más sencillo y económico al material.

El Foro de la Memoria intentará divulgar este trabajo a través de los medios. Se señaló que en países como Argentina la justicia ha abierto procesos para determinar autorías de las desapariciones cometidas y castigar a los culpables. En España lo más que avanzamos es poder hacer un documental. El Foro quiere que se persigan todos estos delitos porque no han prescrito y porque no se ha permitido durante muchísimo tiempo que puedan ser denunciados. Es tiempo de Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo. Cada dos meses y con este fin, esta asociación convoca una concentración ante la sedes del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional (Plaza de la Villa de París). La próxima será el domingo 14 a las 12 horas.

A modo de pequeño anecdotario: Juan Caunedo Domínguez es el director de esta película. Por la forma de tratar el documental, bien podría ser un hombre mayor. Sin embargo es un muchacho que nació en 1982. Este asturiano se licenció en comunicación audiovisual. Completó su formación con talleres de cine experimental en París y varios cursos en la EICTV (Cuba). Ha trabajado como editor y ayudante de realización para TeleAsturias, Telemadrid, La Sexta, Antena3, TeleCinco, CubaVisión y TVE, así como para varias productoras y otras instituciones. Entre sus obras como director se cuentan los cortometrajes La Carne, Cristinita la fantástica, Machina Wars y El bache. Con este último obtuvo el Premio Submarino Peral a la mejor Dirección de cortometraje en Festival Internacional de Cine de Cartagena en la edición de 2009.

http://www.larepublicacultural.es/article2556.html