Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Acto homenaje a las profesoras represaliadas en el franquismo en la UCM

La República, 10-03-2010 | 11 marzo 2010

“Eran mujeres que habían irrumpido en lo público y con ideas propias, que eran republicanas, y por eso fueron separadas”

 

La República – Redacción Madrid

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) acogió el pasado lunes 8 un acto en reconocimiento a las “Prefosoras represaliadas en el franquismo”. El acto se enmarcaba dentro de las actividades que la Oficina para la Igualdad de Género de la UCM organizó con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y estuvo presidido por el rector de la UCM, Carlos Berzosa, y contó con la intervención de Natividad Camacho (sindicalista), Cristina Segura (Directora de la Oficina para la Igualdad de Género de la UCM), Pilar Díaz (Profesora de la Universidad Autónoma de Madrid) y Margarita Barañano (Vicerroctora de Estudiantes de la UCM).

Carlos Berzosa, encargado de realizar las presentaciones del acto, explicó que “este homenaje tiene que significar que esta represión supuso gran retraso social impresionante para las mujeres, que tuvieron que luchar contra tantos elementos adversos”. También destacó la labor de las mujeres durante la dictadura. “El franquismo no sólo cayó como fruta madura, sin esas luchas, entre ellas la de Natividad Camacho, no hubiera sido posible”.

Cristina Segura hizo especial hincapié en la condición de trabajadora de todas las mujeres. “Trabajadoras somos todas, las que trabajan en lo público y todas las demás, que trabajamos en lo deméstico, además de en lo público”, señaló al inicio de su alocución. “Los espacios domésticos son espacios productivos, son trabajos muy duros, y no son remunerados cuando los hacemos dentro de nuestra familia. Generan unas plusvalías de las que se benefician los hombres cabezas de familia”, añadió.

Acto seguido pasó a relatar la necesidad de un acto homenaje hacia unas mujeres que “injustamente fueron separadas de su trabajo, eufemiso de la documentación, por las ideas políticas que tenían. Eran mujeres que habían irrumpido en lo público y con ideas propias, que eran republicanas, y por eso fueron separadas”. “Hemos de recordarlas porque abrieron la puerta de la universidad a otras que después nos hemos beneficiado de sus logros”, recalcó.

También señaló que la Oficina para la Igualdad de Género “es un observatorio de vigilancia, pero también debe enseñar a vivir en igualdad y mutuo respeto. La construcción patriarcal es injusta para los dos grupos, pero más para la mujer porque no es una construcción de iguales, sino una construcción donde las mujeres han de estar supeditadas a los hombres”.

La sindicalista Natividad Camacho, con un testimonio en primera persona, expuso cómo fue la represión y el adoctrinamiento franquista para las mujeres. “He conocido la represión desde muy pequeña. Nací en una familia vencida en la Guerra Civil”. Camacho explicó cómo “via Falange hay un sistema de control de los contrarios al régimen donde el encargado o el oficial es casi el sustituto de tu padre”.

Apoyada en su activismo dentro de las CCOO juveniles y de las Juventudes Comunistas explicó que “no hay dictadura que dure siempre y que siempre que haya voluntad hay una posibilidad, una esperanza para acabar con las dictaduras y para mejorar los sistemas democráticos”. Así pues, señaló la importancia de ser “conscientes de la necesidad de trabajar y del deber de trabajar. Por ello las sindicalistas solemos decir que las mujeres necesitamos epleo, porque trabajo tenemos de sobra”.

Pilar Díaz quiso felicitar a la Organización del acto y resaltó la relevancia de la charla, “ya que desde hace un tiempo se suele celebrar el Día de la Mujer, quitando lo de trabajadora”.

Díaz hizo un recorrido histórico por las depuraciones con las que la legislación franquista quiso amputar los valores de la República. “La enseñanza primaria y media jugó un papel muy importante durante la República, y Franco se dio cuenta de que era neceario desactivar todo este potencial”. Esto se consiguió con, entre otras formas de represión, la Ley de responsabilidades políticas de 1939, aunque las depuranciones comenzaron en 1936 en las zonas sublevadas.

“Durante la República tuvo especial importancia en la enseñanza el ligar los valores éticos republicanos con la historia. Las instituciones y centres de enseñanza secuandaria realizaban programas en los que tenía cabida el pueblo, las clases populares, y donde se explicaban al alumno los valores republicanos”, explicó Díaz.

Quiso resaltar Díaz esta relevancia que la República ortorgó a la enseñanza. “Existía un compromiso muy activo con la enseñanza, con una idea muy unitaria que prevalecía por encima de otros intereses. En período de crisis se destinó buena parte del presupuesto para la construcción de colegios”.

La Vicerrectora de alumnos y profesora de Sociología Margarita Barañano quiso señalar que los términos “represaliadas, olvidadas, insvisibilizadas, son un concepto a utilizar de forma amplia. Al tiempo hay que ayudarlo con la presión, o con el paso del tiempo las mujeres volverán a ser represaliadas, olvidas, invisibilizadas”.

“Hemos avanzado mucho, pero queda mucho por hacer. Hay paridad en el Consejo de Dirección de la Universidad, pero en cuestión de decanas o catedráticas no es así. Si se miran las calificaciones parece que acceder a esos puestos no tenga que ver con el esfuerzo”, señaló la vicerrectora, quien tamibén recordó que ese día 8 se conmemoraba el centenario de la incorporación de la mujer a la universidad.

Barañano también destacó el esfuerzo de la Complutense en materia de igualdad -con la creación de la Oficina para la Igualdad de Género o el Instituto de Investigaciones Feministas, por ejemplo-, algo “que a todos nos viene bien teniendo en cuenta que es la única forma de aprovechar ese talento olvidado e invisibilizado”.

http://www.larepublica.es/spip.php?article19017