Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Concentración en Castro del Río: por una exhumación digna y científica

CNT-Córdoba, 27-03-2010 | 29 marzo 2010

El Viernes nos concentramos a las puertas del Ayuntamiento para denunciar la falta de rigor y respeto con que se están llevando a cabo las exhumaciones de represaliados por el fascismo en esta localidad

 

El Viernes , 26 de marzo, unas 40 personas afiliadas a la CNT junto a vecinos y vecinas de Castro del Río (Córdoba)  nos concentramos a las puertas del Ayuntamiento para denunciar la falta de rigor y respeto con que se están llevando a cabo las exhumaciones de represaliados por el fascismo en esta localidad, a través de un Taller de Empleo que financia el Servicio Andaluz de Empleo y que gestiona la Asociación Foro Ciudadano por la Memoria.

Tras una visita previa al Cementerio Municipal (a cargo de miembros de asociaciones de memoria histórica y arqueólog@s de la Sección de Arqueología del sindicato CNT-Córdoba) se pudo comprobar que la fosa no está protegida de la lluvia; que los restos humanos están embarrados y en condiciones lamentables; que se recogen sin muchos miramientos (envueltos en papel de periódico) y sin la necesaria presencia de un antropólogo forense; sin saber si se van a identificar y dónde se van a guardar; sin haber hecho un estudio previo en los archivos y sin recogida de testimonios orales. Y lo más grave: sin haberse puesto en contacto con familiares (salvo en un par de casos) y dentro de un silencio y secretismo que se traduce en el desconocimiento total que la población tiene de estos trabajos.

Después de la concentración recorrimos las calles del pueblo repartiendo más de 300 octavillas, siendo recibidos por la televisión local la cual nos realizó un reportaje. También se consiguió una reunión con el alcalde para presentarle todas nuestras quejas a fin que estos trabajos se den a conocer y se hagan con todos los medios necesarios, con rigor científico, con respeto y con el conocimiento de los familiares, advirtiéndole que desde CNT-Córdoba seguiremos con esta campaña en tanto en cuanto no se resuelvan estas carencias. ¡Porque no estamos dispuestos a soportar un segundo olvido (después de 70 años) y una segunda indignidad en el trato a estos hombres y mujeres asesinados por querer la emancipación de la clase trabajadora y por anhelar la Tierra y la Libertad!.

Por otro lado, desde CNT-Córdoba (Sección de Arqueología) también denunciamos que en estos Talleres de Empleo (al igual que ocurre en  las Escuelas Taller y Casas de Oficio) el alumnado no recibe ningún título homologado que le permita presentarse como operario especializado en estas labores, y por tanto la inserción laboral va a ser bajísima (habida cuenta que tampoco las administraciones obligan a contratar a este alumnado formado, o a cualquier operario que tenga experiencia, en labores de arqueología) convirtiéndose en un cierto fraude para el participante.

Desde CNT siempre hemos denunciado al Estado español por no hacerse responsable, directamente poniendo TODOS sus medios (como obliga a legislación internacional en Derechos Humanos), en la  resolución de todas las injusticias pendientes que dejó  la larga noche del franquismo (entre otras la localización, exhumación e identificación de represaliados asesinados) y que derive esta responsabilidad (a través de la llamada Ley de Memoria Histórica) hacia los familiares y asociaciones (vía subvenciones en el mejor de los casos). Y desde CNT siempre hemos denunciado que este proceder puede favorecer que muchas asociaciones (creadas virtualmente en algún caso) acudan exclusivamente a recoger la subvención y no tanto a recuperar dignamente la memoria de los olvidados (como parece ser  el caso que nos ocupa). Del mismo modo la CNT siempre se ha preocupado por la recuperación de la memoria de todos los antifascistas asesinados, y en especial de los libertarios.

Por ello no podíamos taparnos los ojos, la boca, los oídos, y las narices (porque esto empieza a oler mal) ante unos hechos que tienen a los represaliados de Castro del Río como protagonistas, habida cuenta que esta localidad fue bastión anarcosindicalista de renombre.

Castro del Río fue uno de esos enclaves donde la llama de la emancipación de los trabajadores prendió pronto con revueltas campesinas constatadas ya en 1497. Tras el Congreso de Córdoba, el 2 de Septiem­bre de 1873, y la creación de la organización típica anarquista basada en el colectivismo y el federalis­mo, la independencia y el apoliticismo, el antiautoritarismo y el ateísmo, la demo­cracia directa a partir de asambleas, el apoyo mutuo, la solidaridad, la auto­gestión y la acción directa (en una visión que plantea la lucha contra todo poder y contra el Estado como máximo paradigma de ese poder), Castro pasa a formar parte de esas localidades andaluzas donde la presencia anarquista es abrumadora, siendo 2.000 los afiliados a principios del siglo XX (es decir, prácticamente toda la población trabajadora y mayor de edad).

Desde entonces Castro del Río protagonizó huelgas como las de 1901-1905, y desde el Centro Instructivo Obrero creado en  1910 capitanea con éxito las huelgas de 1916-1920, organizándose en la localidad sendos con­gresos anarquistas. En concreto fue en el Congreso del 25 al 27 de Octubre de 1918 de Castro donde se señalaron las demandas obreras: abolición del des­tajo, prohibición de contratar traba­jadores foráneos (que evitara romper las huelgas), libertad de cada organi­zación para fijar salarios, trabajo para todos por parte de los ayuntamientos y los patronos (en tanto llegará el día en que la tierra fuera para quien la trabaja), y no dar por terminada una huelga hasta que todas estuvieran re­sueltas.  Y en el Congreso del 3-6 de Mayo 1919 de Castro se crea la Federación Provincial de Córdoba para estruc­turar las relaciones con la C.N.T.(creada en 1910) y la Federación Regional Obrera Anda­luza.

En Castro (como en otras muchas localidades cordobesas) se llegan a vender varios centenares por cada numero de las revistas  Tierra y Libertad, La Voz del Cantero, Solidaridad Obrera, La Voz del Campesino…, y todo ello a pesar de los altísimos índices de analfabetismo (que para 1930 suponía el 50,9% de la población masculina y el 67,6 % de la femenina), siendo el libro de más éxito entre los campesinos cordobe­ses “La Conquista del Pan” del anarquista Kropotkin, “El Dolor Universal” de Faure y “El Botón de Fuego” de J. López Montenegro, así como los folletos del maestro anarquis­ta José Sánchez Rosa que pasó varias veces por la localidad.

Durante la II República Castro del Río participó activamente de las huelgas para hacer efectivas las 8 horas de trabajo que los patronos no respetaban, para oponerse a las Ba­ses de Trabajo de los Jurados Mixtos, o por el problema del paro. Y tras el Golpe de Estado del 18 de Julio de 1936, se declara en la localidad el Comunismo Libertario,  rechazando heroicamente en varias ocasiones a los ejércitos profesionales sublevados (desde el puente sobre el río Guadajoz) , hasta que a finales de septiembre de ese año los franquistas ocupan la localidad y comienza la brutal persecución ininterrumpida durante años.

Con la llamada Transición renace el sindicato, que congrega a varios cientos de personas en un mitin a finales de los años 70, y que tendrá permanencia hasta mediados de los 80. Por todo ello Castro es un referente de lucha, pundonor y resistencia, y por todo ello pudimos apreciar y emocionarnos con esos rostros amables, de gestos cómplices, que se asomaban a las ventanas y a las calles cuando  pasábamos en “procesión” libertaria este Viernes de Dolores de Semana Santa. Dolores antiguos llevados con silencio pero con dignidad por gentes sencillas, campesinos y campesinas, que han dignificado para siempre estas tierras con luchas y nombres como el del maestro Antonio Pérez Rosa, o los campesinos Pedro Algaba, Bartolomé Millán, Dioniso Quintero, o Juan Pérez López…entre muchos cientos de hombres y mujeres anónimos que siguen siendo referentes para nosotr@s: hoy más que nunca.

 

POR UNA EXHUMACIÓN DIGNA Y CIENTÍFICA.

Ayer, 26 de Marzo de 2010, nos concentramos en Castro del Río en defensa de una recuperación digna de los restos de la fosa de la Guerra Civil del cementerio municipal. La exhumación de los restos carece de validez científica y humana, pues la falta de un antropólogo forense, esencial en este tipo de trabajos, y el abandono absoluto en el que ha pasado parte del invierno, encontrándose buena parte de los restos excavados a la intemperie, hablan por sí solos.

La concentración partió desde la puerta del Ayuntamiento e hizo un recorrido por varias calles del pueblo. En el trayecto fuimos repartiendo octavillas en las que se explicaba a la población qué estaba ocurriendo en el cementerio de su localidad, y como ya sabíamos el desconocimiento era prácticamente absoluto. Así mismo, a través de la televisión local se hizo un llamamiento a la población, y especialmente a los familiares que desconocieran que se estaba exhumando la fosa, para que el día 6 de Abril de 2010 a la 13.00h acudan a la cita que se mantendrá con el Alcalde para que informe sobre los trabajos que se están realizando. Así mismo, a partir de hoy, se enviará un comunicado y unas fotos adjuntas del estado de la fosa al Comisariado de Memoria Histórica y a todas las asociaciones de Memoria Histórica, para que conozcan lo sucedido en esta localidad, y sea ejemplo de lo que no debe repetirse nunca más.

El trabajo arqueológico está siendo realizado por un Taller de Empleo dotado de 496.136,16€ por el Servicio Andaluz de Empleo y gestionado por el Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía, y que se supone que sirve para formar profesionales e insertarlos en el mercado laboral (Subvención TE). Desde CNT no creemos que la exhumación de fosas de la Guerra Civil deba ser considerada como un yacimiento de empleo. No puede hablarse de yacimiento de empleo cuando todo lo relacionado con la Memoria Histórica funciona a base de migajas, de subvenciones ínfimas, gestionadas por asociaciones de familiares, que de buenas a primeras tienen que convertirse en empresas para poder justificar el dinero, cuando verdaderamente lo único que quieren es recuperar los restos de su familiar. Basta ya de jugar y mercadear con los sentimientos.

http://cordoba.cnt.es/arqueo/2010/03/concentracion-castro-del-rio-por-una-exhumacion-digna-y-cientifica/