Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El brigadista era cubano

El País, | 1 marzo 2010

El voluntario que aparece en la foto que Zapatero quería regalar a Obama zarpó de Nueva York, pero no nació en EE UU. Aún se ignora su nombre

 

NATALIA JUNQUERA – Madrid

Era el regalo perfecto. La foto de un brigadista afroamericano para un presidente afroamericano que planeaba viajar pronto a Madrid. No era ni la fría guía turística de Barcelona que Zapatero le había regalado la última vez, ni el socorrido jamón con que obsequió al presidente ruso.

Era algo más sentimental: una imagen tomada por el fotoperiodista Agustí Centelles durante la Guerra Civil a un hombre negro que había viajado desde Estados Unidos a España para defender con el bando republicano, en la brigada Abraham Lincoln, la democracia. Sólo faltaba averiguar su identidad. Un equipo de expertos de tres países (EE UU, Cuba y Guayana) ha realizado importantes hallazgos tras dos meses de investigación.

“Vimos el artículo en EL PAÍS de diciembre que hablaba del asunto y nos pareció un desafío, y desde entonces hemos llevado a cabo una investigación casi detectivesca”, cuenta Sebastiaan Faber, profesor de estudios hispánicos y miembro de la junta directiva del Archivo de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA, en sus siglas en inglés), ubicado en la Universidad de Nueva York. Faber y su colega James D. Fernández bucearon en el material del archivo, creado en 1979 por veteranos de la Brigada Lincoln y alimentado desde entonces por una ingente documentación: desde fotografías a diarios de los propios brigadistas. Así, dieron con otra foto, tomada en el barco Champlain en Nueva York, en la que el mismo hombre posa con otros voluntarios.

La foto de Centelles fue tomada el 17 de enero de 1937 en Barcelona. “El seis de enero los voluntarios habían empezado a desfilar por la ciudad. El primer barco había partido de Nueva York a finales de diciembre. Y el Champlain, el seis de enero”, dice Faber. Siguieron su rastro. El hombre de la foto durmió en el Castillo de Figueras, llegó a Barcelona una mañana, desfiló por la tarde y por la noche partió hacia el campo de entrenamiento en Albacete.

En otra foto tomada por Centelles ese mismo día vieron que el brigadista negro sostenía una bandera en la que además de Brigada Abraham Lincoln se podía leer “Centuria Antonio Guiteras”. Y entonces se fijaron en la persona a la que el brigadista rodeaba con el brazo en el Champlain: Rodolfo de Armas, líder de esa centuria, un estudiante cubano de medicina que se había destacado en las protestas contra el presidente cubano Gerardo Machado. “Murió en el Jarama y se convirtió en un héroe para los cubanos”.

Así fue como descubrieron que el brigadista negro no era estadounidense, sino cubano. “No tenemos dudas. Era un cubano exiliado, muy activo en los círculos izquierdistas de Nueva York y que salió de EE UU para integrar el núcleo cubano del Batallón Lincoln”. La pista definitiva la encontraron en el libro de otro brigadista, John Tisa, titulado Tisa, Recuerdo de la buena lucha: una autobiografía de la guerra civil española, escrito en 1985, y que incluía una foto en la que volvía a aparecer el brigadista negro, al que el autor llamaba Cuba hermosa.

Cuba hermosa es una expresión de una canción política de la época, titulada Lamento cubano. Sólo es el apodo porque el equipo de investigadores aún no ha encontrado el nombre verdadero del brigadista de Centelles. “En la lista de embarque del Champlain hemos ido eliminando los nombres conocidos y nos hemos quedado con cinco: Bienvenido Domínguez, Faustino García, Juan Godoy, Ricardo Pérez y Ronaldo Rodríguez. Uno de ellos es él”.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/brigadista/era/cubano/elpepicul/20100301elpepicul_4/Tes?print=1