Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Poder Judicial y las asociaciones profesionales critican las injerencias políticas en los casos contra Garzón

El País, | 8 marzo 2010

El CGPJ y dos de las cuatro asociaciones profesionales creen que Zapatero no debería defender al magistrado.- Rajoy critica al presidente por “presionar” al Supremo

 

VICTORIA TORRES / AGENCIAS – Madrid – 08/03/2010

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ ) y dos de las asociaciones profesionales que representan a los jueces de España han criticado las injerencias políticas en la Justicia y, en concreto, en los casos que afectan al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, imputado por el Supremo en tres causas. El CGPJ ha pedido “el máximo respeto, nacional e internacional, hacia la independencia y la función jurisdiccional de los jueces y tribunales españoles” tras las “informaciones, comentarios y opiniones” que políticos españoles y extranjeros han expresado en los últimos días, al tiempo que ha advertido del “inmerecido efecto deslegitimador” que estas manifestaciones pueden provocar en relación a un poder básico del Estado, informa Efe.

Aunque no los cita, entre los políticos que opinaron el pasado fin de semana sobre asuntos judiciales están el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, los ministros de Justicia y de Fomento, Francisco Caamaño y José Blanco, y el ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro. Zapatero destacó la “valentía” de Garzón contra ETA, Caamaño y Blanco criticaron que se permita al presunto líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, querellarse contra el juez, y Maduro vinculó a Velasco con el franquismo y con el PP, partido del que dijo que tiene sectores ultraderechistas.

Precisamente, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha arremetido hoy contra Zapatero por “presionar” al Tribunal Supremo con su defensa de Garzón y no defender a Eloy Velasco de los “insultos” del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Las cuatro asociaciones de jueces y magistrados, que representan a la mitad de la carrera judicial, también se han pronunciado sobre las declaraciones de ayer de Zapatero. Dos de las cuatro agrupaciones, las de corte conservador, han censurado estas palabras, que consideran “inoportunas” y “gravemente irresponsables”. La progresista es la única que defiende el “legítimo derecho” del presidente a opinar, mientras que la moderada Francisco de Vitoria pide más prudencia y “las mínimas declaraciones posibles”.

En una entrevista a Radio Euskadi recogida por Europa Press, el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM- mayoritaria con 1.200 asociados y conservadora-), Antonio García Martínez, ha calificado “lo del presidente de Gobierno” de “una irresponsabilidad absolutamente supina y difícilmente superable”. El portavoz de esta asociación judicial ha destacado que sus palabras son “muy inoportunas y, desde luego, gravemente irresponsables” con “la que está cayendo, con un magistrado sometido a tres causas en el Supremo y con una polémica pública maniquea” que ha reducido el asunto “a una cuestión proGarzón o contra Garzón”. En esta situación, ha censurado que “salga el presidente del Gobierno a mediar, aunque haya intentado hacerlo, una vez más, con una de cal y otra de arena”.

“Un apoyo personal” al juez

En su opinión, Garzón “no tiene menos derechos que nadie” pero “tampoco tiene más”. “Es una persona que puede ser sometida a la acción de los tribunales, se puede defender con plenas y totales garantías y lo que hay que hacer es respetar y ver qué es lo que, finalmente, acaba resolviendo el Tribunal Supremo”. García ha insistido en que esto es lo que haría “cualquier persona sensata y que, desde luego, cree en el Estado de Derecho”. “Lo demás, son comportamientos muy pero que muy criticables, sobre todo cuando vienen de personas de las que se esperan las actuaciones responsables que hay que esperar siempre, por ejemplo, un presidente de Gobierno”, ha subrayado.

Por su parte, Marcelino Sexmero, portavoz de la moderada Asociación Francisco de Vitoria -la segunda de España en afiliados, 570-, ha declarado a este periódico que a su juicio el presidente “ha respetado las decisiones judiciales” y “acto seguido ha hecho un apoyo personal” al juez. A Sexmero este hecho no le parece “ni una situación rara ni un ataque al poder judicial”. En este caso, “como en cualquier otro”, su asociación aboga “por el respeto a la actuación de la Justicia y más aún en el caso del Tribunal Supremo”, por lo que ha pedido “confiar en el Supremo y en sus decisiones futuras”. El portavoz no ha querido entrar a valorar el “apoyo personal” de Zapatero a Garzón. “Los apoyos y las amistades son de cada uno y cada uno es libre de expresarlos o no. No tengo nada que decir al respecto ni voy a entrar a valorarlo”, ha agregado.

Lo que sí ha pedido Sexmero es que los “políticos hagan las mínimas declaraciones posibles” cuando se enfrentan a un proceso judicial abierto para que así “la Justicia pueda actuar con total independencia”. Otro cantar son las sentencias, momento en el que es y será oportuno “someterlas a juicio, valorarlas y criticarlas”. El portavoz del Foro Judicial Independiente -la cuarta asociación judicial española en afiliados, 260-, Conrado Gallardo, no hablaría de irresponsabilidad en las palabras de Zapatero pero sí de “invasión al Poder Judicial y de falta de respeto” a éste y a sus órganos de decisión. “El presidente del Gobierno no debe meterse en las decisiones de los órganos judiciales ni en las de los tribunales y si las respeta debe mantener silencio porque su opinión particular ni es relevante, ni interesa, ni debe expresarla”.

“Una pura formalidad para guardar las formas”

Según Gallardo, un presidente del Gobierno “sólo habla como presidente del Gobierno” y no puede ni debe ignorar este extremo, por lo que no basta con “respetar formalmente” la actuación de la Justicia porque, con declaraciones como las de ayer, Zapatero “está en la práctica desautorizando al Consejo General del Poder Judicial y al Tribunal Supremo”. “Dice que respeta la acción de la Justicia pero es mentira, es una pura formalidad para guardar las formas, en realidad lo que hace es desautorizarla y presionar a los jueces para que fallen en un sentido u en otro”, lo que supone, para el Foro Judicial Independiente, “una presión intolerable”. “Los jueces, si finalmente fallan contra Garzón, lo harán sabiendo que el poder ejecutivo está apoyando a Garzón”.

Sin embargo, la asociación progresista Jueces para la Democracia (JpD), a través de su portavoz, Ignacio Espinosa, “no comparte en absoluto” las duras críticas a José Luis Rodríguez Zapatero por parte del resto de asociaciones. Zapatero está “en su legítimo derecho a decir, haciendo uso de su libertad de expresión, lo que quiera sobre Garzón”. Máxime, subraya Espinosa, cuando lo que dice sobre el magistrado es “rigurosamente cierto”. “Lo único que ha dicho Zapatero es que Garzón goza de un gran prestigio en la sociedad española e internacional, hasta el punto de que hace años fue propuesto para el Nobel de la Paz”. JpD no observa en estas palabras “intento alguno por parte de Zapatero de inmiscuirse en asuntos sub júdice” (pendientes de resolución). “Sería preocupante que un presidente interfiriera en procesos judiciales abierto pero a tenor de sus declaraciones no hay nada que indique que haya querido mediatizar, interferir o atentar” contra el poder judicial o la separación de poderes.

“En ese tono [en referencia al adoptado ayer por el presidente] puede hacer todas las declaraciones que crea convenientes. Zapatero ha sido muy prudente y escrupuloso y no ha tocado ninguno de los asuntos” que Garzón tiene pendientes en el Tribunal Supremo -hay abiertas tres querellas, una por escuchas en el caso Gürtel, otra por los cursos que impartió en Nueva York y la tercera por su investigación de las fosas comunes durante la represión franquista-. Para Espinosa, “sólo ha expresado una opinión favorable sobre un juez que comparte además la mayoría de los españoles”. Así, JpD no ve “ni elementos ni objetivos ni subjetivos” que indiquen “presión a los jueces”, lo que sería “impensable e imposible” teniendo en cuenta “tanto la valía de los magistrados que componen el Supremo” como “las declaraciones en sí”, que no van más allá del “respeto y el apoyo a un juez”.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Poder/Judicial/asociaciones/profesionales/critican/injerencias/politicas/casos/Garzon/elpepuesp/20100308elpepunac_5/Tes?print=1