Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Sergio Millares: ´Los verdugos murieron tranquilos en su cama´

laprovincia.es » Gran Canaria, | 19 marzo 2010

“No tengo ninguna duda de que en el pozo del barranco de Tenoya hay desaparecidos. Es el próximo que queremos excavar”

 

JESÚS MONTESDEOCA

– Las excavaciones y los análisis científicos en el Llano de Las Brujas han confirmado la teoría de los familiares de las víctimas del franquismo en Arucas. ¿Y ahora qué?

– Lo primero es hacer una reflexión sobre la memoria y la historia, que tienen códigos diferentes pero se ayudan mutuamente. Los testimonios orales son una fuente histórica fundamental en estos casos, porque apenas hay fuentes escritas. La información oral es imprescindible para acercarnos al hecho represivo en Canarias. Se ha transmitido de padres a hijos y hemos logrado confirmar lo que todos creíamos, lo que era un secreto a voces pero no teníamos las pruebas completas. Y se ha confirmado plenamente en el primer pozo excavado. No es como en Granada, donde se sigue buscando a Lorca porque esa información oral no es exacta. Aquí ha funcionado al cien por cien, porque en primer pozo de Gran Canaria han aparecido los 24 que se creía que estaban ahí. Igual que en Fuencaliente de La Palma. En Fuencaliente hay un hecho muy interesante, y es que la persona que aportó la información sobre dónde estaban los cadáveres había permanecido callada toda su vida. Sabía dónde estaban enterrados porque su padre se lo había dicho. ¿Cuándo habló? Cuando un hijo suyo murió en la mar y su cuerpo desapareció. Nunca lo encontró. Así se dio cuenta del sufrimiento de los familiares de los desaparecidos.

 

– ¿Existen las mismas garantías si se excavan los otros pozos?

– Plenamente. No tengo ninguna duda de que, por ejemplo, en el pozo del barranco de Tenoya hay desaparecidos. No se sabe el número exacto, pero hay información oral de que había una fila de personas que iba a ser asesinada. Había dos hermanos y uno de los falangistas salvó a uno de ellos. Hay una fiabilidad completa y ése es el próximo pozo que la AMHA quiere excavar, pero hasta ahora no hay respuesta de las instituciones.

– ¿Han puesto obstáculos?

– El Gobierno de Canarias está desaparecido con respecto a la memoria histórica y esperemos que estas jornadas le sirvan para que se conciencie de la necesidad de ayudar a las familias. Hasta ahora no ha hecho nada, salvo la ayuda de Adán Martín para la excavación en el Llano de Las Brujas. Este Gobierno de Paulino Rivero no parece que vaya a dar ningún paso. Si se observan las comunidades autónomas que están colaborando en la elaboración del mapa de fosas de España se verá que Canarias no aparece por ningún lado, como tampoco las comunidades gobernadas por el PP. Canarias está actuando como una comunidad del PP, se olvida de los desaparecidos y de hacer lo que le obliga la Ley de la Memoria Histórica.

– Los estudios han revelado que la primera matanza en el Llano de Las Brujas fue más brutal que la segunda. ¿A qué se achaca? ¿Fueron distintos verdugos?

– Creo que fueron los mismos ejecutores, pero mejorando la técnica. Los asesinatos de Arucas fueron una operación conjunta entre la Guardia Civil, la policía de investigación de Las Palmas y la Falange. Se elaboraron lista en los pueblos y las autoridades franquistas determinaban a quiénes se detenía y con qué ritmo. El operativo fue el mismo y yo creo que sólo hubo uno o dos días de diferencia entre las dos tandas de matanzas. Era la primera gran matanza en Gran Canaria y es lógico pensar que se les fue de las manos porque no tenían previstas las contingencias. Si una persona sabe que va a ser asesinada es normal que se revuelva, que corra, que grite. Los verdugos aprendieron de la primera vez y la segunda los llevaron totalmente inmovilizados. Los asesinos fueron ganando en profesionalidad, por decirlo de alguna forma.

– Al igual que se podrán conocer los nombres de las víctimas, ¿algún día se podrá hacer pública la lista de los verdugos?

– Se saben los nombres de algunos de ellos, que ponían especial pasión en los asesinatos. Pero estos operativos eran ordenados desde arriba, no fue una improvisación de las autoridades de aquí o de unos policías y guardias civiles descontrolados, fue planificado. El 50% de los asesinados en Arucas había salido unos días antes del campo de concentración de Gando, Porque paradójicamente no tenían ninguna causa contra ellos. Los que murieron no estaban sometidos a un proceso penal de las leyes franquistas, no habían hecho nada. Los que estaban acusados de la resistencia en el Norte estaban protegidos por la ley y había que hacerles un consejo de guerra. Muchos de ellos fueron condenados a muerte, pero se les perdonó. Creo que la matanza fue planificada desde Burgos porque el ejército de Franco veía que Canarias no estaba segura y ordenó una represalia masiva para implantar el terror y paralizar a la población.

– Es curioso que entre ese grupo de personas que perpetraron la matanza no haya habido ni un solo arrepentido.

– No hay ningún arrepentido público porque el franquismo los amparó durante 40 años, muchos murieron tranquilamente en su cama, con jugosos sueldos y ocupando cargos. Salvo uno, según parece.

– ¿Quién?

– Eufemiano Fuentes. Todos los testimonios llevan a él como responsable de las brigadas del amanecer. Estuvo en la retaguardia en Gran Canaria y la información oral nos lleva a él. ¿Le interesa a la historia saber quiénes fueron? Sí, pero más que nombres concretos le interesa el perfil del asesino. Por qué una persona de derechas, de orden, religiosa, se transforma en un asesino en masa.

No tengo ninguna duda de que en el pozo del barranco de Tenoya hay desaparecidos. Es el próximo que queremos excavar

http://www.laprovincia.es/gran-canaria/2010/03/18/verdugos-murieron-tranquilos-cama/291250.html