Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria, Noticias

Culpan al Supremo de «ensuciar» la memoria de las víctimas de Franco

El Mundo, | 25 abril 2010

Miles de personas marchan contra la impunidad de la dictadura y a favor de Garzón

 

 

EL OBJETIVO DE ZAPATERO: Romper la convivencia deslegitimando la Transición para acabar con la alternancia y poder seguir disponiendo de los recursos

PEDRO SIMÓN / Madrid

Volvió a flamear la tricolor. Era una instantánea en sepia actualísima la calle. Decía el pasquín en las jornadas previas: «Trae impresa la fotografía de tu abuelo; es en su honor». Allí comparecieron con la Historia los manifestantes enarbolando el pasado. De nuevo -con ecos distintos esta vez-, el «No pasarán» sonando en Madrid.

Al reclamo de la cita acudieron miles de personas a manifestarse por las calles de la capital. Convocaba la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, con todo el movimiento memorialista detrás. Desde Cibeles hasta Sol, un frente popular y entusiasta.

Decenas de actos se simultanearon ayer en una de las dos Españas, repartida esta vez por 25 provincias. Pidiendo «verdad, justicia, reparación y solidaridad con las víctimas», como decía la pancarta que abría las aguas de la marcha. El manifiesto final señaló que la causa contra Baltasar Garzón «ensucia» la memoria de las víctimas. Jamás la causa suscitó tantos correligionarios. Lo que no pudo la memoria en décadas, lo ha podido el procesamiento de un juez.

«Llevamos años manifestándonos frente al Supremo, y nunca somos más de 70 personas», concede José María Pedreño, presidente de la Federación de Foros por la Memoria, que integra una treintena de colectivos. «Hemos pasado de sentirnos solos a sentirnos arropados. Después de todo lo recorrido, para muchos de nosotros, Garzón no es lo importante hoy, pero somos conscientes de que muchos han venido por él… Es la primera vez que los sindicatos nos hacen caso, cuando precisamente las fosas están llenas de sindicalistas».

El pavimento era ayer un río de familiares de víctimas del franquismo, el álbum de casa abierto y patas arriba, un bosque de árboles genealógicos con muchas orlas sin rostro.

En Sevilla salieron a manifestarse hasta las hermanas y la madre del juez. Estaban en Madrid el diputado Gaspar Llamazares, los actores José Sacristán o Juan Diego Botto; los poetas Juan Gelman o Luis García Montero; los políticos Cayo Lara o Pedro Zerolo… Pero hablamos con Eugenia Bargueño, que perdió al padre y al hermano en la Guerra Civil.

«He venido para recordar y pedir que se haga justicia con el juez que quiere sacar los restos de mi padre», dice incrustada en la cabecera de la manifestación. «Porque los de mi hermano no sé ni dónde están».

La Policía anduvo cruzando los dedos durante la marcha, el rabillo del ojo vuelto a la manifestación alternativa de la Falange. Hubo demandas de justicia, una suerte de homenaje nunca hecho y de día de difuntos eternamente postergado.

«Sus muertos al altar. Los nuestros al lodazal», decían las pancartas. «Franco vive en el Tribunal Supremo». «Más jueces como Garzón». «Es genocidio. No prescribe». Apareció llegando a Sol un tipo disfrazado de Dar Vader, como salido de una convención de Star Wars. Su letrero: «Gracias, Varela. El lado oscuro sabrá recompensarte».

«Tras 10 años exhumando cadáveres, las fotografías de los ausentes están inundando hoy el espacio público. Han estado desaparecidos y hoy recuperan la visibilidad. Esto para los familiares es importante», advierte Carlos Agüero, coordinador de la oficina de atención a las víctimas de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. «Los protagonistas son las víctimas. Pero es verdad que Garzón era el único juez que les escuchaba. Lo que han hecho con él ha sido la palanca. Para muchos era su única esperanza».

Trae impresa la fotografía de tu abuelo; es en su honor… La trae impresa Llani Álvarez, representante de la Coordinadora de Colectivos de Víctimas del Franquismo, que ha hecho caso al pásalo de la manifestación y comparece con la fotografía de marras. Una instantánea añeja donde caminan su abuelo, con gabardina y sombrero, junto a su padre, que por entonces tenía 10 años. Está tomada en las calles de Sevilla, unos meses antes del estallido de la Guerra Civil.

«Esta manifestación supone el despertar de la conciencia de la sociedad española», comenta sobre la marcha. «Es un grito que va más allá de la cuestión de Garzón. Nos jugamos la justicia para las víctimas del franquismo. Este es un acto contra la impunidad».

El manifiesto final fue leído por el cineasta Pedro Almodóvar, la escritora Almudena Grandes y Marcos Ana, 67 años de vida y 90 de edad. La cuenta es cosa de las cárceles de la dictadura, que se merendó 23 años de poeta y de hombre. También Human Rights Watch pidió la paz y la palabra. Sonó algo así: «Los crímenes contra la Humanidad no prescriben jamás. [La causa contra Garzón] ensucia la memoria de las víctimas, desprecia el dolor de sus hijos, de sus nietos y condena las aspiraciones de justicia». «Es un escándalo sin precedentes», que «nos devuelve a la noche oscura de los asesinos».

Los manifestantes enarbolan las banderas. Hay gritos de «Garzón, amigo, el pueblo está contigo». Se emociona una señora mayor. Aplaude un niño. Empieza a sonar un minuto de silencio.

El crío se llama Pablo Requena, tiene 10 años. Su padre se llama Sacha. Le ha dicho al hijo que han venido para protestar «contra Franco». Es su primera manifestación. Españolito que vienes al mundo…

http://e-pesimo.blogspot.com/2010/04/el-objetivo-de-zapatero-romper-la.html