Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La Justicia y los muertos

| 16 abril 2010

La ley dice que cada vez que se encuentra un cadáver, debe presentarse un juez para su levantamiento. La ley rara vez se cumple

 

 

Y mientras el Tribunal Supremo procesa a Garzón, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, poco a poco, sigue desenterrando a los muertos para darles una sepultura digna. Aún quedan decenas de miles en las cunetas de las carreteras de la retaguardia golpista, los desaparecidos que la Falange fusiló. España, otro honor, es el único país europeo que todavía mantiene decenas de fosas comunes del siglo XX; cadáveres anónimos cuyas viudas, hijos y nietos, tres décadas después de que llegase la democracia, aún no tienen una tumba sobre la que llorar. Sólo en la fosa de Málaga hay 4.000 cadáveres; más muertos que los que mató Pinochet en toda su exitosa carrera criminal. Uno de cada cinco en esta fosa son mujeres. Algunas de ellas, embarazadas.

No es un capricho, no es guerracivilismo. Nadie busca reabrir viejas heridas, sino poder cerrarlas. Es algo tan básico para la solución de cualquier conflicto como que los muertos descansen en paz para que así lo puedan hacer también sus familiares, para que la ceremonia del funeral sirva para enterrar parte del dolor. Es algo tan viejo, tan sagrado, como la propia civilización.

En el último año, los que pelean contra esta amnesia han conseguido abrir nueve de las fosas que aparecen en el sumario que instruyó Garzón, el que le llevará hasta el banquillo. No es fácil. La fallida ley de la Memoria Histórica no dejó claro el procedimiento a seguir. Sólo en una de esas últimas nueve fosas se ha presentado un juez, a pesar de que siempre son avisados. En otra fosa, acudió la policía judicial para hacer fotos. En las otras siete nadie se presentó. La ley dice que, cada vez que se encuentra un cadáver, debe presentarse un juez para su levantamiento. La ley rara vez se cumple. El Tribunal Supremo y el Poder Judicial tienen otras cosas que hacer.

 

http://www.escolar.net/MT/archives/2010/04/la-justicia-y-los-muertos.html