Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Rioja: Unos 800 fusilados de la Guerra Civil todavía carecen de localización exacta

El Correo, | 30 abril 2010

Jesús Vicente Aguirre calcula esta cifra de víctimas por encontrar, mientras La Barranca reclama la creación de un mapa de fosas

 

E. ALCALDE | LOGROÑO.

El Estado publicará un mapa de fosas nacional, sólo con los datos de ocho regiones socialistas

Unos 800 riojanos fusilados en la Guerra Civil aún se encuentran, de alguna manera, desaparecidos. Esto es, «identificados, con nombre y apellidos, pero sin conocer el lugar exacto en el que se encuentran, sólo aproximado, en cementerios, algunos en cunetas…». De los 2.000 riojanos asesinados en el conflicto del 36, éstos son los que quedan «de extractar», según explica el escritor Jesús Vicente Aguirre, autor de la obra ‘Aquí nunca pasó nada’, que analiza y documenta lo ocurrido en la región.

El ministro de Economía, Francisco Caamaño, anunció ayer en el Congreso la próxima publicación de un mapa de fosas español, que sin embargo sólo contará con la documentación aportada por ocho comunidades, todas ellas con los socialistas en el gobierno, o como parte de él. En La Rioja, a falta de tal documentación, la principal fuente de datos contrastados es la citada obra ‘Aquí nunca pasó nada’. Según las estimaciones de su autor, y en cifras redondas, 400 de los 2.000 fusilados riojanos yacen en el cementerio de Logroño, procedentes de todo el entorno de la capital (La Grajera, carretera de Zaragoza, carretera de Pamplona, etc.). Otros 400 están en el cementerio civil de La Barranca; mientras otros 400 ‘proceden’ de las exhumaciones de los años 1979 y 1980, propiciadas desde la Ribera navarra, y centralizadas en La Rioja Baja.

Quedarían por tanto, esos 800, «que están muy dispersos por toda La Rioja», explica Aguirre. Su ubicación principal serían los cementerios: «No se les mataba allí, sino en cunetas o en las tapias de los cementerios y se les dejaba ahí; pero al día siguiente iba el enterrador o se ordenaba a alguien del pueblo a que los ‘limpiara’», apunta.

«No hay voluntad»

A la localización más exacta de éstos ayudaría el llamado mapa de fosas, una herramienta cuya elaboración pide la Asociación para la Memoria Histórica La Barranca, pero de momento no hay nada concreto. «Andamos en ello, porque creemos que es algo muy necesario, pero de momento no ha habido voluntad jurídica, ni política concreta, en el caso del Gobierno regional», explicaba ayer Pedro García, presidente de la Asociación.

Las exhumaciones realizadas en los últimos años, en Sajazarra, Uruñuela, Fuenmayor, o Altabe (Burgos) tendrán su continuidad, en la medida en que lo pidan las familias de los fallecidos. Sin el citado mapa, se complica una tarea de por sí «muy compleja, ya que no basta con conocer la localización aproximada, sino la exacta», explica Aguirre.

La Asociación de La Barranca está actualmente buscando apoyos económicos para ésa y otras cuestiones como un acondicionamiento de la entrada al cementerio civil (un muro de protección para el monolito de Rubio Dálmati), o un homenaje a las mujeres y madres «que sufrieron en el franquismo», apunta García.

http://www.elcorreo.com/alava/v/20100429/rioja/unos-fusilados-guerra-civil-20100429.html