Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Símbolos franquistas en los pueblos salmantinos

La Tribuna de Salamanca, | 30 abril 2010

Los carteros rurales todavía entregan cartas en la calle Generalísimo Franco

 

ANGÉLICA CORRAL

En Berlín (Alemania) es ilegal de verdad cualquier símbolo nazi en un espacio público. Se cumple la ley. En España no. Tanto en Alemania como en Italia cuando terminó la Segunda Guerra Mundial se suprimieron de inmediato los escudos nazis y fascistas. Sin embargo, en España, tras la llegada de la Constitución en el año 1978, lo que supuso el fin del franquismo, aún hay calles que rememoran al dictador, fuentes públicas que homenajean la victoria franquista en la Guerra Civil (el año de la victoria de 1939) y cruces por los hombres caídos por Dios y por la Patria.

La Democracia ha cumplido treinta años, el siglo XXI ya ha superado una década pero en algunos pueblos de la provincia de Salamanca todavía perviven símbolos franquistas y espacios públicos sin esperanzas de que puedan eliminarse. A estas alturas los carteros aún reparten cartas en la calle Generalísimo Franco de Sando, La Orbada, Pajares de la Laguna, Cabrillas, Villaseco de los Reyes, Aldealengua, Villasbuenas, Gomecello, Ledesma, La Fregeneda, Villares de Yeltes, La Vellés o Parada de Rubiales.

El haz de flechas, presente

La pedanía de Ciudad Rodrigo, Águeda del Caudillo, es uno de los más claros y explícitos homenajes al dictador que mandó construir ese pueblo pintado de blanco. La fuente de Calzada de Valdunciel en el XXI aniversario de la Falange; la inscripción en la iglesia en referencia a José Antonio Primo de Rivera; la placa a los caídos en la iglesia de Muñoz o el monumento a los caídos de La Vellés, donde aparecen nombres de salmantinos muertos en los dos bandos, pero que aún conserva el haz de flechas, son ejemplos de los vestigios franquistas en pueblos charros.

La Ley de la Memoria Histórica en su artículo 15 dice que “las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de las subvenciones o ayudas públicas”. Hay excepciones, sin embargo, cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o “cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley”. Severiano Delgado, presidente de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia apunta que estas últimas razones “son las esgrimidas por la Iglesia católica para mantener las placas a los caídos en las fachadas de las iglesias”.

Por eso, opina, “la Iglesia se hace un flaco favor a sí misma manteniendo esas placas y menciones, porque da a entender que sigue ligada al franquismo”.

En cuanto a los escudos franquistas que perduran todavía en algunos edificios oficiales, “es sólo cuestión de presupuesto y de voluntad cambiarlos por otros constitucionales”.

Salas Pombo en la memoria

Al rosario de recuerdos, y a la calle José Antonio de Cipérez (allí esta la farmacia), se suma la calle Salas Pombo, vicesecretario general del movimiento, en pueblos como La Fuente de San Esteban, Candelario, Parada de Rubiales o Valdelosa.

Localidades que han rastreado el colectivo de cuarto de ESO del IES García Bernalt Borja Alonso Pascua, Marta Benito Corral, Carlos López de San Román Benavides y Almudena Vicente García para crear un trabajo que ha contribuido a la elaboración de estas páginas.

 

http://www.tribuna.net/noticia/51257/