Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Conde de Rodezno: la justicia al revés

La Librería de El Sueño Igualitario, | 22 mayo 2010

Autobús de la Memoria. El Conde de Rodezno, el ministro con más ejecuciones en su mandato, en un libro

 

 

Se puede adquirir al precio de 6 euros a través de La Librería de El Sueño Igualitario

150 páginas

 “El ministro de la justicia al revés”, porque en su mandato se restauró la pena de muerte, y se echaron por tierra todos los avances en materia religiosa y de igualdad entre hombres y mujeres. Algunos ejemplos: derogó la ley de matrimonios civiles, paralizó la ley del divorcio, y arrancó a la mujer libertades ya ganadas: “El marido debe proteger a la mujer y ésta obedecer al marido”, decía un artículo del Código Civil recuperado. Más curiosidades sobre el personaje que recibió el título de Conde de Rodezno, y que aún da nombre a una plaza de Pamplona: “Decretó que solamente pudieran imponerse a los católicos los nombres contenidos en el santoral romano”, y organizó “una de las modalidades del mayor sistema de trabajos forzados de la España contemporánea”. De hecho, se dice que como ministro de justicia en 1938 firmó unas 50.000 penas de muerte.

Estas conclusiones forman parte del libro Conde de Rodezno, la justicia al revés, que el colectivo Autobús de la Memoria acaba de publicar para sacar a la luz quién fue Tomás Domíguez de Arévalo, una vez que Barcina decidió, con todos los grupos de la oposición en contra, mantener el nombre de Conde de Rodezno para esta plaza, aludiendo ahora al condado. El libro fue presentado en rueda de prensa por Carlos Martínez, Karlos Otxoa, Joseba Burusco, José Ramón Urtasun y Fernando Mendiola, autor, este último, de toda la contextualización histórica y que ha rescatado los datos más curiosos de Conde de Rodezno.

Como explicó Mendiola, “se trata de dar a conocer la historia de este personaje”, que tuvo un papel “muy importante en la preparación del golpe” que acabó con la República, y además, “trajo la Guerra Civil a Navarra y fue uno de los responsables de la represión”.

FIRMAS CONTRA LA PLAZA Según explicó Carlos Martínez, este libro se engloba dentro de las movilizaciones sociales que están en marcha para cambiar el nombre de esta plaza. De hecho, ya hay 2.000 firmas en contra de esta denominación, y la recogida continúa (www.autobusdelamemoria.org). Como se sabe, ya el año pasado se comenzó esta iniciativa, con la propuesta de que la plaza recibiera el nombre de La fuga del fuerte, en homenaje ” a los que murieron por defender la República”, dijo Karlos Otxoa. Ahora, y hasta el mes de junio, los interesados pueden firmar en las hojas colocadas en las peñas, diferentes comercios, y en la Hormiga Atómica.

El libro, del que se han editado 1.500 ejemplares, incluye una recopilación de artículos, muchos de ellos publicados en DIARIO DE NOTICIAS, sobre Conde de Rodezno, escritos por Javier Eder, Miguel Sánchez Ostiz, Víctor Moreno, José Ramón Lapesquera e Iñaki Arzoz.

 

Noticias de Navarra

Las verdades del Conde de Rodezno que Barcina oculta

Una argucia avalada por los tribunales bloqueó la iniciativa para rebautizar la Plaza Conde de Rodezno de Iruñea, pero los colectivos en favor de la memoria histórica vuelven a la carga, ahora por vía ciudadana y no judicial. Han recogido 2.000 firmas y editado un libro que detalla quién fue Tomás Domínguez Arévalo, gestor del Alzamiento y ministro de «Justicia» de Franco.

Ramón SOLA

En Iruñea todo el mundo conoce la Plaza Conde de Rodezno, pero casi nadie sabe quién fue el personaje rememorado. Es algo similar a lo que ha pasado durante décadas, por ejemplo, con el fuerte de Ezkaba. De ese desconocimiento se ha valido el Consistorio de UPN para mantener intacto el nombre de la plaza, que supone evidentemente un modo de homenaje a su titular. El año pasado, una plataforma vecinal intentó cambiar esa placa por otra que recordase a las víctimas de Ezkaba. La moción terminó en fiasco, ya que el Ayuntamiento hizo un leve retoque en el nombre para aparentar que la plaza alude al título nobiliario en general y no a quien lo ostentó en aquellos sangrientos años: Tomás Domínguez Arévalo. La triquiñuela coló en los tribunales, de modo que ese siniestro nombre sigue impreso en el Segundo Ensanche de Iruñea. Pero los defensores de la memoria histórica no van a tirar la toalla.

Los colectivos agrupados en la iniciativa Autobús de la Memoria contraatacan por otra vía: la ciudadanía. Han comenzado a recoger firmas (ya son 2.000) y han decidido que toca explicarle a todo el mundo de quién hablamos. No el Conde de Rodezno sin cara tras el que ahora se parapeta el equipo de Yolanda Barcina, sino el que realmente «bautizó» la plaza: Tomás Domínguez Arévalo, pieza clave en el inicio de la guerra y en la represión inmediatamente posterior, ya que fue el primer ministro de Justicia de Franco.

Han elaborado el libro “Conde de Rodezno, la justicia al revés” (Pamiela). En él se cuenta cómo este terrateniente, nacido en Madrid en 1882 pero con múltiples propiedades en Nafarroa, combatió la II República («defendía también sus intereses personales», recordó el historiador Fernando Mendiola). Cómo el 9 de julio de 1936 fue llamado a Iruñea por Raimundo García Garcilaso, director de “Diario de Navarra”, y consiguió conciliar la «vía insurreccional paramilitar» de los carlistas con la «militar» del general Mola, lo que resultó decisivo para el golpe de Estado. Y cómo después fue nombrado ministro de Justicia. Era el Conde de Rodezno que proclamaba: «Tras una época de anarquía desenfrenada, ha surgido el genio de la raza. Se ha terminado ya el influjo de la masonería y el poderío marxista. En nuestra patria no habrá más que lo nuestro, lo nacional. España será de verdad la España una, grande y libre de tiempos imperiales».

Mendiola fue concluyente: en cualquier lugar en el que se hubiera hecho justicia histórica, el Conde de Rodezno no tendría una plaza, sino que «estaría en el banquillo de los acusados». Karlos Otxoa añadió que es vergonzoso que se mantengan símbolos como éste en un lugar en que «casi nada recuerda a quienes defendieron la democracia» y murieron por ello.

«Fascista de una sola pieza»

En esta obra colectiva -que será presentada al público mañana, a las 20.00, en la librería La Hormiga Atómica- han plasmado su visión sobre el personaje varios escritores navarros que no necesitan presentación. Javier Eder recurre a la ironía: «Franco puso en sus manos la alta responsabilidad de tramitar las sentencias de muerte o a trabajos forzados de la depuración. Pamplona honra aún hoy su memoria». Y también Miguel Sánchez-Ostiz: «Para dedicarle la plaza no hay otra fundamentación que la que podía darse para dedicársela a Copito de Nieve, el famoso gorila del zoo de Barcelona, o a Estebanillo González, hombre de buen humor. Es una cuestión de votos y mala fe política».

Víctor Moreno también se muestra sarcásticamente conmovido, «porque conviene decirlo claramente: fue un fascista de una sola pieza. Se declaró así desde que tuvo uso de razón política, manifestándose contra el sufragio universal y contra el sistema parlamentario».

Gara

 

La Librería de Cazarabet

libreria@cazarabet.com

C/ Plana Sancho, 17

44564 – Mas de las Matas (Teruel). Tlfs.978 849970-686 110069

http://www.cazarabet.com/lalibreria/