Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Valle de los Caídos es una ruina

Público, | 3 mayo 2010

Un informe de Patrimonio Nacional advierte de que los desprendimientos de las gigantescas esculturas suponen “un serio riesgo de daño para las personas”

 

DIEGO BARCALA 02/05/2010 21:55 Actualizado: 03/05/201

El Valle de los Caídos ha echado el cierre por causa de fuerza mayor: el riesgo para los visitantes causado por los desprendimientos que sufren los conjuntos escultóricos gigantes que Juan de Ávalos diseñó al gusto de Francisco Franco. Un informe de Patrimonio Nacional del pasado 11 de noviembre de 2009, al que ha tenido acceso Público, destaca el “ritmo de deterioro muy peligroso y considerable” experimentado por el monumento durante el último año.

La pasada semana comenzó el desmontaje de La Piedad situada sobre la entrada de la basílica. Los 151 bloques de esta inmensa escultura de piedra de Calatorao se encuentran en un estado pésimo de conservación. Y técnicos de Patrimonio consultados por este diario aseguran que el deterioro es aún mayor en el caso de las ocho esculturas a los pies de la enorme cruz de 150 metros que representan a los cuatro evangelistas y las cuatro virtudes cardinales.

El documento de Patrimonio Nacional asegura que “se ha podido verificar el riesgo permanente de desprendimientos de fragmentos de piedra de diverso tamaño, desde pequeñas lajas a bloques considerables”. Uno de esos bloques de piedra, de 30 kilos de peso, estuvo a punto de caer sobre un turista el 11 de julio de 2008. Desde entonces, han caído muchos más, hasta el punto de que el recinto ha sido cerrado al público por peligro de lapidación.

Los franquistas que todavía acuden al lugar a honrar a sus líderes enterrados junto al altar, Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, están indignados con el cierre preventivo. De hecho, la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos interpuso el pasado 27 de abril un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en el que reclama la reapertura de “todo el recinto”, puesto que las misas siguen celebrándose entrando por la puerta trasera.

Las apreciaciones de los técnicos de Patrimonio dejan al descubierto la debilidad del montaje de las piedras diseñado por el escultor Juan de Ávalos. “Los daños y desprendimientos sufridos por las esculturas debieron comenzar pocos años después del montaje de las mismas”, desvela el informe aludiendo a documentación histórica de la década de los sesenta, en los primeros años de actividad del mausoleo.

El informe detalla dos tipos de “causas directas del deterioro”. Por un lado, “las deficiencias graves en el sistema de construcción” y, por otro, la “alteración natural de la roca caliza de origen sedimentario”. El documento precisa que hay “ensamblajes deficientes o que están mal ensartados”. Los defectos han provocado “fricción entre los bloques de piedra, estallamiento, desprendimiento y caída de los mismos”.

El mismo “efecto en cadena” han provocado las cuñas de madera utilizadas en el montaje original, que han absorbido la humedad rompiendo la “piedra circundante”. La descomposición del mortero de cemento que también fue utilizado por De Ávalos para unir las piedras ha promovido la “solubilización de la roca caliza”.

La otra causa fundamental que explica el desmontaje de la escultura que Patrimonio ha llevado a cabo es la filtración de “agua saturada de CO2” en las piedras. La lluvia ha generado grietas en las esculturas agravadas por las temperaturas extremas de Cuelgamuros, a 1.178 metros de altitud, en plena sierra de Guadarrama.

El documento destaca la “ineficacia” de todos los intentos anteriores por mantener en pie las toneladas de piedra. El principal intento para frenar el deterioro de las esculturas se hizo en 1990 “con el montaje de andamios para el repaso y rejuntado del conjunto de las esculturas de la base de la cruz, evangelistas y Virtudes”, destaca el informe de 60 páginas.

Después de los trabajos de rehabilitación de 1990, se han colocado mallas e incluso se han efectuado revisiones anuales. Todas esas actividades de mantenimiento no han obtenido ningún éxito. Las pétreas extremidades de los santos han rodado por el risco de la Nava del Valle de Cuelgamuros sin remedio.

Los cuatro evangelistas que Franco obligó a esculpir con aspecto joven, frente a los proyectos iniciales del escultor, se llevan la peor parte y el análisis de las rocas de La Piedad determinará si también deben ser desmontadas. Estas esculturas miden 19 metros de alto, 12 de ancho y 5 de fondo. “Cada una de ellas supone unos 200 metros cúbicos de piedra de Calatorao dividida en aproximadamente 250 bloques tallados de distinto volumen”, describe el informe.

Acceso cerrado

La visita a este conjunto está prohibida por el riesgo de caída de parte de estas esculturas resquebrajadas de 532 toneladas. Los visitantes accedían a ver los evangelistas gracias a un funicular inaugurado en 1975, que recorría 272 metros. Ahora permanece cerrado después de que el Gobierno del PP emprendiera una costosa remodelación del medio de transporte, entre 1999 y marzo de 2004, con un coste de 2,5 millones de euros, según los datos de El Valle de los Caídos. Una memoria de España (Península), del periodista Fernando Olmeda.

Otra de las atracciones que permanece inservible es el ascensor a los brazos de la enorme cruz sobre la basílica. A los pies del colosal crucifijo, otras cuatro esculturas que representan a la virtudes cardinales Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza también han sufrido daños. Cada una mide 18 metros de altura y pesa 346 toneladas.

Extractos del informe

Riesgos

“Esta alteración de la piedra supone, además, un serio riesgo de daño para las personas e instalaciones próximas a los grupos escultóricos”.

Deterioro constante

“En este último informe la empresa responsable hace hincapié en que durante la revisión del año pasado se sujetaron los bloques que presentaban movimiento, y se retiraron los pequeños fragmentos que amenazaban con desprenderse, por lo que los daños actualmente verificados se han producido en este último año, lo que supone un ritmo de deterioro muy considerable y peligroso”.

Cierre al público

“Por todo ello no es recomendable la apertura al público de la base de la cruz ni los espacios próximos a esta, hasta tener una garantía absoluta de seguridad frente a los desprendimientos”.

Ineficacia de medidas

“En este sentido cabe destacar que las medidas de seguridad adoptadas a finales del año pasado consistentes en la colocación de mallas de protección con tirantes y cordinos de poliamida han resultado ineficaces. La situación de los grupos escultóricos […] ha empeorado sensiblemente desde la reflejada en el informe de 12 de septiembre de 2008”.

Desprendimientos

“La revisión realizada recientemente por una empresa de trabajo vertical ha permitido constatar el avance del deterioro de las esculturas concretado en el riesgo inminente de desprendimiento de bloques y de gran cantidad de lajas de pequeño tamaño”.

 http://www.publico.es/espana/309689/valle/loscaidos/ruina