Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La impunidad

Juan Cruz. Blogs El País, 25 abril, 2010 | 3 mayo 2010

El problema para el juez Varela (o para el Tribunal Supremo, que le ha seguido) es que ha creído que el asunto era Garzón; por el juez Garzón no saldría tanta gente a la calle

 

El problema para el juez Varela (o para el Tribunal Supremo, que le ha seguido) es que ha creído que el asunto era Garzón; por el juez Garzón no saldría tanta gente a la calle, o quizá sí, pero la gente ha salido a la calle por lo que decían las pancartas: porque la sensación de impunidad que se desprende de los autos seguidos contra el juez animan a pensar que lo que se quiere interrumpir es el proceso de verificación de los crímenes que alentó la dictadura cuando ya había acabado la guerra civil.

La ley de la Memoria Histórica avala esas investigaciones judiciales; que interrumpan desde las más altas instancias, a instancia precisamente de la ultraderecha, la primera de esas investigaciones resulta irritante e hiriente para la ciudadanía cuyos parientes sufrieron los desmanes de una época en la que en España o aceptabas el orden impuesto o sufrías persecución, tortura o penas irrevocables o fatales. Así que la gente está en las calles porque no entiende eso, que se acepten los argumentos de la ultraderecha y se paralice la ejecución de la ley de la Memoria Histórica.

Es probable que ahora se vayan entendiendo mejor los argumentos y los propios jueces que persiguen a Garzón se den cuenta del avispero que han puesto en marcha por la obvia animadversión que tienen contra el hombre al que Varela querría fuera de la carrera judicial.

Podrían haber buscado cualquier otro argumento, que seguramente tendrían en la recámara, porque a Garzón se lo iban a quitar de encima de una manera u otra, pero la vía que han elegido es la peor de todas; esta vía sitúa otra vez a los españoles a un lado y al otro de la acera, acaso porque nunca, jamás, ha habido iniciativas profundas para juntarlos en medio de la calle, perdonados, reconciliados, satisfechos sus deseos de saber qué sucedió con los suyos, explicadas sus incertidumbres. Eso pudo haberse hecho en la transición y no se hizo, y las espinas que no se cortan razonablemente bien vuelven a crecer, y no las liman silenciando a un juez porque se haya equivocado en los puntos y comas.

http://blogs.elpais.com/juan_cruz/2010/04/la-impunidad.html