Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Salen a la luz fotografías inéditas de la Guerra Civil

La Vanguardia, 04-05-2010 | 5 mayo 2010

‘Héroes sin armas’ recupera, a través de un documental y un libro, las imágenes de cuatro pioneros del fotoperiodismo español ocultas por décadas

 

Ana Beatriz Marin | Barcelona | 04/05/2010 Forman parte de la primera generación de fotoperiodistas españoles. Y registraron durante la Guerra Civil la toma de la ciudad de Teruel, la destrucción de Guernica, los combates en el Puerto de Navacerrada o el Madrid sitiado. Un brutal testimonio que Pepe Campúa, Alfonso, Luis Marín y José María Díaz Casariego plasmaron en miles de imágenes, muchas de las cuales permanecieron ocultas durante décadas debido a la represión franquista

Dichas fotos salen a la luz ahora – algunas por primera vez – a través de un documental y un libro – Héroes sin armas -, que también recupera la historia de cada uno de estos reporteros gráficos. “Descubrimos trabajos de un nivel artístico y testimonial muy alto”, explica Marta Arribas, que ha dirigido, junto a Ana Pérez de la Fuente, el filme, producido por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. “Teníamos como tema general la fotografía en la Guerra Civil y quisimos saber qué otros fotógrafos la cubrieron, además de Robert Capa, Gerda Taro o Seymour Chim”, añade.

Los cuatro, buenos amigos y compañeros en la mítica revista Mundo Gráfico, ya eran conocidos por su trabajo durante la República. Y debido a su espíritu aventurero, fueron bautizados por la prensa de la época como los “héroes del reportaje gráfico”.

“No se paraban ante nada. Marín, por ejemplo, era capaz de subirse a un avión para hacer fotos colgado de un ala. ¡Y eso que era cojo! Y Casariego llegó a disfrazarse de soldado para registrar imágenes del frente de batalla. En fin, todos ellos se jugaban el pellejo…”, cuenta Marta.

Actitud que, sin embargo, les costó la carrera en el fotoperiodismo al acabar la guerra. A Díaz Casariego, el que más se identificaba con la República, le requisaron y le condenaron a muerte. Pero al haber conocido a Franco durante la guerra de Marruecos, obtuvo un indulto. Le prohibieron ejercer de fotoperiodista, de todos modos, y terminó sus días como funcionario de la Hemeroteca Municipal de Madrid, en el servicio de microfilmado.

A Alfonso se le retiró el carné de prensa. Para evitar perder sus fotos, mintió diciendo que sus negativos se habían quemado en un bombardeo. El régimen le permitió trabajar como retratista (aunque durante mucho tiempo, sólo le dejó hacer fotos de carné) y se hizo famoso.

Luis Marín guardó cerca de 18.000 negativos en un tabique en la cocina de su casa. Jamás volvería a ejercer la profesión. “Su familia decidió mantener todo el material escondido con miedo a incautaciones y delaciones”, explica Marta Arribas. “Hasta hace tres años, todavía estaban olvidadas”.

A Pepe Campúa lo detuvieron después de que su padre- director de Mundo Gráfico- fuera asesinado con un tiro en la cabeza. Pero consiguió escapar gracias a sus contactos y se fue a Alicante, donde se incorporó al bando franquista como corresponsal de guerra. Hizo más de 10.000 fotografías, muchas de las cuales se expusieron en los años 40. A partir de entonces, decidió ocultarlas el resto de su vida. Las imágenes se perdieron en el sótano de su casa y, con ellas, el recuerdo de una amistad que nunca más volvería a recuperarse. “No creo que Campúa haya cambiado de bando para protegerse, sino que, en el fondo, era franquista; aunque para él acabó siendo traumático”, comenta Arribas.

Así como lo fue la Guerra Civil para sus tres compañeros…

http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20100504/53920008550/salen-a-la-luz-fotografias-ineditas-de-la-guerra-civil-alfonso-madrid-marin-navacerrada-robert-capa-.html