Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Varela alega que corrigió a las acusaciones para ayudar a Garzón

Público, | 6 mayo 2010

Falange, expulsada del proceso, “no duda de la imparcialidad” del instructor

 

ÁNGELES VÁZQUEZ 06/05/2010

El magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela no comparte los motivos esgrimidos por Baltasar Garzón para apartarlo del procedimiento seguido en su contra por haber abierto la primera causa penal por los crímenes franquistas. Alega que las indicaciones que dirigió a las acusaciones personadas en el procedimiento, Falange Española de las JONS y el autodenominado sindicato Manos Limpias, “estaban dirigidos, única y específicamente, a ordenar el debate procesal para garantizar el derecho de defensa” del juez Garzón.

La recusación interpuesta por el juez de la Audiencia Nacional empezó a ser estudiada ayer por el instructor, Andrés Martínez Arrieta, que debe decidir si la tramita o la rechaza de plano, una opción nada descartable después de que el fiscal informara en contra de la iniciativa presentada por la defensa de Garzón.

“No me corresponde a mí establecer si condicionar el ejercicio de la acusación por Falange Española de las JONS a la que expulsó del procedimiento constituye un acto de ayuda”, afirma Varela para acreditar su imparcialidad y negar tener “interés personal directo o indirecto en el conocimiento de esta causa que, de forma aleatoria y por turno preestablecido”, dice, le correspondió instruir.

Sin cuestionar la expulsión

Además, considera “relevante destacar” que la defensa del magistrado “no cuestiona la facultad-deber del instructor para controlar los escritos de acusación” y destaca, incluso, que el propio Garzón mostró su satisfacción por la expulsión de Falange. “La queja se centra en el dato de haber conferido a las acusaciones la oportunidad de subsanar los defectos advertidos. Porque, en su parecer, de tal suerte el instructor se alinea o incluso se sitúa en la posición de la parte”. Varela sintetiza así los argumentos esgrimidos por Garzón para a continuación negarlos.

El magistrado del Supremo que desde ayer fue sustituido por Julián Sánchez Melgar como instructor en el procedimiento de la memoria histórica, mientras se resuelve el incidente de recusación apela a la tutela judicial efectiva y al derecho de defensa para justificar las indicaciones que hizo a las acusaciones personadas en el proceso.

Pese a que él mismo utilizó como antecedente el caso Filesa, porque se impidió al PP acusar, ahora dice que en ese caso los errores del escrito de acusación “no eran subsanables”, mientras que los que tenían los de Falange y Manos Limpias sí. Añade que a la acusación que ejerce el sindicato y la asociación, también de corte ultraconservador, Libertad e Identidad le ordenó retirar “excesos inocuos”. Ni siquiera menciona que los escritos de esta acusación plagiaban su auto de 3 de febrero en el que rechazaba sobreseer la causa.

Por su parte, Falange, que fue expulsada del procedimiento el pasado 23 de abril, también se ha opuesto a la recusación planteada por Garzón. “A pesar de que esta parte discrepa de que se tenga por precluido su derecho a sostener la acusación, y se le tenga por apartada de la querella, no encontramos motivos justificados para dudar de la absoluta imparcialidad del juez instructor de esta causa”, señala Falange.

Última oportunidad

El único partido legal durante el franquismo ha recurrido su expulsión al entender que las “valoraciones” que incluía su escrito eran necesarias. La defensa de Garzón, que se muestra conforme con la expulsión, porque cree “revisionista” el escrito de Falange, insiste en que se anule también el de Manos Limpias. La nulidad es la única baza que le queda al juez de la Audiencia para evitar ser juzgado por haber abierto la investigación de los crímenes franquistas.

http://www.publico.es/espana/310567/varela/alega/corrigio/acusaciones/ayudar/garzon