Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Grañén: De vuelta tras 71 años

El Periódico de Aragón, | 17 junio 2010

Llum Ibarz presentó ayer un libro de memorias de 1936 a 1939 sobre su madre, que con casi cien años ha regresado al municipio tras 71 años de destierro

 

12/06/2010 EL PERIÓDICO

“Una gran emoción”. Eso es lo que dice haber sentido Josefina Cirujeda tras haber regresado a Grañén después de 71 años sin haber pisado sus calles, después de haber sido desterrada junto a toda su familia tras la Guerra Civil. Josefina, que está a punto de cumplir cien años, ha vuelto al municipio junto a su hija Llum Ibarz, autora de Grañén y mi madre: 1936-1939. Este libro de memorias fue presentado ayer y recoge la historia de esos trágicos años en la localidad, según los ojos de su protagonista.

Al acto asistieron el presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte, y el alcalde de Grañén, Juan Antonio Rodríguez, así como el periodista y escritor Víctor Pardo, que señaló que el libro “es un relato de memorias contadas, de historias transcritas por su hija que participa y se involucra no solo en la redacción sino también en la historia que relata”. “Nos hallamos –continuó– en un libro escrito por mujeres que ilumina un período oscuro, el de la guerra desde sus orígenes, y que no ahorra detalles de la vida cotidiana, circunstancias sociales vividas en Grañén y nombres propios”.

Llum Ibarz ha transcrito los recuerdos de su madre como si fueran los suyos propios, trasladando la tensión vivida en calles y rincones todavía hoy reconocibles. Sus páginas constituyen un relato de sufrimiento personal, de una vida intensa marcada por una guerra y por una amarga experiencia vital. Se trata de “un trozo de historia visto desde la perspectiva de una mujer valiente y luchadora que nunca perdió la dignidad ni el coraje, a pesar de haber sufrido enormes estragos personales en esos años, puesto que incluso su hija mayor, Virginia, murió en Grañén en 1936, con apenas cinco años”.

El libro tiene dos partes diferenciadas. Por un lado, una amplia contextualización inicial de la propia autora, donde explica las razones por las que retornó a Grañén y cómo fue acogida, pero también sus propias circunstancias familiares que son las que conducen su pluma y estimulan los recuerdos de la madre. En la segunda parte, habla Josefina Cirujeda, mujer de origen familiar humilde a quien la llegada de la República llenó de ilusión. Se casa con el ferroviario Manuel Ibarz y en 1935 recala en Grañén, donde se alojan en la fonda de la Cajala, una familia con la que establecerían una gran amistad.

Grañén y mi madre recoge el estallido de la guerra en la localidad, los primeros combates, la presencia de fuerzas contendientes, los bombardeos y los refugios. Es decir, las dramáticas circunstancias que marcaron la época, además del hambre y las estrecheces padecidas hasta el final de la contienda.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=588776