Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Videos de Memoria Histórica

Sesenta minutos 74 años después

Diario de Burgos, | 13 junio 2010

La guerra civil y el franquismo en Miranda en un documental

 

La Asociación por la Memoria Histórica de Miranda prepara, junto con el realizador mirandés Daniel Alonso, la edición de un documental en vídeo con testimonios de decenas de represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo en Miranda

G.A.T. / Miranda de Ebro

La memoria es algo tremendamente preciado, pero también es tremendamente frágil. Lo es especialmente entre los que ya tienen una avanzada edad, personas que guardan en su cabeza hechos vividos en primera persona o relatos contados por sus padres, hermanos, tíos o abuelos y que ya sólo perviven en su cabeza, pero que inevitablemente de ahí se perderán.

Por ello, la Asociación por la Memoria Histórica de Miranda trabaja para que esos testimonios no se pierdan definitivamente, perduren y puedan ser conocidos por las presentes y las futuras generaciones como un valioso tesoro, que guste o no, forma parte de la historia de la ciudad.

Para ello el colectivo está realizando un documental en el que pretende recoger esa historia, esos testimonios que relaten los hechos ocurridos en Miranda durante la Guerra Civil y el franquismo, un trabajo que además le va a servir a la Asociación para elaborar un basto fondo documental integrado por toda esa documentación y testimonios que se están recogiendo.

El trabajo está en pleno proceso de creación, y para su realización y dirección, la Asociación ha dado los mandos al realizador local Daniel Alonso. «Le hemos aportado bastante material y un amplio listado de gente que de una u otra manera están vinculados con lo ocurrido», explica Luis Alberto Egea, presidente de la Asociación por la Memoria Histórica de Miranda.

De ese grueso de personas a las que se les ha solicitado el testimonio «algunos se han negado, probablemente por ese, llamémosle miedo, a que en Miranda nos conocemos todos y no quieren remover esos recuerdos», comenta. No obstante Egea deja bien claro que el objetivo de la Asociación con la realización del documental está totalmente alejado del revanchismo con el que algunos han asociado este tipo de trabajos históricos.

«Se trata de poner en evidencia un parte de la historia de la ciudad, testimonios de gente que sigue viva y que cuente en primera persona o segunda su experiencia, no se trata de crear rencillas, pero hay que plasmar algo que sucedió en Miranda y que es desconocido por muchos por haber estado silenciado» argumenta Luis Alberto Egea.

Dos partes

El realizador ha previsto el documental con «dos partes diferenciadas», explica daniel Alonso, que calcula que el metraje rondará los 60 minutos. Una primera parte «es más didáctico», y en ella se enmarca a la ciu

dad de Miranda en ese periodo histórico concreto: la declaración de la República, los años de la guerra y la represión. «Que sea para explicar cómo se encontraba Miranda ese momento», explicando que en este apartado se contará las explicaciones de historiadores y personas que hayan hecho trabajos o investigaciones sobre el tema.

El material visual, al margen de las entrevistas, se compone principalmente de fotografías de la época aunque también se incluirán imágenes actuales de lugares de los que se habla en la película.

Una segunda parte es la de los testimonios, una parte en la que habrá represaliados por el franquismo a base de testimonios de gente que vivió en la épocas «aunque ya quedan pocos», o gente que ha recibido las vivencias de sus familiares.

«Tenemos testimonios en primera persona como el de Félix Padín, que estuvo en el campo de concentración de Miranda, y otros de algunos familiares de los que en su día sufrieron en primera persona la represión, eran pequeños entonces pero tienen recuerdos y conocimiento de lo ocurrido por sus familiares», explica el realizador.

Esta parte es «especialmente dura», confiesa, aunque siguiendo las necesidades de la narrativa audiovisual se incorporan ‘alivios narrativos’ para que el espectador «no tenga una congoja constante», añade. En esta parte, además de las entrevistas, se van a incorporar algunas dramatizaciones de hechos singulares, para lo que se cuenta con un colectivo especializado.

Novedoso y completo

Egea reitera la necesidad de elaborar el documental: «Se trata de algo inédito, porque no se había hecho algo tan completo sobre este tema y en vídeo, y además es bueno que no se borre esa memoria, porque mucha gente ya ha muerto y otros son mayores, y es bueno que puedan contarlo para que esos testimonios no se pierdan; y que van a servir para enseñar a mucha gente joven de la ciudad qué es lo que sucedió, porque en Miranda hay gente que ni siquiera sabe que aquí hubo un campo de concentración».

Alonso calcula que se habrán rodado al final casi 400 horas de testimonios, con unas 100 entrevistas, por lo que la inmensa mayoría del material no saldrá a la luz en la película. Por ello la Asociación por la Memoria Histórica prevé hacer ese fondo documental con el material, que se unirá a lo ya recopilado desde hace años y que les permite calcular que en la ciudad hubo al menos 400 asesinados, «y eso que empezamos a investigar tarde, cuando ya se habían perdido algunos testimonios», comenta Egea.

El realizador está iniciando la fase de montaje, aunque todavía aguarda a la grabación de las escenas recreadas y algún posible testimonio más, confiando en que para septiembre el trabajo esté acabado. Un proyecto que cuenta además con una subvención del Ministerio de la Presidencia de 21.000 euros, que seleccionó la iniciativa de la Asociación mirandesa en el puesto 24 de 203 solicitudes presentadas.    

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Miranda/20100613/sesenta/minutos/74/a%C3%B1os/despues/2E737FC1-9687-CF2F-6E26682C8FAF5DDE