Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Defensa invita a un ex combatiente del Alcázar a la inauguración del Museo

ABC.es, 15/07/2010 | 20 julio 2010

Tras leer su entrevista en ABC, Barreda se interesó por la historia del general Fuentes y manifestó su deseo de que acuda al acto

 

MARÍA JOSÉ MUÑOZ / TOLEDO

El próximo lunes, 19 de julio, el general de Brigada retirado Federico Fuentes Gómez de Salazar, de 92 años, ex combatiente del llamado asedio del Alcázar de Toledo y de la División Azul, saldrá de su casa del barrio de la Reconquista y asistirá en compañía de uno de sus nueve hijos a la esperada inauguración del Museo del Ejército.

Ayer mismo, el general recibió en su domicilio una invitación para el solemne acto, que presidirá en el Alcázar de Toledo Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, al que acompañarán el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y las ministras de Defensa y Cultura, Carme Chacón y Ángeles González Sinde, respectivamente.

La invitación ha sido cursada desde el Ministerio que dirige Carme Chacón: «La ministra de Defensa y en su nombre el Jefe del Estado Mayor del Ejército tiene el honor de invitar al Excelentísimo Señor Don Federico Fuentes Gómez de Salazar a la inauguración del Museo del Ejército que presidirá el Príncipe de Asturias el día 19 de julio de 2010 a las 12 horas en su nueva sede del Alcázar de Toledo».

Hace una semana, la familia del general recibió una llamada de la Casa Real donde se le informaba de la posibilidad de que su padre fuera invitado al acto, y si sería de su agrado asistir al evento. La respuesta fue que, por supuesto, estaría muy honrado en ello y que acudiría al escenario donde, con 17 años, le tocó vivir un duro asedio bajo las bombas entre el 21 de julio y el 27 de septiembre de 1936, al inicio de la Guerra Civil española.

Fuentes cercanas al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, han señalado que tras leer hace un mes la entrevista que ABC le hizo al general Fuentes «se interesó mucho por su historia, sobre todo la parte en la que decía que, lejos de molestarse porque seguramente no será invitado al acto de inauguración, el general no ocultaba la emoción y el “honor” que le produce el hecho de que el Alcázar de Toledo haya sido escogido como sede del gran Museo del Ejército», donde, curiosamente, una decisión de última hora del Ministerio de Defensa permitirá ver a los visitantes el famoso despacho del coronel Moscardó, así como las referencias históricas que se hacen de la División Azul, unidad de voluntarios españoles que sirvió entre 1941 y 1943 en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, y a la que perteneció también el general Fuentes Gómez de Salazar.

Otras fuentes han señalado que el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, también se habría interesado por la historia de este general retirado residente en Toledo capital, bellísima persona y de exquisita educación, y que, en la entrevista concedida a ABC, decía: «Es triste lo que pasó en uno y otro bando». Ese espíritu de concordia que habita en sus palabras también se dejará sentir el lunes con su presencia en el Alcázar.

 

http://www.abc.es/20100715/toledo/defensa-invita-combatiente-alcazar-20100715.html

 

 

General Fuentes «Puedo dar fe de la conversación de Moscardó con su hijo»

Mª JOSÉ MUÑOZ / TOLEDO. Día 19/07/2010

 

El general de Brigada retirado Federico Fuentes Gómez de Salazar, de 92 años, es uno de los pocos testigos vivos del «asedio del Alcázar» y ex combatiende de la División Azul. No oculta la emoción por el acto de hoy: «Estoy encantado porque el Museo no podía estar en mejor sitio, y para el Alcázar es un honor por representar al Ejército español».

Tenía 17 años cuando los avatares de la Guerra Civil le llevaron al Alcázar, donde se presentó voluntario para luchar por su bando, el de su familia, el de varias generaciones de militares, «y yo, claro, quería ser militar, era mi vocación». Poco podía imaginar aquel jovenzuelo enjuto y fibroso que el día que entró en el recinto militar iba a ser el primero de un encierro de 72 días, los que transcurrieron hasta que fuera liberada la fortaleza y con ella los cientos de personas entre civiles y militares que resistieron los casi dos meses y medio de tiroteos y bombardeos.

Y al mando del Alcázar sitiado, el coronel Moscardó. De la famosa conversación con su hijo, que han puesto en duda historiadores como Paul Preston, dice: «Yo oí hablar a Moscardó, de modo que puedo dar fe de esa conversación» en la que el coronel mandó a su hijo a la muerte. A lo largo de la entrevista, al general se le humedecen los ojos al hablar de aquellos tristes hechos: «una guerra civil es lo peor que puede existir». Federico entró de los últimos en el baluarte cuando ya casi se adivinaba el silbar de las balas. «Los bombardeos venían de dos frentes, y nos tiraban desde el mismo Zocodover». De paisano, con solo una pistola, era de los pocos que salían a las calles internándose en campo enemigo para volver con algo de comida. El hambre llevó a los asediados a comerse algún caballo o algún mulo.

Recuerda con tristeza la muerte de uno de sus compañeros mientras le trasladaba en camilla a los sótanos, donde estaba el botiquín, cuando fue herido. «Yo no fui un héroe sino un voluntario que me apuntaba a todo. ¿Valiente?… pues sí, y es que tenía 18 años, lo mejor de mi vida. Pero tengo un recuerdo agridulce por haber cumplido con un deber de patriota y triste por lo que ocurrió en uno y otro bando. También ellos me daban pena».

http://www.abc.es/20100719/espana/general-fuentes-puedo-conversacion-20100719.html