Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Gobierno niega que pueda proteger las zonas de fusilamientos de Alfacar

El País, | 28 julio 2010

El Ayuntamiento aprovecha la falta de restricciones para edificar

 

FERNANDO VALVERDE – Granada – 28/07/2010

El comisario de Memoria Histórica del Gobierno andaluz, Juan Gallo, dijo ayer que la Junta no puede proteger de oficio la zona de fusilamientos de Alfacar para evitar que se construya, como ya ha sucedido. “En el pinar (donde se ha edificado el parque recreativo) puede haber fosas o no.

El comisario de Memoria Histórica del Gobierno andaluz, Juan Gallo, dijo ayer que la Junta no puede proteger de oficio la zona de fusilamientos de Alfacar para evitar que se construya, como ya ha sucedido. “En el pinar (donde se ha edificado el parque recreativo) puede haber fosas o no. Para proteger la zona tenemos que tener seguridad y hacerlo a petición de los familiares de las víctimas, como hicimos en la exhumación de Alfacar”, aseguró.

El paraje entre Víznar y Alfacar, la carretera en la que fueron asesinadas más de 2.000 personas entre las que se encontraba el poeta Federico García Lorca, no tiene protección alguna. Ni el Barranco de Víznar, ni la finca Las Colonias en la que pasaban su última noche quienes iban a ser fusilados, ni el Caracolar, ni tan siquiera el Parque de Alfacar donde se encuentran el olivo y el monolito. Nada es BIC, ni sitio histórico, ni cementerio…

Esta situación ha permitido la edificación en la zona. La alcaldesa de Alfacar, Fátima Gómez, reiteró ayer que tiene toda la documentación en regla y que cuenta con el visto bueno de la Junta de Andalucía para la construcción de una urbanización a pocos metros del parque y el olivo.

Al no haber sido nunca protegida esa zona, Alfacar no necesitaba ningún tipo de autorización por parte de la delegación de Cultura. Alfacar decidió urbanizar y la Junta no ha podido hacer nada. “Esa parcela es urbanizable y lo único que hay protegido en todo el paraje lo ha protegido el Ayuntamiento de Alfacar. Hemos decidido hacer un parque para el disfrute de los ciudadanos y la urbanización, que es completamente legal. Que vayan a los tribunales”, dijo ayer Gómez en referencia a quienes consideran las obras una profanación.

Técnicos de la Delegación de Cultura visitarán hoy la zona para ver si la acequia árabe de Aynadamar ha sido dañada. Es la única reacción posible porque la acequia sí es BIC. “Todas las casas están en regla con todos sus papeles. Esa parcela es una zona urbanizable”, sentenció la alcaldesa.

En 1998, sobre el antiguo campo de instrucción, entre el Caracolar y el Barranco de Víznar, comenzó la construcción de un campo de fútbol. Aquella actuación propició una fuerte protesta desde ámbitos culturales. Una carta de Isabel García Lorca al entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, logró la paralización de la obra. Parece que fue ayer. La zona se encuentra como el último día en el que entraron las excavadoras.

En septiembre de 2002, fue la Consejería de Cultura quien instó al Ayuntamiento de Víznar a paralizar las obras para la colocación de unas gradas sobre el lugar donde se cree que reposan los restos del poeta. Entonces, la Consejería pareció reflexionar y anunció que era conveniente proteger aquel paraje por el riesgo de “sufrir atentados urbanísticos y condiciones administrativas complejas por su condición de fosa de fusilados en la contienda civil”.

A comienzos de 2004, fue encargado a dos profesores de la UGR, María Isabel Cabrera y a José Castillo, un informe sobre la zona para ver si era propicia su incoación como Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico. El 4 de noviembre de 2004, como explica el propio Castillo, esa propuesta fue remitida a la Dirección General de Bienes Culturales, que negó la protección por discrepancias con la argumentación. “Argumentamos que era un lugar histórico. Por un lado porque allí había sido asesinado alguien como Federico García Lorca, que es un personaje histórico de primer nivel y un símbolo. Por otro lado, explicamos que había serios riesgos de que se urbanizara sobre miles de fosas. Además, era una oportunidad inmejorable para que el símbolo universal que era el poeta sirviera para dar luz a los miles de seres humanos sin rostro que hay allí enterrados. Aquello durmió el sueño de los justos y no hemos sabido nada más, salvo que nada está protegido, eso es evidente. A los pocos meses se quería urbanizar sobre la finca de Las Colonias. La Junta de Andalucía compró aquella finca pero siguió sin proteger todo el paraje”, concluyó Castillo.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Gobierno/niega/pueda/proteger/zonas/fusilamientos/Alfacar/elpepiespand/20100728elpand_2/Tes?print=1