Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Videos de Memoria Histórica

El pleno de A Pobra do Brollón (Lugo) condena el franquismo y abre un registro de víctimas

La Voz de Galicia, 11/7/2010 | 12 julio 2010

La iniciativa fue propuesta por el secretario municipal, cuyo abuelo concejal fue fusilado por los golpistas

 

 

    Carlos Cortés. monforte/la voz.

«Non pretendemos abrir feridas, queremos poder pechar tumbas». Con este argumento se dirigió Rafael Castillo a la corporación municipal de A Pobra do Brollón en el pleno que se celebró el viernes por la noche. Castillo es el secretario municipal de ese Ayuntamiento, pero no intervino como funcionario, sino como vecino y como nieto de Antonio Reboiro Rodríguez, concejal durante la Segunda República, detenido por los militares golpistas en 1936 y posteriormente fusilado. A propuesta de Rafael Castillo, el pleno aprobó una declaración que incluye la condena del franquismo, la apertura de un registro de víctimas y la organización de un homenaje a todos los represaliados por la dictadura que fuesen de A Pobra o tuviesen alguna relación con el municipio.

El secretario municipal pudo defender su propuesta gracias al reglamento municipal de participación ciudadana, que permite la intervención de cualquier vecino en el pleno previa autorización de la alcaldía. Su iniciativa salió adelante con los votos a favor de los concejales del BNG y el PSOE. Los del Partido Popular se abstuvieron.

Diez muertes más

En su discurso, el secretario municipal recordó la figura de su abuelo, pero insistió en que no hablaba solo en su nombre, sino también en el de los otros diez vecinos que fueron asesinados tras el golpe militar de 1936 y en el de los alrededor de cuarenta que fueron detenidos y encarcelados. Rafael Castillo citó solo los nombres de los fallecidos: Dositeo Casanova Álvarez, José Casas Martínez, José López Centeno, Carmen Maceda Macía, Laureano López Arango, Amador Rodríguez Guerra, Joaquín da Silva Ferreiro, Juan Abramo Dios, Odilo Rodríguez y Rogelio Rodríguez Fernández.

El abuelo de Rafael Castillo llegó a ejercer como alcalde accidental en varias ocasiones antes de la guerra, en momentos en los que el alcalde titular estaba enfermo. Detenido tras el triunfo del golpe en Galicia, fue sometido a un juicio militar en Lugo y condenado a muerte, entre otras cosas «intento de asalto al cuartel de la Guardia Civil», «requisar armas», «establecer guardias rojas armadas en los caminos» y «constituir un comité de guerra para oponerse al poder legítimo». Su mujer murió en 1996 con 103 años. Hacía 58 que habían fusilado a su esposo y, según contó Rafael Castillo en el pleno, «nunca puido levar unhas flores ao seu home nin tivo unha tumba ante a que chorar ou rezar».

La propuesta aprobada el viernes por la corporación de A Pobra do Brollón incluye -además de la condena del franquismo, la apertura del registro de víctimas y la organización de un homenaje- una petición al alcalde, José Luis Maceda, para que reclame al Ministerio de Justicia la declaración de reparación y reconocimiento persoal de las víctimas, de acuerdo a lo establecido por la ley de memoria histórica aprobada en el 2007.

http://www.lavozdegalicia.es/lemos/2010/07/11/0003_8604148.htm