Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

“Les dijeron que habían enterrado a la niña en una caja de zapatos”

Nueva Tribuna, 08/07/2010 | 9 julio 2010

Un posible caso más de los niños robados del franquismo que han empezado a salir a la luz tras muchos años de permanecer en el olvido

 

NUEVATRIBUNA.ES 08.07.2010

Noemí Soria no alcanza a desvelar el enigma. Lo que rodea a la desaparición de su hermana es todo un misterio, un posible caso más de los niños robados del franquismo que han empezado a salir a la luz tras muchos años de permanecer en el olvido

Sean o no ciertas las sospechas de las familias, si algo queda claro de su testimonio es la fotografía de una España negra, la España franquista en la que resultaba habitual enterrar a bebés fallecidos al poco de nacer sin avisar previamente a sus padres que recibían la noticia después de haberse producido la supuesta sepultura. Por supuesto los gastos corrían a cuenta de la familia que sin embargo se le privaba de celebrar un sepelio.

Parece increíble pero es cierto. A este periódico siguen llegando posibles casos de los ‘niños robados del franquismo’, casos que han empezado a salir a la luz y que han animado a muchas de esas familias ha hacer público un turbio asunto que han mantenido en secreto durante años por temor a ser considerados como locos.

Eso debieron de pensar los padres de Noemí Soria Diego, que han tardado cuarenta años en reaccionar pese a tener la certeza de que su primera hija había sido robada. Fue su madre quien acudió a los medios de comunicación para denunciar el caso. Las sospechas del matrimonio siempre se habían ocultado al resto de los hijos, un total de seis, pero al comprobar que algunos casos empezaban a salir a luz, la madre, Pilar Diego Ballesteros, contactó con Cristina Díez, otra de las personas que ha contado su escalofriante historia a nuevatribuna.es y a partir de la cual la Fiscalía de Algeciras, en Cádiz, decidió abrir una investigación.

Es Noemí la que nos relata los hechos.

La primogénita de Pilar Diego Ballesteros nació en 1971. Ahora contaría 39 años. Sus padres la vieron viva, la tuvieron en brazos. Fue una niña grande con el pelo moreno. El matrimonio vivía en Vitoria donde compartían casa con otra pareja. Un día después del parto, en la clínica Arana, les comunicaron que su hija había fallecido pero nunca supieron la causa de la muerte. Ni certificado de defunción ni certificado de entierro. “Les dijeron que había sido enterrada en una caja de zapatos” en una fosa común del cementerio y les pidieron 800 pesetas para pagar los costes del entierro al que sus padres no pudieron acudir. En el barrio donde vivía el matrimonio siempre circuló un extraño rumor. La pareja con la que los padres de Noemí compartían piso tenía una cuñada que se había quedado viuda. Se llamaba Pilar Alonso y de la noche a la mañana les comentaron que se había quedado embarazada y que no podía salir de casa. Tuvo una niña.

“La familia con la que vivía me había advertido en más de una ocasión que me quitarían al bebé cuando naciera. Yo me lo tomaba a broma pero, con el tiempo, comencé a sospechar. Ellos tenían una cuñada que estaba viuda, era mayor y no podía tener hijos. Y, de la noche a la mañana, me comentaron que estaba embarazada y que no podía salir de casa. Algo, además, que me desmintieron otras personas”, contó Pilar Diego Ballesteros al digital noticiasdenavarra.com.

A Noemí, el relato de su madre, le produce muchas incógnitas. ¿Por qué, si sospecharon desde el primer momento no hicieron nada? “Yo no espero cuarenta años para buscarla”, dice, aunque entiende que en aquellos tiempos “todo el mundo se callaba”. Ahora es ella la que ha tomado la iniciativa para intentar encontrar a su hermana mayor. La única pista que tiene es el nombre de Pilar Alonso, la mujer que supuestamente se quedó con la pequeña y que ahora podría vivir en Extremadura. Pero como pasa en todos estos casos, la familia no tiene medios para llevar a cabo la búsqueda tan sólo denunciar el caso en los medios. Los padres de Noemí no pierden la esperanza, están convencidos de que su hija está viva, que no murió, que se la robaron.

http://www.nuevatribuna.es/noticia/37186/SOCIEDAD/les-dijeron-hab%C3%ADan-enterrado-ni%C3%B1a-caja-zapatos.html