Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Reseña de “A la intemperie. Exilio y cultura en España”

José Miguel G. Soriano. El Imparcial, | 13 julio 2010

De Jordi Gracia

 

Anagrama. Barcelona, 2010. 256 páginas. 16,50 €

La historia española ha sido rica en experiencias de expulsión y destierro. En época moderna y contemporánea, muchos hombres y mujeres se vieron abocados a abandonar España para establecerse, temporal o definitivamente, en otro país. A la intemperie, de Jordi Gracia, analiza las relaciones, espacios, formas de vida que desarrollaron, tras finalizar la Guerra Civil de 1939, los intelectuales y artistas expatriados y aquellos otros que, vencidos, permanecieron en España para vivir un exilio interior que Luis Antonio de Villena y Juan Cruz han definido como “huida en el silencio” o “cárcel abierta cuyos barrotes eran el silencio”.

No hubo un solo modo de afrontar la derrota en el suelo patrio, pero tampoco hubo un solo modo de ser exiliado ni una sola tipología moral y vital del exiliado. Partiendo de esta premisa, Jordi Gracia reconstruye una historia intelectual de aquella expatriación, principalmente atenta a la dialéctica entre el interior y el exilio, que viene a fragmentar la monolítica —y recurrente— concepción de una resistencia heroica fundada en la solidaridad política o la utopía revolucionaria, hasta lograr un ensayo “fluyente y calculado”, en palabras de José-Carlos Mainer, al que “…oímos respirar, buscar, moverse inquieto —como su autor— entre el espigueo de las citas espléndidas y la comezón de definir con brillantez”.

Desde dentro, a través de un importante caudal de epistolarios y testimonios ya clásicos de los desterrados, se recuerdan los casos de quienes sucumbieron al sentimiento de pérdida en el exilio (como Eugenio Ímaz o Rosa Chacel), los regresos “inciertos” y tempranos (Ortega y Gasset, Carles Riba…), las adaptaciones felices y fecundas (Salinas, Adolfo Salazar, Buñuel, Ferrater Mora), otras más dificultosas (Alberti, Max Aub, Juan Ramón Jiménez), los que fueron, desde España, abnegados albaceas del exilio (Rafael Lapesa, Dámaso Alonso) y sus principales publicaciones y revistas. No pretende la obra agotar materia tan extensa y, quizá, el lector podrá echar en falta algunos nombres, pero la multiplicidad de perspectivas mostradas permite alcanzar, sin duda, una mirada lo suficientemente global.

La heterogeneidad biográfica de los exiliados no impide, sin embargo, establecer unas fases comunes a todos ellos. Destaca como crucial A la intemperie el movimiento que, en los cincuenta, atrajo al exilio hacia dentro de España para apoyar “los trasvases intelectuales que reintegrasen lo de dentro y lo de fuera para acabar siendo lo mismo: cultura española”. Entre los compromisos de la resistencia estuvo rehabilitar el exilio y forzar las posiciones del régimen más allá de la tolerancia calculada o permisividad simbólica, y ya sus obras comenzaron a editarse en los últimos años del franquismo. El papel secundario vivido después por los desterrados durante la transición política española dará paso, en los tiempos actuales, a su reaparición “como una pieza más del imaginario mítico de los nietos de la guerra”; rescate humano idealizado que, pese a los indudables intereses políticos que subyacen, es el mejor síntoma posible, según el autor, de un país que, dentro de una democracia consolidada, no alcanza hoy a vivir tiempos de épica ni de guerra.

Por José Miguel G. Soriano

http://www.elimparcial.es/libros/jordi-gracia-a-la-intemperie-exilio-y-cultura-en-espaa-67365.html