Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Adiós a la otra ´pasionaria´

La Voz de Asturias, 21/08/2010 | 22 agosto 2010

Muere a los 98 años la legendaria socialista y republicana, Angela Luzdivina García, que participó en la Revolución del 34 y en la Guerra Civil

 

AITANA CASTAÑO

Angela Luzdivina tenía seis años cuando recibió un beso en la frente y dos perrines del dirigente socialista Pablo Iglesias, que visitaba Langreo para inaugurar la Casa del Pueblo. Jamás gastó el dinero. El tiempo tampoco fue capaz de consumir la fuerza de sus ideales republicanos y socialistas. “A mi sólo me vence una bala”, solía decir. Al final no hubo balas pero si muchos años encima, hasta 98. Ayer murió La Capricha .

Angela Luzdivina García Fernández nació en la aldea de LIAlcargu (San Martín del Rey Aurelio) en 1911. Era aún una niña cuando comenzó a trabajar para ayudar a la economía familiar, primero como asistenta, después de minera o en un matadero. No fue a la escuela hasta que pudo asistir por las noches a las clases de Juventudes Socialistas. La entrada en la política también fue cosa de familia. Sus padres, y algunos de sus hermanos estuvieron presos por sus ideales de izquierdas, también La Capricha sufrió en sus propias carnes la cárcel y las torturas que le forjaron un carácter duro e inquebrantable.

Gelina, como la llamaban de joven, participó en la Revolución de Octubre del 34 y en la Guerra Civil, en el frente republicano, durante dos años. Al acabar la contienda pasó al monte como maquis haciendo labores de enlace y suministros. El grupo de Facebook Rojos sin Fronteras recoge imágenes y testimonios de aquella época. “Yo quedé como enlace de los guerrilleros. Luisa La Valliquina, la que tenía el matadero, ayudaba a los del monte con tabaco, carne. Tenía a dos sobrinos que eran guerrilleros, Juan y Belarmo Camblor, que eran de Barredos. Entonces yo me metí a trabajar en el matadero de Luisa, y llegaban allí los guardias civiles y le decían:Luisa, prepara unos bocadillos que tenemos que ir a dar una batida. Y decía ella. Qué coño!, batida otra vez, dónde vais ahora?. Y le respondían. Hoy toca pa La Güeria o Cabañesnueves. Luisa corría entonces pal matadero y me decía: Gelina!, arrea y vete a avisar a los de aquella parte que van dar una batida. Así salvé muchas vidas”, explica en uno de esos recuerdos..

Su memoria también fue homenajeada en el año 2003. Entonces, en representación del colectivo de ex presos y represaliados políticos, recibió, junto con Manuel García González (Otones ), Marcelo García Suárez y Ana Sirgo Suárez, la Medalla de Asturias en su categoría de plata, concedida por el Consejo de Gobierno del Principado. Ayer, la consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad, María José Ramos Rubiera –hija de Argentina Rubiera, otra mujer langreana represaliada– fue la encargada de mostrar las condolencias en nombre del ejecutivo autonómico, por el fallecimiento de La Capricha : “Una mujer que se ha caracterizado por su valentía y coraje frente a las injusticias, así como por luchar sin desaliento por una sociedad más libre y justa”, apuntó Ramos.

La capilla ardiente de Angela Luzdivina García Fernández quedó instalada en la sala 10 del Tanatorio de Cabuñes, en Gijón. La Capricha deja un hijo, José Rosalino García Fernández.

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=567607