Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

En Toledo ya no quedan placas franquistas

El Plural, | 21 agosto 2010

El PP guarda silencio, tras votar a favor del mantenimiento de los signos golpistas

 

CARLOS ISERTE

El Ayuntamiento de Toledo, que preside el socialista Emiliano García-Page, ha retirado las tres placas dedicadas a los generales golpistas Moscardó, García Valiño y José Enrique Varela, además de la perteneciente al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, que convertían a esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad, en uno de los espacios urbanos de España con más calles dedicadas a los golpistas que se alzaron en armas contra el Gobierno legítimo de 1936.

Si no deja de ser curioso, o cuando menos sorprendente, que el equipo de gobierno socialista haya tardado seis meses en hacer cumplir el mandato del pleno que aprobó la retirada de las placas franquistas a propuesta de IU, no menos cierto es que el Partido Popular, que cuenta con doce concejales en el Ayuntamiento de Toledo y que preside Arturo García-Tizón, auténtico número dos de María de los Dolores de Cospedal, votó a favor del mantenimiento de estas chapas marmóreas, distinciones y nombres de calles que recordaban constantemente a Toledo el triste récord de ser la única ciudad gobernada por la izquierda que todavía mantenía viva la memoria de los golpistas.

Cambio de nombres de calles

No es de extrañar, entonces, la satisfacción de los dos concejales de IU, que gobiernan en coalición con los 11 del PSOE, que tuvo que emplearse a fondo para obligar a sus socios a cumplir con lo acordado por el pleno. Por eso, los ediles de izquierdas piden al alcalde que proceda ya al cambio de los nombres de las calles General Moscardó y Alféreces Provisionales, por las originarias de Cuesta de los Capuchinos y Calle de la Paz, respectivamente.

El alcalde pide prudencia

Por su parte, el alcalde socialista, Emiliano García-Page, recuerda que la retirada de las placas y los cambios en el callejero son cosas distintas, ya que “hay que hacerlos con la intención de trastornar lo menos posible a los vecinos”. Para el primer edil, la sustitución de nombres implicará cambios en las domiciliaciones bancarias y postales, “y eso es un trastorno para los ciudadanos”, ha dicho, ante el asombro de sus socios y de muchos de sus concejales, que sí entienden la necesidad legal de ese cambio atendiendo a la Ley de la Memoria Histórica, “y porque nosotros somos socialistas y no podemos mantener nombres franquistas en nuestras calles”, señaló a El Plural un concejal del PSOE.

El “aguilucho” de la Academia de Infantería se salva

Sin embargo, otro concejal socialista no entiende por qué la “ministra Chacón indulta al aguilucho de la Academia y a nosotros nos obligan a cambiar el nombre de las calles”. El “aguilucho” que menciona el edil no es otra cosa que una vidriera que preside el salón de gala y que frecuentemente cruza el Rey Don Juan Carlos o el propio presidente del Gobierno cuando visitan este emblemático edificio del Ejército de Tierra, ubicado en el Valle de Toledo.

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=49833