Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Otra familia de Arcos se suma a las denuncias de niños desaparecidos en el Puerta del Mar

La Voz Digital, 05.08.10 | 8 agosto 2010

La Fiscalía de Cádiz investiga ya seis casos del hospital gaditano para esclarecer si hay indicios de delito

 

M. D. GARCÍA | CÁDIZ.

La Fiscalía de Cádiz recibió ayer una nueva denuncia de una familia de la provincia, concretamente de Arcos, que sospecha que pudo ser víctima de la desaparición de su bebé, dado por muerto a las pocas horas de nacer en el hospital Puerta del Mar de Cádiz.

Con esta, son ya seis las denuncias en el mismo sentido que ha recibido la sección de la Fiscalía de Cádiz en apenas un mes: la primera, de una familia de Vejer, y las siguientes de Chiclana, dos de San Fernando y otras dos de Arcos. Aunque el mayor volumen de casos que han salido a la luz las investiga la Fiscalía de Algeciras, a la que ha llegado una veintena de denuncias por misteriosas desapariciones en el hospital de La Línea.

El caso de María Jesús Girón y de su marido -el matrimonio arcense que presentó ayer la última denuncia-, es uno de los más recientes de los que se han presentado hasta ahora, ya que en lugar de remontarse a las décadas de los 60 y 70, hace referencia a un nacimiento de 1985 -en concreto, del 8 de noviembre de 1985-. Aquel año, el hospital gaditano cumplía una década bajo el nombre de Puerta del Mar y María Jesús daba a luz su segundo hijo.

Dudas durante 25 años

Pero aquel bebé no sobrevivió. «A la hora y media de nacer dijeron que había muerto, y que sería mejor que no lo viésemos, porque tenía malformaciones», explica María Jesús, que a pesar de haber esperado tanto tiempo, reconoce que ha guardado sus «dudas desde hace 25 años». «Siempre he sospechado -afirma-, veía cosas muy raras» desde el principio. Para empezar, según ella, «lo lógico tras una cesárea es que hubiera subido un médico para hablar conmigo, pero no vino nadie».

Con su marido, los médicos también hablaron «poco», «le contaron que el niño estaba mal, y después, que estaba muerto». Nada más. Ninguna explicación siquiera de las causas del fallecimiento. «Tras dos días de mucha llantera, mi marido fue a que le enseñaran el bebé, porque no estábamos conformes, y un celador lo llevó a una sala con niños muertos. Le enseñaron uno y dijeron que era nuestro, pero no le quitaron las vendas», recuerda Girón, que aún le da vueltas a lo que le recomendó una enfermera: «Dijo que teníamos derecho a que nos mostrasen el cadáver, porque cualquiera sabía lo que podían haber envuelto».

Tras aquello, hubo otros detalles que a María Jesús le resultaron extraños: «Pedí la carta de alta del niño (con su peso, su tamaño, etcétera), pero aún estoy esperando; notamos que se resistían a darnos el certificado de defunción», un documento que entregó a la funeraria y ahora trata de recuperar para la denuncia. También busca un certificado de que su hijo no recibió el «agua de socorro», o bautizo para bebés moribundos. «Lo único que tengo es un folio donde un médico anotó lo que el niño traía: una hernia y la falta de miembros», explica María Jesús, que cree recordar que el acta de defunción hablaba de «parada respiratoria». Ahora ella y su marido intentan que se aclaren todas estas extrañas circunstancias.

 

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20100805/ciudadanos/otra-familia-arcos-suma-20100805.html