Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

«En la fosa común, pienso que todos son mi abuelo y mi tío»

La Rioja.com,30.08.10 | 1 septiembre 2010

Javier Bartolomé, Nieto y sobrino de fusilados

 

 

El paso de años y generaciones no ha podido borrar uno de los puntos más negros de la historia contemporánea española: la represión y asesinato de miles de personas lejos de las trincheras. En La Rioja, más de 2.000 ‘rebeldes’, según la terminología del régimen de Franco, fueron asesinados en cunetas, tapias de cementerios y lugares de difícil acceso. Algunos, incluso, fueron llevados fuera de la comunidad en el último ‘paseo’. Miembros de la UGT y la CNT de Castañares, Grañón, Tormantos o Santo Domingo murieron en La Pedraja entre julio y noviembre del 36. Ahora, familiares como Javier Bartolomé, que perdió a su abuelo y a un tío, esperan poder velar sus restos «sin venganzas, pero sin olvido».

– ¿Por qué murieron su abuelo y su tío?

– No había ninguna acusación. Lo único es que ellos estaban implicados en la UGT. Por ejemplo, habían organizado turnos de peonadas para que nunca fuesen las mismas personas las que hiciesen espigones en el río Oja y cosas así, de trabajadores. Pero nunca hicieron nada ni hubo juicio.

– ¿Cuando los asesinaron?

– El día de San Roque, 16 de agosto, les buscaron en casa y, como no estaban, se presentaron en el Ayuntamiento y donde los retuvieron una noche. El día 17, según tenemos oído, los trasladaron al puesto de la Guardia Civil de Casalarreina junto a otros nueve del pueblo, donde les interrogaron y les dieron una paliza tremenda. Después les llevaron a Tirgo y pidieron al cura que los confesara. Llevaban un chaval de 19 años y el cura les exigió que lo soltasen porque era muy joven. Los falangistas se negaron y los llevaron a La Pedraja.

– ¿Tiene ahora alguna ilusión de enterrar los restos?

– Es tan difícil que salgan los cuerpos bien que te tienes que hacer a la idea de que lo que se exhume, sea lo que sea, son los restos de tus familiares. Y eso es lo que yo pienso. Ahí, en la fosa, veo a mi abuelo y a mi tío, me da igual quiénes sean. Todos son mi abuelo y mi tío. Lo que ahora queremos los familiares es que se les sepulte, pero también que se estudie la historia para que no se repita, observar lo que ocurrió. Si no ves los huesos, parece que no pasó nada. No tenemos afán de venganza. Por ejemplo, en Castañares todos sabían quiénes habían entregado las sogas, quiénes habían delatado a los muertos… Y han convivido después, al igual que antes. Pero hay gente que no olvida.

http://www.larioja.com/v/20100830/rioja-region/fosa-comun-pienso-todos-20100830.html