Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

El Partido Popular y el franquismo

Manuel Gracia. Diario de Sevilla, | 25 septiembre 2010

La cuestión es si un partido político democrático como el PP puede permanecer impasible y no condenar a quienes hacen apología de un golpe de Estado

 

LA reciente decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía de establecer una reparación a las mujeres que fueron vejadas por la represión franquista ha merecido una cadena de reacciones desaforadas y descalificatorias de distintos responsables del PP en España y en Andalucía, entre las que destaca la de un tal Granados, que califica la medida de “vomitiva”. Algún otro, como Javier Arenas, lo que viene a decir es que ése no es un tema conveniente, porque divide a los españoles.

¿Qué le pasa al Partido Popular con la Guerra Civil y la dictadura de Franco? ¿Por qué se pone de los nervios el PP cada vez que se adopta alguna medida para recordar, recuperar o restaurar la memoria y la dignidad de quienes sufrieron las consecuencias de aquella ilegal, injusta e innecesaria rebelión militar que culminó en la contienda fratricida más cruenta y dolorosa de nuestra historia? Son éstas preguntas que conviene hacerse, y sobre las que el propio PP debería manifestar interés en responder, por su propio bien, y por limpieza democrática.

Es sorprendente e inexplicable que un partido democrático, defensor de la Constitución y de los derechos humanos, a estas alturas de nuestra historia, siga teniendo una especie de fijación obsesiva que le hace manifestar su radical desacuerdo con todo lo que suene a “memoria histórica”. Es como si algo muy profundo, casi genético, le impidiera romper amarras de una vez con eso que se llamó el franquismo. Por eso es imprescindible que el Partido Popular aclare algunas cuestiones y se posicione con claridad.

¿Está de acuerdo el PP con quienes afirman que la Guerra Civil fue necesaria? ¿Considera el PP que la persecución y represión de quienes defendieron la legalidad de la República fue legítima e inevitable? ¿Coincide el PP con quienes aún hoy dicen que con Franco vivíamos mejor? Quienes afirman tales cosas no son solamente los restos de aquello que se denominó “franquismo sociológico”; me estoy refiriendo también a esos jóvenes que llaman rojos a quienes se declaran de izquierdas, que saludan con el brazo en alto y gritan ¡Arriba España! a la menor oportunidad, a esos ciudadanos que leen y escuchan con fruición y rencor indisimulado a la corte de pseudohistoriadores que inundan nuestras librerías y utilizan las tertulias de radio o televisión para envenenar las conciencias ciudadanas y propiciar un clima social cainita.

Ya sé que alguien podrá decir que se trata del ejercicio de la libertad de expresión, pero la cuestión no es ésa: la cuestión es si un partido político democrático como el PP puede permanecer impasible y no condenar a quienes hacen apología de un golpe de Estado, a quienes alaban y justifican la persecución y muerte de miles de personas por sus ideas, a quienes fomentan el odio y el rencor entre la ciudadanía.

Para mí la conclusión es muy clara: el Partido Popular está obligado a desmarcarse del franquismo de forma inequívoca, porque, si no lo hace, alguien podrá pensar que ese residuo franquista, ese clima cainita le beneficia, es decir, que son de los suyos.

http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/797163/partido/popular/y/franquismo.html